Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música
Guadalupe Plata Grupo de música

«En el terreno artístico, siempre somos dueños y señores»

La banda jienense regresa a la capital grancanaria en formato dúo el próximo sábado 27 de noviembre en el Auditorio Alfredo Krauss

El dúo Guadalupe Plata, en una imagen promocional.

La banda jienense Guadalupe Plata, referente experimental del blues-rock a escala internacional, regresa a la capital grancanaria en formato dúo el próximo sábado 27 de noviembre en el marco de la quinta edición del ciclo musical ‘Eat to the beat’ en el Auditorio Alfredo Kraus.

¿Cómo será, a grandes rasgos, el repertorio que desgranarán en el Auditorio Alfredo Kraus al abrigo del ciclo Eat to the beat?

Aún no lo tenemos muy claro, pero lo que hemos pensado es que haremos un poco de todo, con un repaso a todos los discos que hemos ido sacando a lo largo de nuestra carrera. Este año ha visto la luz su último trabajo, The devil can't do you no harm, cocinado a seis manos con el cantante y multiinstrumentista Mike Edison, con quien comparten coordenadas musicales.

¿Cuál es la historia de este cruce de caminos que cristaliza en un disco?

Pues la historia es que teníamos muchos amigos y gustos comunes. Un día, Mike nos llamó para grabar con él y, viendo que estábamos en la misma órbita, nos pareció un buen plan y nos lanzamos a ello.

¿Cómo dialogan sus relatos musicales en este álbum, desde ese blues-rock lisérgico de raíz andaluza al rock and roll de Nueva York?

Las canciones de este disco tienen una temática religiosa y un corte más gospel. Eso sí, intentando llevarla siempre a nuestro terreno pantanoso.

El disco entrevera distintas versiones de clásicos con composiciones propias de Edison, ¿cuál fue el grado de participación de Guadalupe Plata en el proceso compositivo?

Nosotros dos nos ocupábamos de crear la base, llevándola a nuestro terreno, mientras que Mike le añadía la voz.

A lo largo de 14 años de trayectoria y siete discos de Guadalupe Plata, ¿cómo ha variado su particularísimo y complejo mapa de sonidos, pero sin perder su identidad musical?

Diríamos que se ha abierto mucho más el espectro sonoro con respecto a nuestros inicios pero, eso sí, intentando que siempre estuviera acorde a nuestros mandamientos internos desde que empezamos en esto.

Su trayectoria comienza en un debut autoproducido y se consolida como una de las bandas más sólidas, rompedoras y libres del panorama nacional, con gran proyección internacional. ¿Qué momento vive hoy Guadalupe Plata?

Creemos que ese momento se podría resumir en solo dos palabras: muy agustico.

"Por ahora, seguimos como dúo, que fue como empezamos, como una vuelta a la raíz"

decoration

Como banda cuentan con el respaldo de la discográfica Everlasting y han logrado ganarse la vida con la música, ¿se consideran independientes, signifique lo que esto signifique, en su manera de concebir y comprometerse con el oficio?

Creo que sí. El sello Everlasting se encarga de la parte de producción y fabricación, principalmente. Pero en el terreno musical y artístico, nosotros siempre somos dueños y señores, al margen de tendencias y devenires.

Guadalupe Plata atesora uno de los directos más potentes del panorama patrio, ¿cómo sobrellevaron el paréntesis de la pandemia y cuáles son sus expectativas ahora?

La verdad es que bien, aunque el final se hizo un poco cuesta arriba, más por el tema económico que por otra cosa. Pero por lo demás, en nuestro caso, no nos faltó entretenta. Luego, hemos estado girando desde que se abrió la veda e, incluso, en los momentos más delicados, pudimos tocar. Y de cara al futuro, pues parece que no pinta mal la cosa.

La banda toca sin bajo desde la marcha de Paco Martos. ¿El plan es continuar como dúo o reincorporar a un tercer mosquetero?

Por ahora, seguimos como dúo, que fue de la manera en que empezamos, así que ha sido como una vuelta a la raíz del grupo. No nos cerramos a nada pero, antes de dar ningún paso, nos gustaría grabar un nuevo disco en este formato dúo.

Concierto: Guadalupe Plata en el ciclo ‘Eat to the beat’.

Lugar: Sala Jerónimo Saavedra. Auditorio Alfredo Kraus.

Fecha: 27 de noviembre. Hora: 20.30 horas.

Compartir el artículo

stats