Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Las canciones de Serrat seguirán sonando en directo con las versiones de un sinfín de artistas

De Estopa a Pasión Vega, pasando por Los Enemigos, Mayte Martín o David Broza, han incorporado a su mundo las composiciones del cantautor del Poble Sec

Serrat, con Estopa, en una actuación en Barcelona, en 2014. Joan Puig

Serrat es uno de nuestros autores más versionados, y se han acercado a su obra artistas de tendencias muy variadas: cantantes melódicos, flamencos, rumberos, voces del jazz y rockeros de diverso pelaje. Algunos de ellos han dejado ahí una impronta distintiva, haciendo suyo el tema e integrándolo en su repertorio.

Del influjo de Serrat en las sucesivas generaciones rindió cuenta Estopa cuando comenzó a integrar ‘Me’n vaig a peu’ en sus conciertos por tierras catalanas. Una adaptación con palmas rumberas, “un poquito desvirtuada, con un poquito de flamenquito y de salsa”, así la presentó David Muñoz una noche en Luz de Gas. Los hermanos la llegaron a grabar con su autor en el 'boxset' de cuatro compactos ‘Antología desordenada’ (2014), y la compartieron de nuevo en el especial de Nochebuena de TVE.

Una eléctrica ‘Señora’

El cancionero de Serrat ha ido de mano en mano, y de boca a oreja, a través de grupos pop como Tachenko (‘Mediterráneo’) y El Canto del Loco (‘Aquellas pequeñas cosas’), y de una institución del rock, Los Enemigos, que grabaron una energética ‘Señora’ para el disco de tributo ‘Serrat… eres único!’ (1995). El tema llegó a sus manos de rebote, ya que era uno de los que ninguno de los implicados en el álbum había elegido, pero se convirtió en pieza habitual de sus conciertos. De este trabajo colectivo, que dio pie a una segunda entrega diez años después, salen otras aproximaciones valiosas, como el sentido ‘Romance de Curro ‘el Palmo’’ en la voz de Antonio Vega. 

En otros registros hay que mencionar el ‘Lucía’ que se hizo suyo Pasión Vega, y el ecologista ‘Plany al mar’ que Sílvia Pérez Cruz ha compartido con el propio Serrat. Desde el flamenco, Mayte Martín con ‘Paraules d’amor’ y Enrique Morente anotándose las ‘Nanas de la cebolla’, piezas incluidas en sendos discos de homenaje, ‘Cantares. Los artistas flamencos cantan a Serrat’ (2012) y ‘Los flamencos cantan a Miguel Hernández’ (2013). El intimismo jazzístico envolvió a Laura Simó y el recientemente finado Francesc Burrull en el ejercicio ‘serratiano’ integral de ‘Temps de pluja’ (2010), y la latinidad tropical suministró, de la mano de artistas como Silvio Rodríguez o Chucho Valdés, registros inéditos en sendos volúmenes de ‘Cuba le canta a Serrat’ (2005-07).

El impacto de David Broza

Pero las adaptaciones significativas se remontan a los viejos tiempos, cuando Marisol se marcó una vivaz ‘Tu nombre me sabe a yerba’ (1969), versión tan recordada por muchos como la de su autor, y Nuestro Pequeño Mundo llevó ‘Vagabundear’ a su lenguaje folk (1975). El cancionero saltó a Italia con Mina, que ya en 1969 puso todo su sentimiento en ‘La tieta’ (‘Bugiardo e inconsciente’), y más adelante, llevó a su campo ‘Balada de otoño’ y a ‘Romance de Curro ‘el Palmo’. Y a Serrat le debe el israelí David Broza uno de sus episodios de mayor éxito, el álbum ‘Haishá sheiti’ (‘La mujer que yo quiero’, 1983), integrado por adaptaciones al hebreo, que obtuvo un gran éxito comercial en su país y recordó el poder de este cancionero más allá de las fronteras culturales.

Compartir el artículo

stats