Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Literatura

Luis Jesús Esteban Lezáun, escritor: “Esta novela es la historia de un amor perpetuo y frustrado”

‘Biografía de tu ausencia’, ganadora del Premio Internacional de Novela de Misterio e Intriga, fue presentada en el Edificio Miller de la capital grancanaria

Miguel Hernández, Guadalupe Martín, Augusto Hidalgo, Santiago Gil y Encarna Galván, ayer

Una esperanza acallada resuena entre las páginas de Biografía de tu ausencia, la obra del ganador del Premio Internacional de Novela de Misterio e Intriga, Luis Jesús Esteban Lezáun. La novela ha sido presentada el miércoles 12 de enero en la sala cultural del Edificio Miller al gran público con la presencia del alcalde Augusto Hidalgo y la concejala de Cultura, Encarna Galván, coincidiendo con el 46º aniversario del fallecimiento de Agatha Christie, una de las figuras insignes del género negro y policíaco. 

"En mi libro, lo policíaco es un andamiaje para contar la historia de un amor perpetuo y frustrado", declara el escritor. "Es un hombre que a sus 70 años, y después de medio siglo, no ha conseguido olvidar a su primer amor. Intenta citarla a través de sus libros, pero nunca aparece". ¿Lo hará esta vez? 

El tiempo sostiene la pasión de un envejecido Ignacio Nuévalos, el protagonista, hacia Celia. Sin saber si es correspondido, el recuerdo sortea la dictadura franquista y los terribles acontecimientos que ocurrieron en la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, donde confiesa Luis Jesús Esteban que nació la idea del relato como "un fogonazo". Sus largas estanterías, repletas de joyas literarias, son el escondite de un misterio por resolver.

Una profesión que no le deja disfrutar de la novela negra

Luis Jesús Esteban Lezáun es licenciado en Derecho y jefe provincial de la Policía Nacional en Salamanca, un trabajo que le da ciertas pistas para dotar de rigurosidad al argumento de su novela, aunque también sea contraproducente cuando se trata de disfrutar de una del género. "Soy muy crítico por deformación personal, así que, a pesar de haber leído mucho y sin orden, el género negro no es mi predilecto". Ironías del destino. 

El premio, a través de la Red de Bibliotecas Públicas Municipales, está dotado con 10.000 euros y supone la publicación del texto. El zaragozano, a pesar de la ausencia física, pudo estar presente gracias al uso de las nuevas tecnologías, pudiendo apreciar el trabajo del dramaturgo, actor y director canario Luis O’Malley, quien preparó una escenografía y unas breves dramatizaciones para el evento. Más allá de la cuantía económica, el escritor valora que "es una gran ilusión que un jurado de tal calidad me considere merecedor de esta distinción, ya que muchas veces los escritores tenemos esa duda sobre la calidad literaria de nuestra obra". 

El relato, que navega entre las turbulentas aguas del amor y el crimen, ha destacado sobre las 222 obras inéditas que se presentaron a la segunda edición de la convocatoria del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Tanto el cuidado tratamiento literario, así como los entresijos de la trama, recibieron los elogios del jurado presidido por la periodista y escritora Marta Robles e integrado por los también escritores Santiago Gil y Tina Suárez Rojas, la editoria Guadalupe Martín Santana y el filólogo Miguel Hernández: "La ambición, la traición, la soberbia y hasta el asesinato forman parte de un curioso entramado desde el que se descubre, además, un momento muy concreto de la historia de España".

Agatha Christie, de paseo por la capital

El agente de policía agradece los halagos y el reconocimiento dado por el galardón capitalino. Sin embargo, no deja que la recompensa a su hacer distraiga las exigencias que tiene para consigo mismo. Es categórico y, tras dudar un instante, enumera los ingredientes que cree imprescindibles para dar con una buena trama. "Invitar a pensar, suscitar algún tipo de sentimiento y entretener; si consigue uno de ellos, es buena, si consigue los tres, es una obra maestra. Espero poder cumplir con, al menos, uno de ellos", ríe a través del teléfono. Ahora, dejará que la imaginación repose, "estará en barbecho", dice, un breve respiro a la que suele darle unos años para recuperar tiempo con su familia y centrarse en su cargo.  

El escritor necesita conocer cada rincón de los escenarios en los que sus personajes transitarán. Hasta ahora ha sido por su tierra natal, además de Algenciras, Salamanca o Las Vegas, quién sabe si en un futuro la ciudad del mar tendrá un lugar privilegiado entre sus líneas. Aquí recaló Agatha Christie cuando se alojó en el antiguo Hotel Metropole. La gran dama del misterio, con más de 70 novelas, escribió parte de El misterio del tren azul en un rincón de este paraje, sobresaltando la calidez de las temperaturas y el frescor de la brisa en su autobiografía. "Las Palmas de Gran Canaria, con tantos turistas y riqueza cultural, podría ser apta para ubicar una novela, ¡crímenes, pasiones!", dice el zaragozano, como los cometidos por los personajes llenos de claroscuros y certezas ideados por los escritores de novela negra Alexis Ravelo o José Luis Correa.

Gabriel García Márquez revolvió las entrañas plasmando en Florentino Ariza y Fermina Daza una tragedia universal que se recordaría en El amor en los tiempos del cólera. Ahora toca revivir una pasión sin edad, esa que tantas horas de sueño le ha quitado a Luis Jesús Esteban Lezáun.  

Saltos en el tiempo


¿Llegará Celia a acudir a la cita que le ha propuesto Ignacio Nuévalos por última vez? Él espera que al término de la presentación de su última novela, Biografía de tu ausencia, se produzca el milagro. Mientras, recuerda entre las páginas los intempestivos obstáculos al que el tiempo ha sometido a su romance. En tierras salmantinas, aguarda a aquel amor de juventud que se rompió a raíz de la muerte del padre de la muchacha, miembro de una célula comunista y bibliotecario mayor de la Universidad de Salamanca, en el transcurso de un tiroteo con un inspector de la Brigada Político-Social que estaba investigándolo. Los saltos temporales caracterizan esta novela, a la cual preceden: El inspector que ordeñaba vacas, La vida contra las cuerdas, El río guardó silencio y Moroloco.

Compartir el artículo

stats