Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coincidencias

El universo creativo provoca tantas variables que algunas obras que exploran espacios distintos pueden ser leídas con la misma concurrencia

Elías Taño. | La Provincia

Los matemáticos saben bien que la coincidencia es el resultado de la probabilidad, una simple fórmula que define hasta qué punto ese hecho que nos parece misterioso y sorprendente es tan solo la predicción lógica de la evolución de una serie de variables. Sin embargo, por mucho que la ciencia nos demuestre que es tan solo una combinación más, nuestra mente se dispara en busca de mil causas, en el descubrimiento de recónditas relaciones que transforman la coincidencia en causalidad de consecuencias ignotas. Quizás es un resultado más de nuestra naturaleza efímera, siempre rebelde a la hora de admitir que la existencia del ser humano es apenas un instante sin importancia, explorando todo aquello que nos parece intrigante como prueba de trascendencias futuras. O, quizás, es que nuestra limitadísima percepción es incapaz de reconocer aquello que ocurre más allá de donde llegan nuestros sentidos, como abogan aquellos que creen en lo paranormal. Una dicotomía de imposible resolución, pero que deja abierta la puerta a creaciones que exploran esos espacios. La valenciana Laura Pérez ya demostró su querencia por esos espacios limítrofes en Ocultos, apoyándose en un estilo de dibujo de líneas sinuosas y sombras envolventes que crean atmósferas que llevan a misterios insondables. Su nueva obra, Tótem (Astiberri), explora de nuevo esos resquicios que eluden la lógica en los grandes espacios abiertos del oeste americano. Dos amigas en búsqueda de respuestas que conectan lo real con lo onírico, lo vivido por personas separadas por distancias inconmensurables. Sensaciones que pueden estar solo en la mente, que confunde lo real con lo imaginado. O, quizás, en sentidos que estaban durmientes esperando una señal. Pérez usa el color para crear fascinantes imágenes, hipnóticas, que mueven la lectura por espacios donde las masas de poderoso cromatismo o de radical negro desvelan secretos e imágenes ocultas, provocando extrañas sensaciones como las que viven las protagonistas. Una obra que puede ser leída o sentida, ustedes deciden.

Pero las coincidencias siguen su camino, porque al mismo tiempo que aparece la obra de Laura Pérez, otra autora valenciana publica su nuevo trabajo: en Just Friends (PlanetaCómic), Ana Oncina crea un relato donde también dos jóvenes mujeres buscarán respuestas en un viaje. Similitudes que acaban ahí, porque temáticas y estilos se bifurcan en direcciones muy alejadas. La obra de Oncina elige el manga como estilo perfecto, que se acopla como un guante a una historia que habla de miedos e inseguridades en ese momento crítico en que la madurez comienza a aparecer. Un típico campamento de verano que será escenario para que las dos jóvenes protagonistas dejen atrás la infancia para descubrir su identidad, en lo personal y en lo sexual. Oncina plantea su relato con naturalidad, desde un recuerdo que elude la nostalgia para reflexionar el presente.

Y una última coincidencia, por si les faltaba: con la isla de La Palma de triste actualidad omnipresente, aparece una obra que tiene como escenario la isla bonita, Garafía, de Elías Taño (La oveja roja). Ganadora del II Premi Internacional de Novel·la Gràfica de La Pobla de Farnals en 2019 y que, por las derivas de la pandemia ve la luz justo ahora, la obra de Taño recuerda la experiencia migrante de sus abuelos, que tuvieron que abandonar la isla para trabajar en Venezuela en una situación dura y complicada que no se parecía en nada a las utopías que llegaban del otro lado del mar. El potente estilo del dibujante canario es perfecto para este relato de ilusiones y esperanzas truncadas, pero también de reivindicación de la construcción de espacios de resistencia frente al infortunio. Pese a la distancia en el tiempo y la diferencias de causas, no son pocas las similitudes y coincidencias que se pueden encontrar con la situación que vive la isla y la solidaridad de sus habitantes.

Seguro que ustedes encuentran más coincidencias.

Compartir el artículo

stats