Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Preestreno de ‘La piel del volcán’: Una carta de amor a Canarias

El preestreno ayer de ‘La piel del volcán’ se convierte en un homenaje del cine hecho en las Islas a la identidad canaria | «Esta historia nos pertenece a todos», dice Ravelo

72

Preestreno de 'La piel del volcán' José Carlos Guerra

El preestreno ayer en Las Palmas de Gran Canaria de La piel del volcán, el primer largometraje del director Armando Ravelo, se convirtió en un sentido homenaje a la identidad canaria por parte del cine realizado por canarios en las islas Canarias, un motivo más que suficiente como para que este primer pase con público de la película acabase el lunes transformándose en todo un acontecimiento que congregó a algunos de los nombres más destacados de la cultura y la política.

Una carta de amor a Canarias

Román Rodríguez, vicepresidente del Gobierno de Canarias, y Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria, se puede decir que apadrinaron ayer al joven equipo que ha estado delante y detrás de las cámaras de esta producción, la primera en filmarse en Canarias tras los meses más duros del confinamiento en 2020. «Hacer cine en Canarias es muy difícil y en estas circunstancias pues aún lo ha sido más», explicó antes de iniciarse la proyección Luis Luque, de Hormigas Negras, productora de La piel del volcán junto a Proyecto Bentejuí y Doble Diez Televisión, cuyos responsables, Pedro Pérez y Santi Falcón, respectivamente, estuvieron también ayer en el acto celebrado en el edificio Miller de la capital grancanaria entre estrictas restricciones sanitarias.

Una carta de amor a Canarias

Con el preestreno de ayer quedó claro que una nueva hornada de cineastas ha llegado a poner luz al pasado de las islas acercándose sin prejuicios a la historia de Canarias con relatos de ficción mediante la reconstrucción de acontecimientos que, pese a ser nuestros, no dejan de ser vergonzantes, como por ejemplo en el caso de La piel del volcán la represión de la dictadura franquista o el exterminio de los aborígenes, que primero se produjo por parte de los conquistadores y, posteriormente, por parte de los y las canarias de varias generaciones que obviaron por diferentes motivos la identidad isleña incluso en los centros escolares. Si a eso se le suma que hay también en la película una trama sobre corrupción política pues no queda ninguna duda que Ravelo ha logrado retratar la Canarias de ayer pero también la de hoy en día.

Una carta de amor a Canarias

Una carta de amor a Canarias Miguel Ayala

Aunque si impresionante ha sido el trabajo de Armando Ravelo tanto firmando el guión como ejerciendo de director, palabras mayores merecen las interpretaciones de los tres actores principales. Mingo Ruano es, quizá, el mejor represor franquista que ha visto la filmografía patria en mucho tiempo. Con las luces y sombras de sus personajes el actor saca petróleo de cada gesto, de cada paso, de su ojo tuerto, de sus corruptelas... Incluso como represor forzado que, sin embargo, tiene corazón, Ruano está enorme.

Maykol Hernández, que atraviesa uno de sus mejores momentos profesionales tras el éxito de la serie Hierro, entre otras, está soberbio en sus tres personajes -una de las características de esta película es que los tres protas interpretan tres papeles en tres momentos diferentes de la historia-. Ayer, tras el pase del preestreno, Maykol Hernández no podía ocultar su emoción, haciendo rememorar al público presente su maravillosa interpretación en La piel del volcán como aborigen, represaliado franquista y periodista de investigación.

Por su parte, Yanely Hernández vuelve una vez más a deleitar al público con una actuación contenida en la cual su mirada, quizá una de las mejores del cine nacional, cala en el público. No hay género que se le atragante a la intérprete y ayer en la cinta de Armando Ravelo demostró que es una de las grandes actrices que ha dado este Archipiélago.

Lo último en LP+

Compartir el artículo

stats