Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine | Festival de San Sebastián

Simplemente soñé

Mari Carmen Sánchez es una de las protagonistas de la serie de Amenábar ‘La Fortuna’ | Ramón Saldias fue el primer canario en concursar en este festival

Una secuencia de la serie de televisión ‘La Fortuna’. La Provincia

Mi vecina del tercero, la actriz Carmen Sánchez, ha sido la más importante presencia de Canarias en el 69 festival de cine que hoy da por terminadas sus proyecciones. Nos conocimos rodando Mararía (Antonio José Betancor) en 1997, yo en dirección y ella como una de las amigas de Mararía. Quizás por su origen andaluz (nació en Cádiz y desde 1975 vive en Las Palmas) y sus rasgos físicos ha estado encasillada como mujer humilde, a veces al servicio de otro, como actriz secundaria o en papeles episódicos. Pero Sánchez ha llegado a trabajar con el iraní Asghar Farhadi en Todos lo saben (2018) y ahora con Alejandro Amenábar en la serie La Fortuna, donde es Pilar, hermana de un ex legionario clave para resolver el conflicto. Es bonito que un ex legionario y su hermana, una limpiadora del aeropuerto de Gibraltar, sean fundamentales en la resolución de un caso tan determinante para el patrimonio cultural de España.

De los actores y actrices de cine que viven en Canarias, Mari Carmen Sánchez María es el nombre más importante. «Sentí mucha emoción estando delante de uno de los directores más importantes de mundo y me gustó ratificarme en la creencia de que cuanto más grande se es profesionalmente, también se es personalmente», me textea por el móvil. «Vi a un director que ama su trabajo y que sabe cómo trasmitir lo que quiere. Muy sereno y agradable». Le pregunto por su personaje. «Pilar me encanta, porque es una pieza muy interesante de la trama. Además, gracias a ella disfruté mucho trabajando al lado del actor inmenso que es Manolo Solo».

Amenábar es como García Márquez. Te enfrentas a él sabiendo que será perfecto. ¿Criticable? Siempre. Pero perfecto. En La Fortuna, en Sección Oficial Fuera de Concurso, un grupo de aguerridos españoles encabezados por nuestro ministro de Cultura -¿quién mejor que Karra Elejalde para interpretar a ese hombre que afirma taxativamente: «¡La cultura es nuestro petróleo!»?- intentarán recuperar para la patria el tesoro encontrado por unos piratas yanquis en un pecio hundido en el Estrecho de Gibraltar. Está inspirada en el caso real, ocurrido en 2007, del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes y el litigio del Estado español contra la empresa cazatesoros Odyssey. Cine de aventuras, histórico, de espías, thriller, hasta bobalicona comedia romántica y ese aire de insoportable inapelabilidad spielberguiana que tiene siempre el cine del director de Mar adentro (2004). Puro orgasmo audiovisual emocional. La Fortuna es una serie de Movistar+ de seis capítulos de 45 minutos. Sus dos primeros capítulos se estrenan el jueves 30 de septiembre.

Podría pensarse que el productor y director vasco franco canario Ramón Saldías representa las antípodas del cine Amenábar. No es así. Erramun, que así es su nombre en Euskera, es algo parecido a nuestro Jess Franco. Ayer me dijo que quiere volver a dirigir cine. Es también el primer cineasta que se lanzó al cine profesional en Canarias desde los años 20 del siglo pasado. Saldías nació en Bidart pero vive en Donostia. Almorzamos en el antiguo Real Aeroclub de la ciudad, hoy restaurante Boulevard 9. Autoridades, no dejen de proponerlo como hijo adoptivo de la capital y la Isla para 2022. Saldías se dejó la vida por el cine en Gran Canaria. Dispone que una colección de imágenes históricas que son nuestro tesoro de La Fortuna. Como sociedad nos hundimos igual que una fragata en el mar si no somos capaces de reconocer públicamente a los hombres y mujeres que han sido claves en nuestro desarrollo.

Una escena de ‘La hija’ del almeriense Manuel Martín Cuenca. | | LP/DLP

Las imágenes en color de la erupción del Teneguía en 1971 las filmó él. «Lo rodé para Atlántico Films de Teresita Alonso. Aquella erupción fue muy distinta, la lava apenas levantaba medio metro del suelo y llegó en seguida al mar, provocando una nube que a mí no me afectó nada. Filmé con película de 35 milímetros a un metro de la colada». Ramón Saldías fue, también, el primer cineasta de Canarias que compitió con una película en el festival de San Sebastián, El camino dorado (1979). Hace unos años fue ovacionado ante 1.300 personas en el cine Grand Rex de París tras la proyección Karate contra mafia (1981), la primera película de karatecas rodada en España, donde la ciudad de Las Palmas simulaba ser Hong Kong.

Más fortunas. La japonesa La ruleta de la fortuna y la fantasía, exhibida en la sección Perlas, son tres relatos sobre las relaciones amorosas, afectos y cariños entre los seres humanos. Es un relato poético de sutil delicadeza, en verdad lo más cerca que he visto el cine narrativo de lo poético en mucho tiempo. Los giros en las historias, que se suceden dentro de sus profusos diálogos, son sutiles, inesperados y emocionantes. La película de Ryûsuke Hamaguchi, que ganó el Oso de Plata en el pasado festival de Berlín, logra que te brinque el corazón.

En la misma sección, el documental Jane by Charlotte es una declaración de amor de hija a madre. De Charlotte Gainsbourg a Jane Birkin. Ambas actrices y cantantes hacen entre susurros un transparente repaso de la vida de la mujer que convivió diez años febriles con el controvertido Serge Gainsbourg, conformando una de las parejas más célebres del París de finales de los 60 y 70. Es la primera película de la protagonista de Nymphomaniac (Lars con Triers, 2013).

Tornado

Con una puesta en escena suntuosa, barroca, llena de logrados efectos visuales e imágenes de archivo de la Primera Guerra Mundial, la propuesta Benediction de Terence Davies, en Sección Oficial, es un drama muy inglés sobre un soldado que es enviado a un sanatorio al negarse a ir a la contienda y ahí empieza a vivir relaciones amorosas con otros hombres. Los diálogos típicamente ingleses, cáusticos, flemáticos, son lo mejor, lo mismo que la cuidada banda sonora, las excelentes interpretaciones y los elementos de la escenografía. Benediction es una obra para paladares exquisitos.

Lo siniestro, lo perverso, lo sanguinolento, está muy presente en el cine del almeriense Manuel Martín Cuenca. La hija, su nueva propuesta, presentado en Sección Oficial, es un bien medido thriller, una historia de amor atroz que se desarrolla en un luminoso paraje de montaña de Jaén con explosivo final. Atención a la debutante Irene Virgüez.

‘La hija’, de Martín Cuenca, es un thriller bien medido que se desarrolla en las montañas de Jaén

decoration

Igual que un tornado parece que surge de la nada y mientras está activo revuelve todo aquello que alcanza su radio de acción, así fue el grupo de rock The Velvet Underground a finales de los 60 y principio de los 70 del siglo pasado. El documental que lleva del nombre del grupo, una producción de Apple dirigida por Todd Haynes, se remonta a finales de los 50 para explicar como empezó a formarse la racha de aire ,que sería liderada por Lou Reed y John Cale y cobró mundial impulso gracias al mecenazgo de Andy Warhol. The Velvet Underground fue, en la música popular, cúspide de la contracultura, movimiento artístico que buscaba llevar al cine, la literatura y la música al mismo colapso donde había llegado la pintura.

El vendaval de Haynes usa profusamente la multipantalla con entrevistas y grabaciones de los protagonistas y un potentísimo fondo de archivos que te traslada con total eficacia al lugar de autos, pues el grupo no tardó en implosionar. Primero se llevó por delante a Warhol, después a la cantante Nico y finalmente al mismísimo John Cale.

Lo más emocionante que me ocurrió en el 69 festival no tiene que ver ni tan siquiera con la pelirrojísima Jessica Chastain, que antes de ayer llegó para presentar Los ojos de Tammy Faye, sobre una telepredicadora evangelista. El caso es que entraba despistado para almorzar en el restaurante Bide Bide cuando la jefa, la guía, una de las mejores mujeres periodistas de cine de España, María Guerra, presidenta de la asociación de informadores de cine a la que pertenezco, organizadora de los Premios Feroz, me paró con su espontaneidad de siempre con un «¡Hombre, don Luis Roca!». Y hablamos un ratito.

Haynes se remonta a los años 50 para contar cómo fue el germen de la Velvet Underground

decoration

A María Guerra la entrevisté hace dos años para este periódico con motivo de unas jornadas profesionales de mujeres y cine organizadas en el festival de Las Palmas.

El titular fue La fiscalidad del cine en Canarias es nuestro sueño dorado. ¿Es el de crítico festivalero el oficio ideal? La propia María lo dijo ne la entrevista: «Pasarás hambre, pero es muy necesario». Y depende del festival. En el de mi ciudad nunca me han invitado. Aquí en San Sebastián no es perfecto mas se acerca a lo que yo simplemente soñé.

El ataque no solucionado al REF

La noticia saltó en una charla a punto de abandonar el recinto el día del acto Canarias en el Foco del Festival de San Sebastián. El asunto es que, en el ataque del Gobierno de España al Régimen Económico y Fiscal canario, ejecutado por la ministra andaluza María Jesús Montero, dicen que por presiones de Andalucía y Baleares, no solo estaba la subida pendiente a 18 millones de euros del gasto incentivable en los rodajes. Además, también quebrantaron el REF subiendo de 200.000 a ¡un millón de euros! el gasto necesario en postproducción para acceder a esta línea específica. Con el despropósito de los 18 millones de euros perdimos en este lapso ominoso grandes rodajes internacionales que se han desviado a Andalucía. Ayer, afortunadamente, se ha recuperado. Con el millón de euros en postproducción, el efecto es que las empresas de este subsector que se habían instalado en el Archipiélago al calor de la normativa anterior, se ven obligadas a hacer las maletas a mitad de la partida. Y las que se lo estaban pensado, no vendrán. La solución a este segundo quebranto del REF, del que nunca se ha hablado es más compleja, ya que de facto está eliminado al no haberse incluido en las enmiendas, por lo que exigiría que nuestros políticos comenzaran una nueva negociación para recuperarlo. |


Compartir el artículo

stats