Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

El Monopol Music Festival estrena sedes en Talleres Palermo y la ULPGC

Alizzz, Maria Arnal i Marcel Bagés y Vic Mirallas encabezan el cartel de la octava edición de la muestra, que engloba ocho conciertos y siete proyecciones

De izquierda a derecha, los músicos Jorge Brito e Hirahi Afonso, junto a Víctor Ordóñez, director del Monopol Music Festival. | | LP/DLP

El Monopol Music Festival (MMF), la cita que trenza la música de vanguardia en directo y el cine documental musical, celebra su octava edición desde el siete al 12 de diciembre, con un cartel que engloba ocho conciertos y sesiones dj, siete proyecciones y un recital poético-musical que se reparten en cinco espacios culturales en el corazón de la ciudad.

A sus habituales emplazamientos en la Plaza Santa Ana, The Paper Club y Shack Bar, el universo MMF presenta una nueva ramificación musical en el Paraninfo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) e incorpora a Talleres Palermo como espacio de exhibición cinematográfica ante el cierre temporal de los cines Monopol que le prestan nombre, además de erigirse en el marco de su fiesta de inauguración con triplete musical el próximo martes.

En el apartado musical, el músico y productor catalán Alizzz, ganador de tres Grammy Latinos por su trabajo de producción en El madrileño, de C. Tangana, ambos artífices sonoros del nuevo pop español, encabeza el cartel de esta nueva edición, en el que desfilan además el dúo barcelonés Maria Arnal i Marcel Bagés, que presentan su nuevo disco, Clamor; Vic Mirallas, exmúsico de Alejandro Sanz, en su camino propio entre las nuevas músicas urbanas; el cantaor Israel Fernández, también con nuevo trabajo bajo el brazo, Amor, junto a Diego del Morao; L. A., el proyecto musical de Luis Albert Segura, que lanza Evergreen Oak; y como representación local, Modo Rakune, la aplaudida banda liderada por Jorge Brito; el timplista Hirahi Afonso y su debut discográfico, Memento; y los aclamados djs con denominación de origen, Highkili y Woodhands.

La línea de programación de esta cita fílmico-musical ya consolidada en la agenda cultural isleña se basa, en palabras de Víctor Ordóñez, director del MMF, «en una apuesta por la música de vanguardia y que, para nosotros, está a punto de decir algo nuevo». «Cada año intentamos traer a grupos que estén en un momento relevante de sus carreras y, en la medida de lo posible, con trabajos recientes, que sean apuestas arriesgadas y diferentes a lo que vemos en los circuitos de otros festivales», señaló ayer durante la presentación de esta edición, acompañado por los músicos Hirahi Afonso y Jorge Brito. «Para el tamaño de este MMF, el cartel de artistas que tenemos es un orgullo», apuntó, en relación a dos últimas ediciones marcadas por la situación sanitaria y las limitaciones presupuestarias, pero que este año recupera poco a poco «el pulso y el espíritu original del festival», con conciertos en distintos espacios referenciales de la ciudad.

Por su parte, la sección documental reduce su formato en Talleres Palermo, «pero sin ninguna merma técnica», con el acento «en que haya una representación de documentales nacionales y que, sobre todo, no estén en circuitos de plataformas mainstream», destacó el director. La selección descubre los títulos A Symphony of Noise. Matthew Herbert’s Revolution, un viaje sensorial y humorístico alrededor de Matthew Herbert; Nueve Sevillas, que retrata la simbiosis entre Sevilla y el flamenco; Fanny: The Right to Rock, que gravita sobre el universo de las hermanas filipo-americanas Jean y June Millington; St. Vincent: Nowhere Inn, un metadocumental en clave de thriller psicológico; No somos nada - La Polla Records, sobre la legendaria banda punk; Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan, un retrato del compositor irlandés bajo la mirada de Julien Temple; y Billie, sobre el cruce de caminos entre la diva del jazz Billie Holiday y la periodista Linda Kuehl.

Además, el MMF abre su espectro artístico con un nuevo sendero hacia la poesía a través de la música al abrigo del recital Tropieza luz, de los poetas y músicos Pablo Medel y Arturo Martí, que rinden homenaje a la poesía beat.

Compartir el artículo

stats