La edición que conmemora los veinte años de vida del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria recupera los homenajes a figuras que no solo son referentes actuales en cine, sino que, en un ejercicio de coherencia, han sido fundamentales en la historia de la cita cinematográfica.

Así, el Festival hará público su reconocimiento y respeto hacia el cineasta iraní Asghar Farhadi, ganador de dos Oscar que, antes de convertirse en uno de los cineastas más reputados del mundo, obtuviera la Lady Harimaguada de Oro en 2007 por Fireworks Wednesday. También recibirán el Premio de Honor los los realizadores españoles Isaki Lacuesta y Víctor Moreno, voces imprescindibles del “otro” cine español que, desde sus primeros largos, La leyenda del tiempo y Holidays, respectivamente, han mantenido una conexión permanente con la cita grancanaria. De otro lado, una vigésima edición no podía dejar pasar la oportunidad de agradecer públicamente la persistencia, tenacidad y visión de futuro del que fue su primer impulsor y director, el crítico de cine Claudio Utrera que, en 2000, puso la primera piedra de una cita que en pocos años se hizo con un hueco en el mapa de festivales, a través de una línea de programación, por aquellos años poco explorada en España, basada en la selección de títulos innovadores, autores desconocidos para el gran público, y trabajos levantados a los márgenes de la industria, en la mayor parte de los casos.

Esa apuesta sigue siendo la piedra de toque de este Festival que también rendirá tributo a una cineasta, guionista y actriz consagrada internacionalmente, Julie Delpy, a la que se homenajeará a través de la exhibición de una breve retrospectiva.