Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teatro Joel Angelino Actor

"La historia de mi vida. ¡Toma Moreno!’ es un show con humor"

"Me dio un chute de energía ver cómo se ha destapado toda la trama de José Luis Moreno", explica el actor cubano

El actor Joel Angelino en la terraza del hotel Aloe en Las Canteras.

El actor cubano Joel Angelino ha regresado a Gran Canaria para estrenar su espectáculo La historia de mi vida. ¡Toma Moreno! el sábado en Gáldar, sobre la polémica sufrida con el productor José Luis Moreno, con un aporte de humor. Este intérprete es muy conocido por su participación en la película cubana Fresa y Chocolate y por protagonizar el filme palmero El alma de Tacande que obtuvo 56 premios internacionales. 

¿Cuál es el motivo de su visita a Las Palmas en esta ocasión?

El día 13, a las 20.00 horas, estrenamos en el Centro Cultural Guaires de Gáldar el espectáculo La historia de mi vida. ¡Toma Moreno! Le he querido quitar este título, pero la obra lo requiere. Todo ocurre porque en el confinamiento estuve en Cuba y me reuní con unos excelentes músicos en La Habana porque estoy componiendo canciones y di clases de canto. A partir de ahí tenía una amiga, una actriz de doblaje muy importante en Barcelona, que pone la voz a Meryl Streep, Margarita Ponce y su esposo es un músico llamado Albert Balañá. Les propuse hacer un espectáculo donde interpretaran mis temas. Yo me atrevo con los de humor porque no me veo preparado para cantar más allá. 

¿Y que ocurrió con José Luis Moreno?

A raíz de todo lo que sucedió con él en 2008 cuando me sacó de la serie y me apartó de la parte televisiva, me sentía muy triste con todos estos acontecimientos. Su tema se volvió a retomar por todo lo que le ocurrió. No quería hacer un espectáculo donde se hablara de Moreno sino de un actor que se reinventa y a partir de toda esa tristeza vivida hablar de la soledad, de mi vida, reírme de mí mismo porque mi vida está llena de sucesos inverosímiles, pero a veces la realidad supera la ficción. Por ejemplo, nací en una guagua de payasos. A mi madre no le dio tiempo a llegar al hospital porque era el día de José Martí donde hay una festividad en que a ella le regalaron una cuna. Estaban las calles cortadas y no le dio tiempo a llegar. Los payasos la recogieron. Fui transformando los sucesos inverosímiles y de dolor. Me dio un chute de energía ver cómo hace poco se destapaba toda la trama de Moreno. Muchos actores me apoyaron.

Pero, ¿qué sucedió?

Tenía un contrato firmado con él para una serie y, al final, se realizó una lectura en su casa donde me hizo una propuesta indecente por la que no quise pasar. Era una serie que duró tres capítulos en Telecinco, pero que se llegó a hacer con otro actor. Por no tener esas relaciones con él me saca de la producción y me veo en la calle, por lo que lo denuncié por acoso sexual. Fui el único que se atrevió de los acosados. Por eso ahora el resto de actores me apoyan, porque en su día pensaron que me quería aprovechar, pero todo se ha puesto en su sitio. Lo denuncié también por la parte laboral. Me tuvo que dar 10.000 euros de indemnización como conciliación al hacerla antes de llegar a juicio. Pasé una depresión. Me lancé delante de un autobús con la intención de suicidarme porque recibí amenazas y sufrí mucho con toda esa situación. Estuve tres días en un hospital psiquiátrico. 

"La obra se había hecho para el Teatro del Rabal de Barcelona como una propuesta de su directora, Amparo López. Pero al final no nos dieron la oportunidad del estreno. Pienso que los hilos de Moreno pudieron estar detrás"

decoration

Y, ¿cómo se concretó el espectáculo?

El espectáculo ha sido retomar mi vida, pero desde el punto de vista del humor y no desde el victimismo. Cuento toda la historia desde cuando nazco. Margarita Ponce es una excelente actriz que he rescatado para el teatro como Mirta Ibarra, la protagonista de Fresa y Chocolate, que la rescaté para el teatro y provenía del cine. Margarita interpreta a mi madre y a otros personajes. Los voy creando a través de la historia, la comedia y la profundidad. Es un texto mío que dirijo y en que soy protagonista. Los arreglos musicales proceden de Balañá. Yo les cantaba las canciones por teléfono y ellos me hicieron unos temas fantásticos. 

¿Estrena usted el show en Las Palmas?

Sí, en Gáldar, en una función de hora y cuarto. La obra se había hecho para el Teatro del Rabal de Barcelona como una propuesta de su directora, Amparo López, con el título La historia de mi vida. ¡Toma Moreno!, esto último resulta, además de interés promocional por ser el cubano que se atrevió a enfrentarse al productor. Pero al final, pese a haber preparado el espectáculo en catalán, no nos dieron la oportunidad de su estreno y pienso que los hilos de Moreno pudieron estar detrás. Agradezco mucho al alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa y al de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, que me permitan estrenar aquí y en Tenerife. El año que viene retomaremos la función en otros teatros catalanes. 

¿Qué otros proyectos ha llevado a cabo últimamente?

Cuando se pudo actuar estuve sobre el escenario haciendo una obra con los músicos que se llamaba Hay que atreverse. Varias temporadas. Me apetecía mucho volver a mi país y la verdad es que fue un éxito. Aunque hemos pasado una pandemia ha supuesto una manera de estar con uno mismo. Para el cine tengo un gran proyecto llamado Neurótica Anónima. En marzo lo estaremos haciendo y agrupa a todos los actores de Fresa y Chocolate que nos hemos reunido para realizar una nueva película. El guion es de Mirta Ibarra. Se refiere a la historia de una mujer que es la antigua acomodadora de cine. Yo soy su mejor amigo, el que la defiende. Jorge Perugorría es su marido, un maltratador. Se trata de una comedia también con tintes dramáticos muy interesante. Por otra parte, el director de cine independiente, Roberto Bobín, que vive en Los Ángeles, me ha propuesto hacer una película que empezaré a grabar en junio del año que viene que se llama The cuban cookie, con un excelente guion donde voy a interpretar a una transexual, algo que me encanta porque en El alma de Tacande había hecho un maltratador y este papel es nuevo para mí. Es una artista divina que vive en Los Ángeles desde hace mucho tiempo y le ocurren muchas historias. 

¿Algo más que quiera desarrollar?

Tenemos un proyecto con la cantante Lucrecia, un homenaje desde Cuba a la isla de La Palma, titulado Bonita, mi isla bonita. Sí me gustaría para el futuro venir con ese espectáculo, una historia hecha desde una sinceridad absoluta, no por aprovecharnos de lo que está ocurriendo. Hace tiempo que quería hacerle un homenaje a esa tierra e Iris Alemán ha realizado toda la dramaturgia de canciones y poemas. Hemos invitado también a un cantante, Nacho Calima y creo que eso puede ser también un gran show, muy sentido, desde Cuba, con las historias de idas y venidas, con mucho humor también, pero con profundidad y mucho sentimiento. Yo viví en La Isleta y para mí regresar a Gran Canaria es hacerlo a mi lugar de origen. 

¿Quiénes son los productores de la obra de Gáldar?

Se trata de una producción de la asociación de artes escénicas La ventana mágica junto a Eventos Events dirigido por Alexis Mendiola. Gloria de la Vega también ha resultado un gran apoyo.

Compartir el artículo

stats