Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Feminismo, amor y canariedad condensan la nutrida agenda de la Feria del Libro

Carmen Estrada resalta que la Odisea no muestra a Penélope como una mujer fiel y pasiva sino como alguien inteligente, mientras que Manuel Vilas defiende el romanticismo como vía de escape

6

Ambiente animado este domingo en la Feria del Libro capitalina en el parque de Santa Catalina. Sabrina Ceballos (cedidas por la organización)

La de este domingo ha sido una jornada muy intensa en la 33ª Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, en la que gran cantidad de escritores han pasado por las distintas carpas para presentar sus obras ante una animada afluencia de público en el parque Santa Catalina de la capital. En esta jornada, el menú tuvo como entrante una lección de feminismo gracias al clásico de La Odisea y su personaje Penélope a cargo de Carmen Estrada; siguió con un primer plato cargado de amor que puso sobre la mesa Manuel Vilas, y concluyó con un postre donde la canariedad ha estado muy presente.

La Odisea no dice que Penélope fuera una mujer fiel y pasiva, dice que era una mujer "inteligente" y lo dice cincuenta veces, ha resaltado la neurocientífica y escritora Carmen Estrada, que en su obra Odiseicas recupera el papel real que el clásico da a las mujeres y no el que la deriva machista de los siglos les ha conferido, por eso no hay que releer el clásico con la visión actual, sino con la que ya tiene el original.

Carmen Estrada dedicó su vida profesional a la neurociencia y dejó su otra pasión, las letras y la filología, para el momento de la jubilación, ahora no solo la disfruta sino que obtuvo de las ciencias la metodología y rigurosidad necesarias para escribir una obra del calibre de Odiseicas, que ha inundado de vida y alegría el Parque de Santa Catalina, donde librerías, escritores y público disertan sobre ese vínculo tan especial que genera el libro, asegura Manuel Vilas, cuyo turno también ha sido este domingo con Los besos y quien se ha mostrado encantado con esta cita literaria atlántica.

Estrada, que interviene en el ciclo Letras a Quemarropa, de obras brillantes de autores desconocidos, explica que ofrece una lectura de la Odisea sin prejuicios, ya que se ha versionado tanto, que sus personajes son conocidos, ya sean Penélope o Circe, pero de ellas se tiene una idea estereotipada de lo que debe ser una mujer con el marido ausente o que vive sola en una isla, pero no se corresponde con lo que presenta la Odisea "porque esa mujer que está esperando al marido no se limita a ser fiel, sino que durante 20 años es la gerente de una hacienda y un pueblo, y lo ha hecho tan bien, que cuando vuelve Odiseo, sus riquezas han aumentado muchísimo con respecto a las que dejó".

La neurocientífica y escritora Carmen Estrada con su nueva obra en la Feria del Libro Sabrina Ceballos (cedidas por la organización)

O sea, "es una mujer que ha estado cuidando a su hijo, a sus suegros, administrando los esclavos y generando riqueza, y además luchando contra el acoso de unos sinvergüenzas que son los pretendientes: no parece que sea una mujer fiel y pasiva, que es la imagen que se tiene de ella".

Sucede lo mismo con el resto de personajes femeninos, como Circe y Calipso, dos diosas menores que viven solas, cada una en su isla. A las mujeres solitarias y autosuficientes "¿cómo las ha visto la historia? Como peligrosas", pregunta y responde.

Por eso Circe ha trascendido como hechicera maligna, pero la Odisea dedica 23 versos al único acto de hechicería que realiza frente a los 350 que hablan de este personaje en los que aconseja, ayuda o ama, pero esos han pasado desapercibidos.

El público de la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria inunda de bullicio y color el parque de Santa Catalina

decoration

Tanto es así, que una cosa "muy curiosa" es que con frecuencia se dice "ay que ver el astuto Ulises, cómo supo librarse de las sirenas" porque tapó los oídos de los remeros y a él lo ataron al mástil, y pudo oír a las sirenas sin morir, pero la argucia de cómo librarse fue en realidad de Circe, ella es la que le dice que tenga cuidado con el canto de las sirenas y lo que tiene que hacer para obtener su sabiduría sin sucumbir.

Nada de "esto no me lo estoy inventando, es lo que aparece en la Odisea", apostilla Estrada, quien llama la atención sobre el hecho de que la vida en aquella época fuera patriarcal, pero a diferencia de la Ilíada o Éxodo, en este libro las mujeres son autónomas, inteligentes, así que "da la impresión de que no están vistas desde un punto de vista masculino".

No puede por ello afirmar que la Odisea tenga autoría femenina, pero desde luego tampoco comparte que se dé por descontada una autoría masculina sin evidencia, ya que en realidad no se sabe.

"Las mujeres de la Odisea son diferentes, para mí ha sido un descubrimiento y he querido contarlo", concluye Carmen Estrada antes de continuar con su periplo por las carpas de las librerías instaladas en el Parque de Santa Catalina.

"Creemos que los escritores tenemos imaginación, pero la realidad tiene más"

Manuel Vilas, por su parte, no ocultó estar "encantado" en la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, "la gente está deseando reencontrarse con los escritores, retomar la vida cultural y esta iniciativa es excelente, es una apuesta por la cultura, que es importantísima".

Las ferias "propician el encuentro entre el lector y escritor, y eso es maravilloso, me hacen confidencias, hay complicidad, el libro genera una relación muy original y muy íntima", expresa.

Su última novela es una historia de amor en edad madura que ocurre durante el confinamiento, es una defensa de la vida frente a la pandemia y está dirigida al público "de 12 a 90 años", pues es una obra muy romántica de amor carnal y espiritual.

Las ferias "propician el encuentro entre el lector y escritor, y eso es maravilloso", afirma Manuel Vilas

decoration

El encuentro con sus lectores desde que la está presentando le ha permitido saber que a muchos sucedió lo mismo, se enamoraron durante el confinamiento, por eso considera que "la vida va un paso más allá de la literatura" y aunque los escritores crean que tienen imaginación, "la vida tiene muchísima más".

Esas historias surgidas durante el encierro demuestran que "los seres humanos frente a las catástrofes, ya sea una guerra, ya sea un virus, tienen siempre una puerta de salvación que es el amor", solo hay que recurrir a Casa Blanca, a cuando los nazis entran en París e Ingrid Bergman le dice a Hunphrey Bogart "el mundo se está desmoronando y tú y yo nos enamoramos".

El escritor Manuel Vilas momentos antes de presentar su libro 'Los besos' Sabrina Ceballos (cedidas por la organización)

Y es que "el amor es lo que defiende la ilusión de seguir vivos", concluye.

Más de 70 escritores canarios

La Carpa Sesión Continua ha sido un carrusel intensivo de presentaciones de obras isleñas, una cada media hora, es el caso de Rafael José Díaz con Bajo los párpados de quien se aleja, su octavo libro de poemas, y también resalta la posibilidad de encontrarse con los lectores para ver cómo ese mensaje en una botella que son sus poemas llega a sus destinatarios.

Su libro se basa en el recuerdo de personas desaparecidas de su ámbito familiar, un homenaje a figuras del panteón, una obra que no está dirigida a un público concreto, sino viceversa, es el público el que elige el libro, pueden ser jóvenes en estado receptivo, personas adultas o muy mayores que se identifican con el depósito de recuerdos que constituye la poesía. En este caso, ahonda, es más discursiva y narrativa sin dejar de cargar el lenguaje de imágenes, y sin dejar de lado la ambigüedad es accesible también al público no especializado en poesía, asegura.

Más de 50 presentaciones el lunes y el martes

La 33 Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria es la que más presentaciones congrega de su historia, por eso, tras este fin de semana cargado con más de 60 presentaciones para todos los públicos, aún reserva dos jornadas más con medio centenar de obras, entre ellas las de Julio Llamazares, Alonso Caparrós, María Oruña, Lorena Curbelo, Elsa López, Ana Larraz, Sara Mahr y muchos más, todo un trasiego de mujeres y hombres de dentro y fuera de Canarias que han creado una enorme expectación.

Este ambicioso programa ha sido posible gracias al respaldo del Ayuntamiento de la Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria y la Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno canario, además del Instituto Canario de Desarrollo Cultural, el Museo Elder, Casa África, Nissan, Cadena Cope y AC Hoteles, desde cuyos ventanales los creadores han podido disfrutar de unas inigualables vistas de la capital grancanaria.

Compartir el artículo

stats