Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teatro
Gabino Diego Actor

«Aunque ‘Los mojigatos’ es una comedia, se tocan temas ‘heavies’»

El actor Gabino Diego durante la representación de ‘Los mojigatos’.

El Teatro Pérez Galdós acoge el 27 de noviembre la comedia ‘Los mojigatos’ interpretada por Gabino Diego y Carmen Barrantes, bajo la dirección de Magüi Mira. Se trata de un juego escénico divertido, polémico y provocador que nos acerca la historia de un matrimonio que, tras nueve años de relación y 14 meses de sequía sexual, quiere volver a disfrutar de su relación en pareja.

Cuénteme de qué va la comedia Los mojigatos. 

Se trata del matrimonio de Jimmy y Cecilia que deciden alquilar un teatro para contar al público por qué llevan meses de sequía sexual en su matrimonio. Emplean a los espectadores de terapeutas. Según transcurre la función se van viendo los problemas de la pareja y de cómo se va agudizando el drama. En todo momento hay risas y todo el mundo se sentirá identificado con la pareja de hoy en día, porque ahora mismo la mujer ocupa un rol distinto al de antes, lo que ha hecho que el hombre se encuentre perdido.

Se plantean varias cuestiones en la representación, tales como dónde están las líneas rojas de la nueva seducción, cómo sustituir los viejos códigos caducos sin convertirse en unos mojigatos, cómo hacer el amor con plenitud en una relación equilibrada y libre, o cómo saber afrontar esa necesaria renegociación de género…

La obra aborda a una mujer que no está siempre dispuesta a aceptar lo que propone el hombre de antes, es decir, en un momento dado de la función el personaje no sabe cómo ha de reaccionar. Hace años, cuando se emitía la película Instinto Básico lo que quería una mujer era un hombre duro como Michael Douglas, pero ahora el hombre piensa que quiere ser ese hombre que no tiene que ser hombre. Se trata de un hombre que está intentando luchar por no ser ese hombre-hombre, que buscaba en la época del filme. Se encuentra perdido y la mujer, por otro lado, persigue tener relaciones sexuales y salir de la sequía de la pareja. 

¿Qué experimentará entonces el espectador?

El espectador verá cosas que le parecerán absurdas sobre a dónde hemos ido a parar. Al final, la base de toda relación es el respeto, no hacer a los demás lo que no te gustaría que te hicieran, hacerle la vida maravillosa a la persona que tienes al lado y que la otra te lo haga a ti. Creo que esa es la base del amor en pareja. Nos deberían enseñar un poco a entendernos en los sexos, porque ambos pueden sentir igual lo que no les gusta. 

«Hay momentos de la obra en los que muchas mujeres se preguntarán a dónde hemos ido a parar»

decoration

¿Cómo se enfoca el Me too, de plena actualidad, en esta obra? ¿Cree que a los hombres les va a interesar?

La función toca todos los temas de la pareja hoy en día, incluso se habla del Me too. Hay un momento en que se ve que los personajes reaccionan así porque han tenido en su vida un abuso. Aunque se trate de una comedia, se habla de muchos temas heavies. A los hombres sí les interesará porque no es una función feminista, sino que muestra a la gente cómo actúa esa pareja. Hay múltiples momentos en que muchas mujeres se preguntarán a dónde hemos ido a parar. El texto plantea la historia de una pareja con un problema y todas las personas se van a dar cuenta de lo que pasa. Se saldrá del teatro debatiendo.

¿De qué forma se emplea al público de terapeuta?

Lo bonito de esta función es que se lo cuentas al público, que luego ve a esa pareja discutiendo como si estuvieran en su casa. Además, bailamos en el escenario y hay música en directo, algo que Magüi ha introducido muy inteligentemente, por lo que ha sido un trabajo muy bonito de dirección.

¿Cómo resulta actuar bajo la dirección de Magüi Mira?

Siempre he trabajado muy bien con las mujeres. La obra en que más tiempo estuve, Una noche con Gabino, también la dirigió una mujer, Gina Piccirilli. A nivel sensibilidad me encuentro muy a gusto con el género femenino. En mi cumpleaños me felicitan más mujeres que hombres. Tengo muchas amigas y me encanta. Magüi me ha valorado como nadie en esta profesión, me ha animado, esperado y querido, osea que ha sido maravilloso trabajar con ella. Con Carmen Barrantes había también trabajado antes, hay complicidad y me siento encantado de acompañarme de ellas. 

¿Está esperando a que le concedan un Goya como mejor actor? Porque ha obtenido uno como actor de reparto hace ya mucho tiempo…

He estado cuatro veces nominado a los Goya, a mejor actor y de secundario, pero lo más importante en esta profesión para mí es que te ofrezcan buenos papeles, poderlos hacer bien y que lleguen al público. Ese es el premio. Tengo un Goya y me parece que está muy bien que te valoren tu trabajo, pero el galardón con ¡Ay, Carmela! fue hacer un buen trabajo, cumplir las expectativas que hayan depositado en mí y que llegó al público y fue un éxito la película.

Veo que ahora se encuentra más enfocado al teatro que al cine, ¿no? 

Trabajo más en teatro. Como dice Félix Rotaeta: es esa madre que siempre te acoge. 

«Ahora mismo la mujer ocupa un rol distinto al de antes, lo que hace que el hombre esté perdido»

decoration

En la televisión ha tenido poca participación. ¿Se trata de un medio que no le interesa? Ahora los grandes actores de Hollywood se están prodigando en series en las plataformas de pago…

La televisión sí me interesa y, seguramente, más adelante, trabaje en ella, pero he estado más vinculado al teatro. 

También ha hecho usted sus pinitos musicales…

En esta función canto una canción en directo, por ejemplo…

¿Qué otros proyectos tiene en mente?

El Aguafiestas es una función del mismo autor que La cena de los idiotas. La haré junto a Josema Yuste. Se estrenará hacia febrero y comenzaremos los ensayos en diciembre. Efectuaremos la gira por Canarias.

Compartir el artículo

stats