Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música | XXIX Edición Temporada de Zarzuela de Canarias

Una ‘Luisa Fernanda’ muy femenina

El Cuyás acoge la segunda zarzuela de esta temporada con cuatro grandes voces líricas | Se impone una versión moderna que da protagonismo a la mujer

10

Ensayos de la zarzuela 'Luisa Fernanda' Juan Carlos Castro

Hoy debutan en los papeles de Luisa Fernanda y Vidal Hernando la soprano Berna Perles y el barítono José Julián Frontal en el Teatro Cuyás. Junto a ellos, la soprano Ruth Terán, como la duquesa Carolina y el tenor Enrique Ferrer interpretando a Javier Moreno. Estas cuatro voces encabezan un reparto de más de diez artistas que escenifican una versión de la zarzuela Luisa Fernanda adaptada por el barítono y director de escena, Antonio Torres, con una duración de hora y media y cuya gran novedad es que la protagonista canta una romanza compuesta por el compositor Federico Moreno Torroba, creador también de esta obra estrenada en 1932.

Torres ha dado un papel crucial a las tres mujeres principales de esta representación, -que incluye en el rol de Mariana a la mezzosoprano canaria Silvia Zorita-, algo también ideado por él y que da un giro a la función original porque cree que en las intenciones del compositor había esta intencionalidad.

La dirección de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria corre a cargo de Rafael Sánchez-Araña con una reducción de los músicos a causa de las recomendaciones covid. Ambientada en 1868, Luisa Fernanda recrea una historia de amor entre la hija de un antiguo escribiente de palacio y un joven y humilde militar, durante la Revolución de esa fecha, La Gloriosa.

«Quiero abordar una Luisa Fernanda muy de entrañas, muy de la tierra»

decoration

Perles viene por segunda vez a Las Palmas. «La primera lo hice en la Plaza de Santa Ana, pero en una producción escénica es mi estreno. Me gusta mucho la energía de la gente local. Me hace, además, mucha ilusión debutar el rol de Luisa Fernanda, hacer una zarzuela y no una ópera que es mi papel habitual». La carrera de la soprano ha sido breve hasta el momento, de unos siete años, pero intensa. «Mis papeles van en aumento y cada vez son de mayor envergadura».

Los referentes que tenía de Luisa Fernanda, no vocales sino escénicos, y de la zarzuela, en general, eran más artificiosos e implicaban menos naturalidad, «pero en esta propuesta escénica se nos está pidiendo a todos esa verdad, esa conexión con el texto, con una gestualidad real y moderna. Quiero dar una visión de la protagonista de mujer de la calle, con problemas actuales y mundanos. Quiero abordar el papel muy de entrañas, con normalidad, muy de la tierra».

90 años después

La cantante asegura que su personaje mantiene su atractivo 90 años después de su creación. «Las emociones son atemporales y universales. Los personajes de esta obra llevan sus sentimientos muy bien guiados por la música. Sí se pueden actualizar un poco en la carga dramática, naturalizarlos en la expresión». La nueva romanza incorporada a esta zarzuela es del mismo autor, Moreno Torroba, pero pertenece a María Manuela. La relación con Luisa Fernanda es en el sentido «dramático. Está muy bien traída, situada después del monólogo de la protagonista y describe perfectamente su estado anímico en ese momento».

«Espero que este difícil rol de barítono sea el principal papel de mi carrera»

decoration

Frontal interpreta por vez primera el papel de Vidal Hernando. «Supone un rol de barítono de los más difíciles de zarzuela y de los que voy a cantar. Torres facilita meterse en la obra y ver con claridad cómo introducirse en el personaje. Espero que este sea el papel principal de mi carrera, que con el tiempo lo pueda controlar muchísimo y me vaya facilitando la expresión. Estos papeles hay que rodarlos. No vale solo una función. Montar una zarzuela en una semana es algo prodigioso». El momento culminante de esta obra para barítono se produce «al final. Tiene tres frases, un monólogo hablado entre la música y ya el culmen donde él, que está contenido toda la función, se viene abajo. Se trata de un hombre hecho a sí mismo, de un rico labrador que ha amasado el dinero con sus propias manos. El gran momento ocurre cuando ella le deja por el otro».

Frontal afirma que siente una gran sinergia y empatía vocal con las dos cantantes, con Perles y Terán. Por otro lado, señala que «la zarzuela se promueve en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, pero poco más. Ahora hay temporada en Oviedo y espero que se siga fomentando en Canarias».

Adelantados a su tiempo

Según Ruth Terán los personajes de esta versión están muy adelantados a su tiempo. «Son muy normales. Aunque yo me meta en el rol de una duquesa, no muestro finura, como en la versión clásica sino que soy bastante arrabalera y fría. Todo el mundo me odia porque desprecio a los demás. Con los hombres, además, coqueteo de forma más sexual que sensual». En la obra de Moreno Torroba, «la mujer adquiere cierta relevancia. La duquesa tiene muy claro lo que ha de hacer, es respetada y posee don de mando». La soprano ha interpretado muchas zarzuelas y roles similares a los de una duquesa, pero esta la representa por segunda vez. Querría reivindicar que la zarzuela no se considere un género menor cuando las hay «que no tienen nada que envidiar a las óperas, con argumentos actuales, a pesar del paso de muchos años y otros que se pueden modernizar. La música de Federico Moreno Torroba es fascinante y no tiene nada que echar de menos de las grandes obras».

Ferrer ha interpretado este papel de Javier Moreno más de 150 veces, tanto en España como fuera y le ha brindado muchas satisfacciones. «Ya hacía mucho tiempo que no tenía la oportunidad de hacer el rol y cuando Antonio me habló del proyecto, además, una nueva producción que respeta el texto y la música, pero aporta nuevas ideas, me encantó, entre ellas, el tratamiento teatral con mucha verdad de Torres, trabajando los textos sin estereotipos y muy de la gente de la calle».

«Esta duquesa no es fina, como en la versión clásica, sino arrabalera y fría»

decoration

«Creo que la técnica teatral ha evolucionado y aunque se respete la música el maestro la está haciendo fresca y actual eliminando también los estereotipos. He venido, por eso, con muchas ganas a Las Palmas». «Tenemos la suerte de ser un grupo de gente joven experimentado que ha trabajado en otras producciones y que amamos el género de la zarzuela que creo que hay que reivindicar». Otros roles que han gustado al tenor incluyen a Fernando Soler de Doña Francisquita, El rey que rabió que acaba de interpretar en el Teatro de la Zarzuela o el José Mari de El Caserío.

Mucha fuerza

El director de escena y barítono Antonio Torres, apunta que es la segunda vez que viene invitado a Gran Canaria. Antes de la pandemia estuvo aquí con la ópera Marina. «Hemos creado una versión muy interesante de esta zarzuela dando preferencia a las tres protagonistas femeninas: Luisa Fernanda, la duquesa Carolina y Mariana. Las mujeres del coro también tienen mucha importancia porque son personajes con una tremenda fuerza».

«Aunque la obra transcurra en 1868 he aportado una visión onírica a la escenografía y el vestuario haciendo que el público pueda entender que estas cosas del ser humano y, en este caso, de la mujer, trascienden a las épocas. Estoy cansado de tanto realismo. Enfoco la función a una ensoñación de Vidal Hernando que cuenta ya viejo la historia». Por otra parte, Torres se ha centrado mucho en la actuación, en el texto y en la parte cantada, en la corporalidad y gestualidad «algo que veo que le hace falta al género de la zarzuela». «Llevo ya 30 años en la profesión y estoy apostando mucho por la verdad en estas obras, igual que ocurre en el teatro musical y de texto. En este Festival de Canarias hay mucho amor por la zarzuela, algo que hace falta. El coro es estupendo y la orquesta, excepcional, encabezado todo por cuatro cantantes que podrían hacer Luisa Fernanda en el mejor teatro del mundo por sus magníficos currículum».

«He hecho a Moreno más de 150 veces; aquí me gusta el texto muy de gente de la calle»

decoration

El director de escena dice que los códigos de esta representación han sido elaborados para mujeres. «Lo que pasa es que cuando se estrenó en 1932 estos códigos eran muy machistas, pero pienso que ni el compositor ni el autor querían manifestar tal cosa. Por lenguaje musical y por texto se puede apreciar que se trata de mujeres de mucha fuerza, como he mencionado antes».

Una de las grandes

El maestro Sánchez-Araña ya había dirigido seis zarzuelas anteriormente. «Esta es una de las grandes, junto con Gavilanes y alguna otra. Es una de las más trascendentales y que más han durado en el repertorio del género. Tiene un gran formato de 16 números de música, cuando lo normal suponen siete u ocho en obras de 50 minutos. En este caso dura hora y media en versión covid porque lo habitual incluye dos horas y media con texto original». «Hemos tenido que adaptarlo a una orquesta muy pequeña con 18 músicos en el foso por las restricciones de la pandemia y el texto dura solo 17 minutos».

Torres ha aportado una visión onírica a la escenografía y el vestuario, aunque la acción sea en 1868

decoration

Según el director, ha habido un corte abismal. «Nos hemos visto obligados a cancelar números musicales para poder adaptarnos a las circunstancias actuales». «Las obras están para interpretarse y siempre se adaptan al momento. Es la obligación de un artista», aclara el maestro. De hecho, «Torres ha incorporado una romanza extra no incluida en Luisa Fernanda que carece de romanza sola, algo muy extraño». Se ha añadido del mismo compositor «y se trata de una música maravillosa que queda muy bien porque, además, en esta zarzuela, en su versión original, quien más canta es Vidal Hernando, no la protagonista, mientras que aquí se encuentran ambos equiparados. Aún así él canta más música». La Filarmónica no ha tenido la oportunidad de muchos ensayos. «Se requiere un mes como mínimo, pero lo hemos tenido que condensar en dos semanas».

Compartir el artículo

stats