Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Hernández: “Igual que comes, duermes y besas, lees y escribes para vivir”

El escritor (Santa Cruz de Tenerife, 1968) se ha alzado con el primer Premio Internacional de Novela Negra de la editorial Adarve

El escritor Javier Hernández.

El escritor Javier Hernández.

Javier Hernández (Santa Cruz de Tenerife, 1968) se ha hecho con el I Premio Internacional de Novela Policial Adarve Negra con su obra ‘Indivisa Manent’. El jurado, formado por el editor Luis Folgado Torres y los novelistas Carlos Salem Sola y Juan Guinot, destacó “el conocimiento y la utilización por parte del autor de los mecanismos del género negro, perfectamente adaptados a la actualidad”. La obra ganadora será publicada por editorial Adarve en el segundo semestre de 2021. “Disfruto con los cambios de registro y con ir contracorriente. Quizás eso me salva”, asegura sobre su forma de escribir.

No ha salido todavía a la luz e ‘Indivisa Manent’ ya le ha dado una primera satisfacción. Háblenos del premio que acaba de ganar con ella.

Lo primero, mi agradecimiento a la Editorial Adarve, para mí es un honor abrir el galardón de este primer premio Internacional de Novela Negra en una editorial con un catálogo muy potente de autores y autoras tanto españoles como sudamericanos. Un premio no deja de ser un reconocimiento y una realidad iuris tantum, como decían los latinos, es decir que admite prueba en contrario, pero para eso hay que leerlo.

¿Qué papel juega la literatura en la vida de un autor?

‘Pura vida’, como dicen los costarricenses. No importa lo ocupado que piensas que estás, debes encontrar tiempo para leer, o entregarte a una ignorancia autoelegida. Igual que comes, duermes y besas, lees y escribes para vivir. Los libros son mi hogar, mi refugio. Una vez escuché un razonamiento revelador de la autora Anne Rice: Dame un hombre o mujer que ha leído mil libros y me das una compañía interesante. Dame un hombre o mujer que quizás ha leído tres libros y me das una compañía peligrosa.

¿Cuál es su método a la hora de enfrentarse a la creación?

Cualquier obra se sustenta en un pilar básico: quien tiene magia no necesita trucos. Eso intento y así trato de involucrarme en la trama hasta el punto de lograr experimentar emociones semejantes a las de los personajes. Para eso no solo es importante la imaginación, sino la improvisación para dar respuestas inmediatas. Solo así se puede atrapar al lector por el cuello y no dejarle respirar hasta el final. Todo buen libro te debe dejar con muchas experiencias, y algo agotado al final.

"Cualquier obra se sustenta en un pilar básico: quien tiene magia no necesita trucos"

decoration

¿Cómo llegó hasta aquí? ¿De dónde nació esa pasión por los libros?

Primero gracias a la Editorial Bruguera y su colección semanal de Joyas literarias Juveniles. Allí me agarraron para no soltarme nunca, especialmente Alejandro Dumas y una obra que revisito permanentemente El Conde de Montecristo, y Emilio Salgari, cuyas aventuras me llevaron por Malasia, el océano Pacífico, el mar de las Antillas, la selva india, el desierto de África, o el oeste de Estados Unidos. Luego vino el realismo mágico con frases como puños como el final de El coronel no tiene quien le escriba: “¿Y si el gallo pierde? Si el gallo pierde comeremos mierda”. Eso me hizo pensar que debía transformar mi vida en una buena historia, un camino que me confirmara que cuanto más lejos llegara más comenzaría a tener sentido la existencia.

Cuando ha hablado sobre ‘Indivisa Manent’, que se desarrolla en un pueblo ficticio en los altos de La Orotava, siempre asegura que tiene unos tintes muy “tarantinianos”.

Indivisa Manent es un country noir que se desenvuelve en los altos de La Orotava, en una localidad ficticia, El Calvario, cercana al Parque Nacional de El Teide. Es la historia de un ajuste de cuentas en un conflicto familiar. La primera pregunta que me hice en el desarrollo del argumento es hasta dónde debe huir una persona para estar a salvo. La siguiente fue simplemente plantearme: ¿de qué huimos? La respuesta fue sencilla: había que volver a equilibrar la balanza. La cuestión siempre fue cuándo. Por eso, jamás hay que confundir el silencio con un signo de debilidad. Nadie planea una venganza en voz alta. Todos los protagonistas tienen claro que las rosas son bellas salvo que estén en tu tumba y su forma de actuar se resumen en una simple afirmación: si crees que la violencia no ayuda a solventar los problemas es que no has pegado lo suficientemente fuerte.

"Indivisa Manent' se desenvuelve en los altos de La Orotava, en una localidad ficticia, El Calvario, cercana al Parque Nacional de El Teide. Es la historia de un ajuste de cuentas en un conflicto familiar"

decoration

¿Es habitual que se nutra también de referencias cinematográficas?

Sí hay mucha música y mucho cine. Es mi ADN, mi concepto integral de literatura. Una vez un crítico literario, Eduardo García Rojas, comentó en una reseña que mis novelas eran Pulp-Pop. Eso me abrió la mente. Mi obra no tiene un registro único. Es fácil decir que escribo novela negra, parece dar tranquilidad al lector y lo ubica. Pero, ¿escribo realmente novela negra? Disfruto con los cambios de registro y con ir contracorriente. Quizás eso me salva. Una vez leí una frase que me ha servido de guía: “Si solo lees los libros que todo el mundo está leyendo, solo puedes pensar lo que todo el mundo está pensando”.

También llegan buenas noticias desde otro certamen literario, el Bellvei Negro...

Pues sí, el premio se fallará el próximo sábado 10 de abril dentro de los actos del Festival Bellvei Negre. Es la cuarta entrega de la saga de Mat Fernández. Pretendo contar una historia ya desde el título: De un país en llamas. Analizo una refundación del nacionalismo canario en su raíz más pura para retomar el poder. La idea de Canarias como territorio tricontinental y como Estado libre asociado a semejanza de Puerto Rico. Mat Fernández se enfrentará con la realpolitik canaria. Sumerjo al lector en los mitos de esta tierra, en las figuras que guían una nación. La trama comienza en Cuba, continúa en Los Ángeles y Seattle hasta llegar a Canarias. En el fondo el protagonista huye de un pasado que le sigue como su sombra. La verdad es un corredor de fondo. Y en política suele perseguirte hasta que termina por darte alcance. En la novela está muy presente la noción y la impronta del Atlántico porque como decía Pat Riley: “El mar y la vida no saben de sentimientos”.

Comienza el mes de abril, el mes del libro por antonomasia, ¿Cómo se presenta el panorama de ferias y presentaciones marcado por la pandemia?

"La realidad ha borrado una parte de nuestra vida, sin embargo, leemos para saber que no estamos solos"

decoration

Complicado en el debe. Sé lo que cuesta montar festival: tiempo, dedicación y sacrificio. En el haber, este mundo en el fondo es ilusión conectada con emociones. La realidad ha borrado una parte de nuestra vida, sin embargo, leemos para saber que no estamos solos. Abrir un libro es como encender el fuego. La lectura siempre nos da un lugar al que ir. Igual que cuando uno está triste son agradables las puestas de sol no he conocido ningún mal que una hora de lectura no alivie. Marguerite Duras decía que lo que se escribe sustituye a lo que se vive, escribir es una manera de vivir. En estos momentos las circunstancias sociales han cambiado y ahí tenemos un nuevo material que hay que aprovechar, analizarlo, enjuiciarlo y criticarlo. No puede pasar desapercibido.

Compartir el artículo

stats