Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maratón de cine freak a la hora del té

La sección dedicada al género fantástico, gamberro y de terror bajo la coordinación de Jesús Palacios se divide en tres sesiones vespertinas desde hoy hasta el viernes

Un fotograma de ‘The Show’, largometraje dirigido por Mitch Jenkins, con guion de Alan Moore, programado en la tercera jornada de ‘La Tarde Más Freak’. | | LP/DLP

Un fotograma de ‘The Show’, largometraje dirigido por Mitch Jenkins, con guion de Alan Moore, programado en la tercera jornada de ‘La Tarde Más Freak’. | | LP/DLP

El cine de género fantástico, terrorífico, gore y gamberro aglutinado bajo el paraguas de lo freak vuelve a contar con un espacio privilegiado en la programación del Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria por su vigésimo aniversario. Bajo la coordinación del escritor y crítico de cine Jesús Palacios, esta sección fija de la muestra capitalina reinventa su formato en el contexto pandémico, de tal manera que su aclamado maratón de culto nocturno denominado como La Noche más Freak muta en La Tarde más Freak y se fragmenta en tres sesiones vespertinas a la hora del té, con la proyección de un corto y un largometraje por sesión desde hoy hasta el viernes, en el Edificio Miller.

‘The Show’, el primer guion de Alan Moore para la gran pantalla, entre los platos fuertes

decoration

Sin embargo, pese a su obligada reconversión matiné, Palacios asegura que “la esencia de la programación es la misma”. “Dentro de las circunstancias actuales, en las que ha sido mucho más difíciles localizar las películas y formalizar todo el proceso, me he esforzado lo máximo posible para tener, como siempre, una muestra variada, con países muy diversos, que se saliera de lo típico del género tal como lo trata el cine comercial hollywoodiense”, afirma, a lo que añade que “teníamos claro que era mucho mejor adaptarnos a la situación y buscar un hueco apropiado para mantener esta ventana del Festival de Cine al cine de género en una edición histórica como la del 20º aniversario”.

Un fotograma de ‘Vanamehe / The old man and the movie’ | | LP/DLP

La primera tarde freak arranca hoy con el cortometraje Dar-dar, de Pablo Urquijo, revelación del género en los últimos años por su exploración del universo del folclore vasco y sus tradición de historias fantásticas. Le sigue el largometraje estonio Vanamehe Film / The Old Man Movie, dirigido por Mikk Mägi y Oskar Lehemaa, una película de animación y humor negro basada en la idea de una lactoapocalipsis a partir de la amenaza de una vaca sin ordeñar. “Nos viene muy bien en estos tiempos apocalípticos echarle un poco de humor a la situación”, apunta Palacios.

“No queríamos que se perdiera esta sección en una edición histórica”, afirma Palacios

decoration

La segunda jornada arranca mañana con el cortometraje Plumas, de Quique Francés, estrenado en 2013 y asignatura pendiente en la sección capitalina, pues, según el coordinador, “brinda una de las vueltas de tuerca al tema del asesino en serie más divertidas y gamberras que he visto dentro del panorama cinematográfico español en los últimos años”. Esta sesión se completa con la programación del largometraje The Queen of Black Magic (Indonesia, 2020), filme de Kimo Stamboel, uno de los cineastas indonesios más importantes del cine de terror, que se incardina en una sólida tradición de cine de género en este país desde los años 60 o 70. Posesiones, casas encantadas y diabolismo revestidos de la iconografía del budismo y los infiernos orientales envuelven este “remake o casi deformulación del clásico homónimo de los 80, que ha sido una de las grandes sorpresas de este año en los festivales”.

Una escena de ‘The Queen of Black Magic’. | | LP/DLP

Y en la coda final, Familie Zilla Macht Picknick / The Zillas Have a Picnic (2019) es el título de la “sorprendente propuesta” del cineasta alemán Christian Franz Schmidt y su revisión de un icono japonés contemporáneo. El broche final se corresponde con el plato fuerte de la programación, el largometraje The Show, película británica dirigida por el cineasta Mitch Jenkins a partir de un guion original para la gran pantalla de Alan Moore, uno de los nombres referenciales de la cultura pop de las últimas décadas. “Muchos de sus trabajos han sido llevados a la pantalla pero casi nunca han logrado satisfacerle, así que ha decidido pasarse al otro lado de la cámara para acometer este primer largometraje”, señala Palacios. “El resultado es una película muy loca y distinta, que juega con todo el universo personal y esotérico de Alan Moore, narrada con un estilo muy noir de imaginería surrealista y reminiscencias del cine de Fellini o de Gilliam pero filtrado por Moore, quien, además, interpreta a uno de los personajes”.

Compartir el artículo

stats