Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan José Valencia: “Ahora apenas hay crítica de arte profesional en Canarias”

Entrevista al coordinador de ‘Ateneo Crítico’

Juan José Valencia. | | MARÍA LAURA BENAVENTE

Juan José Valencia. | | MARÍA LAURA BENAVENTE

¿Cómo nace Ateneo Crítico?

Ateneo Crítico, editado por el Ateneo de La Laguna, nace con vocación de conformar una memoria crítica de exposiciones del periodo 2019-2020. Este era su punto de partida, pero progresivamente fue tornando forma una publicación que aúna a agentes culturales con interpretaciones críticas de asuntos diversos. Ateneo Crítico es, principalmente, un libro en el que escriben autores iniciados y no iniciados en el arte y en su crítica, un ejercicio de crítica, como la que hacen Alba González Fernández, José Otero, Daniel Barreto, Moneiba Lemes, Kumar Kishinchand López y Roberto Gil Hernández. Pero también es un espacio en el que se abordan experiencias estéticas con otros formatos de escritura, como hacen Fred Michiels, Cristina Maya, V. Latuff, Paola Fabres, Ramón Salas, Suset Sánchez, Pablo Estévez Hernández, Nia Pushkarova y Dennis Guerra, y en el que, igualmente, se critican modelos museológicos y del sistema arte en general, de lo que se ocupan, entre otros, Dani Curbelo, Guillermina Bustos y Jorge Sepúlveda, Diana Padrón y José Díaz Cuyás. Le ruego que me permita decir que esta publicación no sería posible sin la colaboración del Cabildo de Tenerife y Tgas El Médano. Y, así mismo, que ha estado al cuidado de Orbelinda Bermúdez Domínguez y que la ha diseñado María J. Requena Durán.

¿Es esta una publicación con vocación de continuidad?

Desde luego. Nuestro propósito es publicar un libro al año.

Pese a qué el edificio del Ateneo no puede utilizarse desde el incendio de 2019, la institución sigue teniendo actividad. ¿Háblenos de la que realiza desde entonces?

Desde la Sección de Arte del Ateneo, Abraham Riverón y yo hemos apostado por darle continuidad a las exposiciones aunque no dispongamos de momento de nuestra sala. Hemos organizado muestras de artistas canarios y foráneos y, con la implicación entusiasta del presidente del Ateneo, Claudio Marrero, hemos establecido acuerdos de colaboración con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna, fruto de la cual hemos programado varias exposiciones en el exconvento de Santo Domingo. También hemos organizado exposiciones en Gran Canaria, concretamente en la Casa Museo León y Castillo, lo que ha sido posible por la disposición y el interés de su director, Franck González. Recientemente, además, hemos llegado a un acuerdo con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna para hacer en 2022 exposiciones en su nueva sala. Por otro lado hemos impulsado proyectos online, como Arte en casa, para afrontar las dificultades que ha generado la pandemia e intentamos reactivar el Foro Ateneo Arte Cultura. Además, queremos recuperar este año propuestas que tuvimos que cancelar en su momento debido al incendio, desde residencias sobre territorio hasta opening studios y fanzines. La idea es deslocalizarnos un poco y dar cabida a propuestas que se encuentran en los márgenes. Aparte de esto, hay compañeros responsables de otras secciones del Ateneo que trabajan muy activamente, como Rafael-José Díaz y Sandra Santana, en la sección de Literatura y Teatro, y Samuel Aguilar, en la de Música.

¿Cómo solventan los problemas de distribución, a veces complicados en Canarias para las publicaciones institucionales? ¿Han distribuido comercialmente ‘Ateneo Crítico’?

Funcionamos distribuyéndolo puerta a puerta, es decir, ofreciendo el libro a librerías canarias y nacionales. En Tenerife se puede comprar en las librerías El-Paso, Islátika, El Águila, Lemus, en la Librería de Mujeres, y en la librería del TEA. También está disponible en el Equipo Para. En Gran Canaria está a la venta en Canaima, El Libro Técnico, la librería del CAAM y el Café d´Espacio. Así mismo, se puede solicitar bajo pedido al Ateneo de La Laguna escribiendo al email info@atenedelalaguna.com o llamando al teléfono: 629 629 548.. Por lo demás, se puede consultar ya en los centros de documentación de los principales centros de arte contemporáneo del Archipiélago.

¿Qué precio tiene?

Seis euros.

¿Cuáles son, en líneas generales, sus contenidos?

Es, principalmente, un expositor de comportamientos críticos con estilos textuales diversos. Algo en lo que se hace especial incidencia es en la devaluación de la crítica de arte en los periódicos y las revistas, así como en la difusión cada vez menor de la buena crítica. En Ateneo Crítico podemos leer, en una entrevista que le hago yo, la perspectiva y opiniones sobre la crítica de arte de Mariano de Santa Ana, un claro exponente en Canarias de lo que es un crítico.

Veo que también participan en esta publicación críticos de las más recientes generaciones, como Alba González, y que artistas como José Otero hablan de la autocrítica del arte. ¿Qué balance hace de la crítica en Canarias?

Actualmente apenas hay crítica profesional en Canarias. Ha habido paneles online que han sido y siguen siendo laboratorios de crítica, como la página Futuro público (http://futuropublico.net/), y existe un interés por la crítica de arte en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna. Es una cantera potencial: me viene a la cabeza la aparición reciente de Natalia Moreno. José Otero tuvo un delicioso blog donde volcaba un ideario crítico que fue referencia mucho tiempo. Alba González es una interlocutora que indaga en la crítica y es combativa con sus perspectivas y opiniones. Lo comentábamos el otro día, entre varios de nosotros: la crítica necesita de la posibilidad de un buen encaje. Me refiero a encajar los golpes y digerirlos.

¿Contemplan la posibilidad de realizar talleres u otro tipo de encuentros para incentivar la crítica?

No lo descartamos. Es fundamental encargar textos a personas para que hagan crítica de arte por primera vez.

En esta publicación también intervienen autores extranjeros como Guillermina Bustos, Jorge Sepúlveda, Paola Fabres, Dennis Guerra, Fred Michiels y Nia Pushkarova.

Todos ellos son autores consolidados con trayectorias sólidas. Hemos querido tener contribuciones de contextos diversos. No centrarnos solo en Canarias.

¿Puede hablarnos sobre el aporte de antropólogos jóvenes como Pablo Estévez y Roberto Gil-Hernández? Este último habla además de arte. Dedica su artículo a la pintura de Paco Sánchez.

Las perspectivas desde la antropología son indispensables para renovar el discurso del arte contemporáneo porque exponen situaciones de crisis cultural y revalorizan perspectivas no incluidas en la esfera de la alta cultura.

Compartir el artículo

stats