Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artista cubano que interpreta ‘Patria y vida’

Descemer Bueno: “La raza negra no es nada en Cuba, pero se ha convertido en música”

Descemer Bueno

Descemer Bueno

Los artistas cubanos Descemer Bueno, Yotuel Romero, Gente de Zona, y los raperos Maykel Osorbo y El Funky han lanzado en Youtube el tema ‘Patria y vida’, una manera de darle la vuelta al lema castrista “patria o muerte”. Tiene 3,3 millones de visualizaciones y, en él, denuncian la falta de libertad en la isla, algo que no ha gustado al presidente Miguel Díaz-Canel, que ha intentado contrarrestar el mensaje de la canción, que se ha hecho viral. Bueno, ganador de tres Grammys Latinos por ‘Bailando’, asegura que lo que buscan con esta canción es que la comunidad internacional conozca la “Cuba real” y que “el pueblo se levante”. 

¿Por qué hacen ‘Patria y vida’ y por qué ahora?

El proceso fue muy espontáneo, porque es una canción que venía con un estribillo diferente. Tenía un estribillo con una letra de Silvio Rodríguez, que se llama Balada, decidimos cambiarla y, finalmente, quitar la parte de Silvio porque había como un pleito con él y nació Patria y vida, que era una de las partes que se cantaban en la canción. Entonces, le dije a Yotuel que creía que iba a ser una consigna que se quedaría para toda la vida. Era muy importante revertir el antiguo y fatal “patria o muerte” para convertirlo en un lema de esperanza, en una canción de esperanza. Con ella le pedimos al Gobierno que nos deje como pueblo, artistas, como cantantes, poder participar en el presente de Cuba, más allá de que pensemos de una manera diferente, que eso es algo que pasa en cualquier parte del mundo. Hay gente que piensa diferente y que confluye como sociedad civil.

¿Por qué grabaron el videoclip en un día y casi en secreto?

Nosotros lo hicimos así, porque con el coronavirus se hace complicado salir a filmar afuera, contar con el tiempo de cuatro artistas... Lo hicimos en un lugar en el que teníamos mucho cuidado, donde solo estábamos nosotros. En Cuba, los otros dos chicos, Maykel Osorbo y El Funky tuvieron muchos problemas para grabar porque están totalmente asediados y vigilados. Han tenido que pasar mucho trabajo para grabar el videoclip.

Incluso los detuvieron tras la publicación del tema, ¿no?

Los detienen constantemente, casi todos los días.

Actualmente, la canción está vetada en Cuba...

Intentaron incluso hackear nuestras redes, pero sin éxito. En Cuba la canción trascendió mucho más de lo que podían imaginar. Ha sido consigna y lo seguirá siendo.

¿Cómo se viraliza un tema en una isla en la que el acceso a internet es limitado y vetado?

En Cuba el acceso a internet es el más caro del mundo, venden los megas carísimos y están muy controlados, incluso hicieron una canción como respuesta o como consecuencia de nuestro Patria y vida. Es una canción comunista. Es que ellos desvían muchos fondos a través de los servicios de internet y telefónicos. Yo creo que les interesa más el dinero que parar algo.

En la canción denuncian la situación actual en Cuba, pero ¿cómo es el día a día en la isla?

Es una denuncia de la situación actual. Está tan tergiversado todo lo que viene de Cuba, de la gente que va de turismo... No es la realidad de Cuba.

¿Cómo es esa Cuba que ustedes ven y de la que hablan?

Es una Cuba a la que artistas como nosotros ya no pueden ir, no podemos ir a presentarnos en la radio ni en las televisiones, porque no compartimos la visión comunista ni la oficialista, se nos corta el acceso. Por ello hacemos un llamamiento a la comunidad internacional, porque eso es inhumano, es una falta de respeto a los derechos de los seres humanos y de los artistas. Tienen el poder, nunca ha existido una dictadura que haya manipulado tanto a la opinión pública internacional.

¿Y en el día a día?

Ahora mismo no puedes encontrar medicinas. No hay nada, a esto se le suma que no hay zumos, no hay comida, hay muchas colas, estamos en pandemia y la gestión está siendo absurdamente mala. Si tienes que ir a Cuba por una urgencia, tienes que estar una semana en el hotel al que ellos decidan enviarte y pagar 1.500 dólares. Es un robo y una estafa total y siguen engañando al mundo. Antes tenían la ventaja de que nosotros, los artistas, que somos los que más cercanos siempre hemos estado del pueblo, en la diáspora, hemos estado callados, y la gran mayoría sigue callada, lo que pasa es que nosotros hemos tenido acceso al mundo internacional, a los premios... Los que hemos recibido la atención de las discográficas hemos tenido el valor de poner en riesgo lo que teníamos en Cuba. Para un artista no hay nada más importante que su público y su familia. Yo, a mi madre, que tiene alzhéimer, no la podré volver a ver. Es importantísimo que se siga sabiendo qué pasa en Cuba. Yo estoy pidiendo que me amparen todo tipo de organizaciones de amnistía internacional para que entiendan lo que pasa con los presos políticos en Cuba, que están recibiendo un trato nefasto, también qué pasa con los opositores al régimen. Esta canción es un SOS para el mundo entero. No queremos más muertes.

¿Qué consecuencias les puede traer en Cuba?

Si yo alcanzo a tener la atención de la opinión pública internacional y de las personas que aquí se ocupan de luchar contra la dictadura, podría pararme tranquilamente enfrente de cada consulado que Cuba tiene en el mundo para explicarles qué está pasando y que los cubanos que viven en esas ciudades hablen conmigo. La comunidad internacional va a tener constancia de nuestra voz.

¿Se plantea seguir haciendo este tipo de temas?

Para nada, a mí la gente me dice: “Ahora te vas a dedicar a la política, ¿y las canciones dónde están?” Desde que empezó el año he hecho veinte canciones. No son de política, pero, a partir de Patria y vida, sí que se ha abierto un nuevo capítulo y creo que deberíamos seguir molestando a este sistema y llamando la atención de la comunidad internacional. Y es lo que haré.

¿Qué les gustaría que generase esta canción?

Un debate. Tiene que haberlo en algún momento y esta canción está abriendo esa puerta. Queremos llamar la atención del pueblo, para que el pueblo se levante. La Cuba real es gente sin luz y sin comida en casa, los precios altísimos...

En la canción hablan de cumplir sueños, ¿se están quedando muchos sueños atrás en Cuba?

Son 62 años de dictadura. Imagínate si Franco hubiese durado 62 años. Murió Fidel, pasó el poder a su hermano y de su hermano a Díaz-Canel, pero son los hijos y nietos de Fidel y Raúl los que dirigen el país y los que hacen lo que quieren, tienen los hoteles, la telefonía, La Habana Vieja...

¿Siempre pensó así o esta posición es fruto de haber salido de la isla y del éxito en su carrera?

Desde que tengo veinte años salí fuera y viví otras realidades, vi cosas muy feas en el mundo, vi lugares muy pobres, estaba muy concentrado en lo que quería lograr y, si no lo hubiese hecho, no hubiese tenido un público como el que tuve. Se me criticaba mucho por haber ido a cantar a Cuba y si no hubiese ido, no hubiese podido reunir 150.000 personas en algunos de los conciertos y no me podría haber convertido en un ente de cambio y de opinión para mi juventud, para mis mayores y para mi Cuba. Para todo en la vida llega el momento, para mí el momento llegó ahora. Hemos visto cómo en Cuba tenían esclavos y les dieron la oportunidad de darles la libertad para luchar por la libertad y la independencia de Cuba y eso abolió la esclavitud, convirtió a los negros en generales y eso nos hizo una Cuba libre. Desgraciadamente, esa misma Cuba, cuando fue libre, exterminó a los generales negros en una guerra masiva y ya nunca jamás se ha vuelto a contar con nuestra raza. Murieron en el campo de batalla emboscados y engañados todos los generales que podían decidir o ayudar a decidir racialmente en nuestro país. Ahora la raza negra ya no somos nada. Gracias a Dios esa nada se convirtió en música y en algo más grande de lo que nosotros nos podríamos imaginar.

Compartir el artículo

stats