Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

La relación del patrimonio africano con Canarias viene de la época indígena

Casa África acoge el lunes y martes próximos un congreso con una veintena de ponentes

Madre África, un mural que se encuentra en El Matorral en Fuerteventura.

«En mi ponencia quiero recuperar y poner en valor el patrimonio canario relacionado con África ya que siempre pensamos que no tuvimos contacto y que viene de 20 años para acá por los cayucos y pateras, pero la relación procede desde la Canarias indígena», señala Germán Santana, profesor de Historia de la ULPGC y organizador del Congreso internacional sobre patrimonio cultural africano atlántico y de la afrodescendencia que se celebrará en Casa África los próximos lunes y martes con una veintena de charlas de participantes de múltiples territorios mundiales. «Es un evento novedoso porque normalmente lo que se trata en este tipo de encuentros se relaciona al patrimonio europeo u occidental y, en algún caso, americano, pero muy pocas veces con el africano y de afrodescendencia».

«Pienso que, además, para las Islas es un tema relevante porque después de la Conquista han contado con una relación muy estrecha con África donde se han ido quedando elementos patrimoniales». Nuestra identidad forma parte de África que se construye también a partir de su patrimonio indígena. «El patrimonio europeo y americano se incluyen en nuestra identidad, pero la otra pata de la canariedad es el africano».

Santana destaca también que el congreso abarca un buen número de geografías. «Tenemos ponentes que nos hablarán del patrimonio marroquí, caboverdiano, senegalés, de Mali, Benín, Guinea Ecuatorial o Brasil, con afrodescendencia..., Argentina, Bolivia, Paraguay, Cuba, España o Portugal, desde el punto de vista de la presencia de africanos en todos estos lugares». Se fomenta la multiculturalidad y el mestizaje porque de eso habla también el patrimonio. «No hay patrimonios puros sino diálogos entre diferentes culturas y, en este caso, la africana. Son unas jornadas basadas en la tolerancia y la solidaridad». 

El encuentro abarcará múltiples geografías: Cabo Verde, Senegal, Marruecos o Mali

decoration

En Canarias nos encontramos con patrimonio tangible e intangible en todas las Islas. «En este somos la comunidad de España con más representaciones de africanos y africanas porcentualmente con respecto a nuestra población, tanto en iglesias como en ermitas». «También contamos con fortalezas construidas para defenderse de los corsarios y cuadros de los mismos. Tenemos algo único en nuestro país, una virgen que trajeron los guineo ecuatorianos después de la independencia, la de Bisila en la iglesia Redonda. Se han traído otras vírgenes como la del Pino a Fuerteventura que estaba en Sidi Ifni». En Canarias se ubica la última bandera que se izó desde el Aiún cuando se evacuó el Sáhara. «Hay un baile, el del pámpano roto en Ingenio relacionado con los antiguos esclavos». Existen relaciones patrimoniales con la costa atlántica africana especialmente, pero «también con el resto del continente vecino». 

Según Santana, «las jornadas se basan en la tolerancia, la solidaridad y el mestizaje»

decoration

El patrimonio que se expondrá tiene una cronología desde la época prehistórica hasta la actualidad. «En Canarias, contamos con artistas locales que hablan sobre el drama de las migraciones africanas, las pérdidas de vidas, las pateras o los primeros monumentos que se hicieron en la playa de la Señora en Fuerteventura para conmemorar en 1999 las muertes de las embarcaciones en la Isla». Se trata de un patrimonio amplio en las temáticas, en los territorios y en el tiempo. En cuanto a la afrodescendencia, al tráfico de esclavos, «a finales del siglo XVI, por ejemplo, en Las Palmas, esta población rondaba entre un 13 y 15%. Había también una parte libre africana en las Islas. En América hay muchos descendientes de esclavos que forman minorías y dejan un patrimonio intangible como el de las festividades, la religión o la toponimia», concluye Santana.

Compartir el artículo

stats