Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artes escénicas

El deseo en la tercera edad

La nueva compañía Atlante Cultura & Teatro, creada por Miguel Ángel Maciel y Griselda Ponce, debuta en el Teatro Guiniguada con el montaje ‘El sueño y la vigilia’

Un ensayo de la obra ‘El sueño y la vigilia’, protagonizada por Griselda Ponce y Miguel Ángel Maciel. | | LP/DLP

Un ensayo de la obra ‘El sueño y la vigilia’, protagonizada por Griselda Ponce y Miguel Ángel Maciel. | | LP/DLP

Uno de los principios del teatro estriba en formular preguntas sobre realidades en segunda fila, en la séptima o, incluso, en el anfiteatro, donde la representación se contempla a vista de pájaro desde las alturas. En esta última escena podrían agruparse las personas de la tercera edad, un colectivo social relegado con frecuencia a la cola y el olvido, tal como ha puesto de manifiesto con especial virulencia la crisis de la pandemia, pese a que no solo les corresponden las mejores butacas en el patio de la vida, sino también un espacio en el que mirarse y reconocerse en las programaciones culturales.

“Propongo que todo el ocio y la cultura se vuelque en ellos”, escribía estos días el novelista catalán Miqui Otero en una reflexión titulada La fiesta de la tercera edad. “Por una vez, que la diversión fuera exclusivamente suya; que el mundo fuera suyo, que para eso lo construyeron”. Y este es el argumento del espectáculo El sueño y la vigilia, que conforma el debut escénico de la compañía de nueva creación Atlante Cultura & Teatro, fundada en Gran Canaria el pasado febrero de 2020 por el empresario teatral, productor, actor y docente argentino Miguel Ángel Maciel, ex integrante de la compañía de teatro canaria La República, y la docente y actriz Griselda Ponce, concebida como un proyecto teatral que combina su propuesta artística con una vocación de compromiso social.

Bajo la dirección de la actriz y directora bonaerense Marina Wainer, El sueño y la vigilia sube el telón el próximo 9 de abril con una función única, en calidad de estreno absoluto, en el Teatro Guiniguada. La obra adapta el texto del dramaturgo argentino Juan Carlos Gené, fundador del Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral, para alumbrar una serie de reflexiones en la penumbra del diálogo social que gravitan sobre la vejez y la juventud, la muerte y la vida, la soledad y el amor, lo trascendente y lo eterno, y la sexualidad en la tercera edad.

Sector olvidado

“Creo que todos coincidimos en que el sector de la tercera edad ha sido especialmente castigado durante esta pandemia, pero ya era un sector un poco olvidado, en general, en el marco de la sociedad. Y diría que esa tendencia ha tenido su reflejo en el teatro, donde hay una gran cantidad de textos ligados con la juventud y distintos estratos de la sociedad, pero donde muy pocos abordan de forma directa cuestiones en torno a la tercera edad”, apunta Maciel.

“En este sentido, creíamos que se trataba de un argumento que hacía falta traer al teatro y, además, el texto de Juan Carlos Genet en torno a esta cuestión rezuma una belleza que merecía estar en los escenarios de Canarias”, añade el director.

La actriz Griselda Ponce en la piel de una vedette retirada en un asilo.

Los mismos artífices de Atlante Cultura & Teatro, Maciel y Ponce, encarnan a la pareja protagonista del montaje, donde dan vida a dos célebres artistas retirados en un asilo de primer nivel. “El argumento presenta el reencuentro de una pareja antagonista: uno con una actitud totalmente vital ante la vida y otro completamente derrotado y a la espera de que llegue su hora”, avanza Maciel.

“El mensaje que la obra transmite finalmente es que hay que vivir la vida hasta el último segundo, en todos los órdenes de la vida y con toda la vitalidad que tengamos, sin dejar de hacer un proyecto o dejar de pensar en la posibilidad de hacerlo solo porque seas una persona mayor”, añade. No obstante, el director y actor resalta que “este espectáculo no es exclusivo para la tercera edad y, precisamente, es también un buen mensaje para los más jóvenes, porque la edad es una actitud mental que está mucho más allá del documento: hoy en día te jubilas y sigues siendo relativamente joven, y al mismo tiempo, puedes ser un viejo de 30 años”.

En cuanto a su desdoblamiento multitarea como productores, adaptadores e intérpretes, Ponce afirma que “sí, estamos metidos en todo el fregado”, ríe. “Y la verdad es que hacemos un buen tándem sobre el escenario porque yo siempre digo que se nota mucho en un escenario cuando un elenco se lleva bien o no”, apunta. “Creo que lo que se va a transparentar es que el elenco tiene muy buena relación y que estamos muy entusiasmados con el proyecto”.

Asimismo, El sueño y la vigilia inaugura la línea de compromiso social que fundamenta el proyecto Atlante Cultura & Teatro. “Lo que me gusta destacar de este camino nuevo que emprendemos es que tenemos como objetivo, no solo para este espectáculo, sino para todo el repertorio que desarrolle la compañía, que lo que hagamos no se quede meramente un espectáculo, sino que nuestra apuesta pasa por ofrecer una aportación social en torno a distintas temáticas”, relata Maciel. En este sentido, esta primera producción teatral se arropa con una programación paralela que incluye un taller de respiración y recolocación postural para personas de la tercera edad, y una mesa redonda al término de la función. Pero su apuesta también es formativa y contempla talleres con distintos intérpretes de renombre nacional e internacional para “colaborar en la formación de los profesionales de artes escénicas en nuestra isla”.

Nueva creación

En esta línea, desde su creación en febrero de 2020, un mes antes de la cuarentena por el coronavirus, la compañía impulsó la producción de los Talleres de Excelencia con la participación del actor y director inglés especialista en Shakespeare Will Keen para el sector profesional de las Artes Escénicas, entre otros.

Una vez reanudada su actividad teatral, Ponce, que se inició en el teatro en Argentina en 1976 y desarrolla su trayectoria como empresario teatral en Gran Canaria desde 1997, sostiene que el circuito del teatro en Canarias goza de muy buena salud. “Creo que por suerte, y al contrario de lo que muchas veces escuchamos, el teatro canario goza de buena salud en el orden de que tenemos grandes creadores, maravillosos técnicos y muy buena dramaturgia canaria, así como buenos directores y empresas que cada vez se posicionan más, tanto en el plano canario como nacional”, afirma Maciel.

El actor Miguel Ángel Maciel en una escena de ‘El sueño y la vigilia’.

“Yo siempre juego con la idea de que la situación de insularidad, que a menudo vemos como una desventaja que es real -no tenemos la posibilidad de subir toda la mercancía a una furgo para hacer una gira y eso nos diferencia-, es también una circunstancia que nos obliga a autoalimentarnos y eso hace que el sector crezca”, añade, toda vez que reivindica que “eso sí, como siempre, seguiremos necesitando de la obligación del gobierno, que es apoyar la cultura”.

“Lamentablemente, en las islas todavía no se puede hacer temporada o no tenemos el hábito de hacerla, con lo cual vamos haciendo funciones aisladas, con mejor o peor suerte, por lo que dependeremos del mayor apoyo posible del gobierno, porque las compañías ya estamos haciendo el mayor esfuerzo posible”, concluye.

Con todo, el horizonte que se dibuja para Atlante Cultura & Teatro a partir de su puesta de largo en el Guiniguada resulta prometedor: el 24 de abril inician una pequeña gira de El sueño y la vigilia en Lanzarote, seguida de una parada el 14 de mayo en el municipio de Telde, a lo que se suman conversaciones con distintos ayuntamientos y futuras fechas en el nuevo circuito teatral impulsado por el Gobierno de Canarias.

Actividades paralelas

El estreno de El Sueño y la Vigilia estará acompañado de actividades culturales complementarias, como un taller gratuito de respiración creativa, que se celebrará el miércoles 7 de abril, a las 15.00 horas, en el Teatro Guiniguada, de la mano de Marina Wainer; y una mesa redonda, que tendrá lugar el viernes 9 de abril en el mismo recinto al terminar la representación, que contará con la presencia de la socióloga y educadora sexual Raquel López y el psicólogo Alejandro Croissier para debatir sobre los temas que plantea la obra. | N. N.

Compartir el artículo

stats