Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Emilio Gómez Muñoz

Músico autodidacta, primer profesor de guitarra de la Escuela de Folclore y director durante más de 25 años del programa musical 'Parranda'

Emilio Gómez

Emilio Gómez

Nacido durante un 23 de agosto en Larache (antiguo protectorado español de Marruecos). Emilio Gómez Muñoz vivió los destinos de la complicada vida social de la época. Con 10 años, su padre don Ángel Gómez, de profesión militar, fue destinado a Canarias. Y es aquí donde crece junto al resto de su familia, junto a su madre doña Luisa Muñoz y sus hermanos Ángel, Luisa y Paco, siendo él el tercero de los hijos. Desde entonces no dejó de sentirse y considerarse un canario más.

Emilio Gómez fue un buen alumno, más bien de letras y de dibujo porque se le atravesaban las Matemáticas. Realiza sus estudios de Bachillerato en el Corazón de María (hoy en día Claret) y posteriormente comienza sus estudios de Derecho en la Universidad de La Laguna, condicionado por la opinión de su padre: "comencé Derecho por complacer a mi padre solamente...; y, cmo él mismo también dice, afortunadamente no lo acabé, sinceremente no tenía vocación por Derecho... Sin duda la abogacía perdió un alumno de 4º de Derecho, futuro abogado, pero Canarias ganó un artista", llegó a afirmar.

Un 25 de julio de 1969 Emilio Gómez se casa con Carolina Perdomo, "su novia de toda la vida", la niña que vivía en la misma calle Sargento Llagas donde también él creció, al igual que el que fuera uno de sus grandes amigos y compañeros de viaje, el conocido Maso Moreno. De su matrimonio con Carolina nacieron sus dos hijos, Emilio y Carolina, como él dice: no se complicaron mucho para buscar nombre.

Con sus hermanos Ángel, Luisita y Paco

A pesar de ser un artista, también practicó y fue aficionado de otras disciplinas como el fútbol. Tocaba bien la pelota, comentaba a sus allegados. Fue extremo izquierdo y perteneció al Salamanca, un equipo adherido, como se denominaba en la época. Reconocía Gómez la ayuda que le prestó Miguel Noda y su primer entrenador Chano Jordán. Más adelante ficharía por el Rehoyano y el Artesano de 1ª Regional. Incluso fue llamado por Luis Valle, entrenador de la UD Las Palmas para hacer una prueba pero le traicionaron los nervios y no logró despuntar en el equipo amarillo.

El dibujo fue otra disciplina artística y profesional del polifacético Emilio Gómez. Sus cualidades naturales para el don del dibujo se encaminaron profesionalmente en una de sus giras en Guatemala, en Centroamérica, con una franquicia norteamericana, Mac & Eriksson, donde aprendió todos los secretos de este arte. Esta experiencia profesional, de apenas un año, le supuso dejar atrás un contrato como músico en Las Vegas, en Estados Unidos y México con Mary Sánchez y Los Bandama.

Pero su gran amor fue la música. Sus cualidades musicales eran innatas, sin poder precisar sus primeros recuerdos musicales. Su madre apuntaba que desde muy niño tenía afición por la música. Ella misma apoyó esa inquietud artística de su hijo Emilio al ver su interés por la música y los cantantes de las películas de la época: Jorge Negrete, Trío Calaveras, Los Panchos.  Junto a Maso Moreno y otro compañero, Sinforiano Martín, formaron el Trío Canteras. Con este grupo empiezan los famosos programas en Radio Las Palmas, que eran el único estímulo que nos llevaba a ensayar horas y horas para sacar 3 ó 4 temas.

Luego también formó parte del Conjunto Bandama, junto a Maso Moreno, Pepe Barroso y Reinaldo Sánchez, hermano de Mary Sánchez, y es por ese entonces cuando Federico Fabelo impulsa la histórica formación musical de Mary Sánchez y Los Bandama, donde se desempeña como primer guitarra y arreglista. Tras abandonar el grupo en el año 63, Emilio Gómez empieza una nueva etapa con otra formación musical, Los Guanches, junto a Claudio Montesdeoca, Manolo Quintero y Agustín Trujillo.

Como consecuencia de su amplio recorrido cultural, Emilio Gómez fue el primer Presidente de la Orden del Cachorro Canario. Posteriormente, por los años 78-79, y también con Nanino Díaz Cutillas, como Coordinador, formó parte de la primera Escuela de Folclore de Canarias, el conocido Instituto Canario de Etnografía y Folclore.

En La Provincia durante tantos años, Emilio Gómez recopila canciones en varios libros y los edita bajo los siguientes títulos: 80 Canciones Canarias para timple y guitarra, 80 Canciones Latinas para timple y guitarra, 300 acordes para guitarra y timple, SuperLatino (Cancionero de Guitarra, Timple y Requinto) Vol. I y II; De Continente a Continente, Historia Musical de Los Panchos y Un siglo de boleros. Su vinculación con Editorial Prensa Canaria se prolongó durante años y cada viernes realizó su exitoso programa Parranda Canaria, en la sede de dicha entidad en Las Palmas de Gran Canaria.

Otra de las múltiples y exitosas facetas de Emilio Gómez era la de compositor y letrista. Sin duda alguna, Emilio se siente más músico que poeta. Normalmente compone por inspiración, hasta que hace el total de la canción, aunque a veces se le ocurre una letra bonita y tiene que componer luego la música. Así fue como compuso una de sus canciones más populares, "Viva la Fiesta Mayor", que escribió en Miami, en uno de los viajes con Mary Sánchez y Los Bandama, tal como recordó "iba por la calle y se me ocurrió el estribillo y luego al día siguiente las estrofa".

Compartir el artículo

stats