Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Néstor regresa al Castillo de Mata

La fortaleza capitalina inaugura dos muestras vertebradas por el mundo del pintor grancanario

23

Exposición de Néstor Martín-Fernández de la Torre en el Castillo de Mata José Carlos Guerra

El Museo Castillo de Mata inaugura «Visiones de Gran Canaria: entre la utopía y la realidad» y «Legado James Supervía» en torno a la obra de Néstor y en el marco de las Fiestas Fundacionales.

La vida que late en las arterias del desorden policromático de los riscos y que idealizó el pintor Néstor Martín-Fernández de la Torre(Las Palmas de Gran Canaria, 1887-1938) en el imaginario pictórico que preconizó el «tipismo» habita desde ayer el Museo Castillo de Mata, donde dialoga con una serie de representaciones contemporáneas de esta estampa capitalina tan icónica como discriminada.

La exposición Visiones de Gran Canaria: entre la utopía y la realidad, comisariada por Daniel Montesdeoca, director del Museo Néstor y el mayor experto en su obra, confronta «la visión utópica de Néstor sobre el paisaje y la arquitectura capitalina en los años 30 del siglo XX» con «la realidad de Las Palmas de Gran Canaria» bajo los prismas de los fotógrafos y artistas visuales Ángel Luis Aldai, María Rodríguez Cadenas, Tato Gonçalves y Alejandro Reino. 

En esta línea, Montesdeoca recordó durante la presentación de la muestra, acompañado por la concejala de Cultura del Ayuntamiento capitalino, Encarna Galván, la paradoja de este emblema arquitectónico que corona la ciudad y que permanece, a un tiempo, parapetado y marginado por ella. «Néstor quiso dignificar nuestros riscos e incorporar a la ciudad a todas las personas que los habitan para que participaran de esa identidad de la ciudad y de lo canario, que él quiso recuperar, exaltar y revalorizar», señaló.

Las exposiciones confrontan imaginarios de los riscos y descubren a la mezzo Conchita Supervía

decoration

Por esta razón, «los lienzos incorporan a las personas que viven en los riscos para contextualizar la arquitectura, pero también para mostrar que estos riscos no solo conforman una escenografía, sino que son una realidad que se habita», añadió Montesdeoca, quien destacó que la exhibición de esta serie de Néstor ha sido fruto de una gran labor de restauración.

Esta utopía de «colores centelleantes» se enfrenta a una realidad contemporánea cristalizada en las imágenes de Ángel Luis Aldai, que recrea el volumen del Risco de San Nicolás en una misma fotografía tomada desde distintos ángulos la mirilla del artista Alejandro Reino desde lo alto de San Martín o las texturas terrosas de María Rodríguez Cadenas a través de la calima que tamiza el paisaje.

Además, la sala colindante acoge la muestra Legado James Supervía, también comisariada por Montesdeoca y fruto de una donación al Patronato del Museo Néstor, que descubre el legado de la mezzosoprano Conchita Supervía (Barcelona 1895-Londres 1936), amiga íntima de Néstor, quien diseñó los figurines que lució en su conciertos y pintó, además, un bellísimo retrato de la artista.

Compartir el artículo

stats