Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

In Memoriam

Adiós al pintor Mario Antígono

El artista grancanario destacó por obras en estilo figurativo | Fue Premio Revelación en 1986

Adiós al pintor Mario Antígono | LP/DLP

El pintor grancanario Mario Antígono falleció ayer a los 80 años de edad. Considerado como uno de los artistas más inclasificables e independientes de las Islas, su campo era el figurativo. 

Representante de un arte autónomo e independiente, realizado totalmente de espaldas a cualquier criterio comercial, el pintor grancanario Mario Antígono Guerra González falleció ayer por la tarde a los 80 años de edad. Su incineración tendrá lugar hoy a las 13.50 horas en el tanatorio de San Miguel. Artista inclasificable, aunque volcado al figurativismo y expresionismo abstracto, Mario Antígono retrató a toda una generación culta de Canarias y durante una época fue el retratista de moda. El artista, que tenía su estudio en la calle Sor Brígida, se encontraba ingresado en un centro hospitalario tras una caída que sufrió hace un año, y su movilidad era por tanto dificultosa, pero antes había superado un ictus en 2017.

«Su obra evolucionaba con sus ideas y podía cambiar de criterio de la noche a la mañana», señala María Eddine

decoration

Mario Antígono nace en 1941. Desde los 14 años hasta los 17, practica el dibujo en la Academia de Don Cirilo Suárez. Desde 1954 y hasta 1964 trabajó como jefe de Diseño en Publicidad. Y en 1965 desarrolla sus estudios de pintura en París, Londres, Ginebra, Florencia y Roma. En 1969 realiza su primera exposición individual en el Gabinete Literario de Las Palmas. En octubre, es invitado por el Real Club Náutico de Las Palmas para exponer en memoria de Don Juan del Río de Ayala, quien en su día lo hizo destacar en su cotidiano Gánigo de Papel. De 1972 a 1976 expone en el Estudio Andreas, en la Sala Cairasco, y en las Galerías Vegueta y Venecia, en Las Palmas de Gran Canaria. En 1975 es invitado a exponer en la Colectiva de Pintores Canarios en la Casa de Cultura de Arucas con el título Las Palmas Siglo XX, Arquitectura Escultura y Pintura. En 1978 se le invita a exponer en la Galería Pirámide en Caracas, Venezuela. Ese verano, realiza el guión, la música y la fotografía para la película Los Pescadores del Rio de la Luna para la cual crea tres cuadros. Diseña la escenografía y vestuario para el Ballet de Gelu Barbu.

Adiós al pintor  Mario Antígono

Adiós al pintor Mario Antígono Alberto García Saleh

En 1979 es solicitado de nuevo por Gelu Barbu para realizar la escenografía, vestuario y selección de la música y poemas de Pierre Louys para el Ballet Bilitis. En 1980 se traslada a La Laguna donde comienza a estudiar Historia del Arte, sin dejar de pintar, y exhibe en Galería Centro Cultural Arte Ossuna de La Laguna. En 1983 expone en la Galería Madelca de Las Palmas de Gran Canaria su última producción sobre los presos polacos. Expone en Arte-Expo (Dallas USA). En 1984 expone en La Galería Madelca, en Madrid. En 1985 expone en la primera Bienal de Arte F.C. Barcelona en el Palacio de Pedralbes. En 1986 El Correo del Arte le concede por unanimidad el Premio Revelación Artes Plásticas. Y en 1987 expone en Colectiva en el Gran Salón de Serrano núm. 5 de Madrid.

Su obra se puede encontrar en colecciones particulares de Las Palmas de Gran Canaria, Nueva York, Luxemburgo, Venezuela, Roma, Madrid, Barcelona, Valencia, Londres, Dallas, San Marino, Ginebra. Su representante ha sido, durante toda su vida, Manuel Delgado Camino (Madelca) quien destinó la mayor parte de su obra al Centro de Arte Casa Mane.

La incineración de los restos mortales del artista tendrá lugar hoy a las 13.50 horas en el tanatorio San Miguel

decoration

Tras un largo periodo alejado de las salas de arte, Mario Antígono reaparece en enero de 2015 en la exposición Dos generaciones, 9 pintores que impulsa el pintor y escultor Francisco Bordes a modo de una minirretrospectiva suya. Pintor autodidacta, retratista de altísimo nivel, escultor y modelista, fotógrafo, diseñador, creativo publicitario, cinéfilo, músico frustrado, bohemio, magnífico conversador, viajero y culto, Mario Antígono viajó por Roma, Florencia, París, Londres, etc. viviendo cada momento, cada rincón y absorbiendo cada experiencia de las muchas personas con las que entabló amistad. «Era un hombre superlibre que decía que la vida era ‘una broma pesada», comenta su sobrina, María Eddine, visiblemente emocionada tras conocer la triste noticia. «Un hombre superculto, hecho a sí mismo. Es una de las pocas personas que me consta que tenía amigos de verdad, que decía que ‘pintar es la forma más eficaz de sentirme útil hacia mí mismo» añade.

Adiós al pintor  Mario Antígono

Adiós al pintor Mario Antígono Alberto García Saleh

Según su sobrina, la pintura de Antigono evolucionaba con sus ideas y cambiaba muchísimo de criterio, «y si hoy era una incursión por el negro mañana lo era por el blanco», pero añade que «su pintura no ha sido lo suficientemente reconocida porque sólo tienes que estar ante un cuadro suyo y darte cuenta cómo los colores y las texturas te atraen totalmente».

Según Eddine, «ves un cuadro y sabes que es suyo. Tenía un estilo especial porque pintaba de forma especial, pintaba con el alma, ponía todos los sentidos en lo que hacía. Había terminado un cuadro y al día siguiente podría convertirlo en algo totalmente distinto».

«Es figurativo moderno, pero inclasificable ya que lo que lo define es su obra en sí», aclara Francisco Bordes

decoration

Su sobrina añade que «era un hombre sumamente simpático» con una filosofía de vida especial. «Pienso que era un pintor atormentado que, parafraseando a alguien, decía que había que frivolizar para no morir de intensidad».

El pintor y escultor Francisco Bordes, por su parte, recuerda esa exposición de 2015 que organizó en donde Antígono hizo una minirretrospectiva de algunas de sus obras más importantes desde los noventa hasta la actualidad.

Adiós al pintor Mario Antígono Alberto García Saleh

«Él nunca estuvo inactivo, y estuvo pintando sin cesar, otra cosa es que se separara del mundo de las exposiciones y del mercado del arte porque no quiso continuar en esa vertiente», afirma. «Es un figurativo moderno, pero realmente es indefinible en cuanto que tiene un estilo muy personal y porque lo que realmente define a su obra es su obra en si y esta es una obra muy difícil de clasificar», añade a continuación. «Pero siempre vinculado a la figura porque nunca estuvo arraigado al paisajismo y se alejó del abstracto».

Tras un largo periodo alejado de las sala de arte, reapareció en 2015 en una muestra minirretrospectiva suya

decoration

Por otro lado, «la figuración suya tuvo una evolución, desde su época en África hasta su periplo de Dallas, destacando el premio de pintura que recibió de Antonio López en Madrid como pintor revelación a finales de los años 80».

Compartir el artículo

stats