Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine
Davi Vega Periodista, actriz y guionista

«Los empresarios no entienden los beneficios que producir cine reporta»

Davi Vega. La Provincia

La grancanaria Davi Vega, que vive entre EE UU y República Dominicana, ultima los detalles para continuar grabando en su isla natal el ‘largo’ Vienes o voy?, que comenzó a filmar en 202l en Santo Domingo con ella como protagonista la participación de Kira Miró, Pastora Vega o Jorge Perugorría. 

¿Cómo acaba una grancanaria triunfando en Miami (EEUU) y República Dominicana?

Mi familia paterna es de La Aldea, pero yo he vivido siempre en Las Palmas de GC. Viví varios años en Barcelona y quise un cambio. Soy muy tenaz y todo lo que comienzo lo termino, pero necesito estar en constante cambio y crecimiento profesional. Disfruto el camino, pero me enriquece aprender cosas nuevas, realizar varios proyectos. Esta pandemia ha hecho mucho daño, pero a mi cabeza le hizo mucho bien. A veces no nos damos cuenta y estamos en una zona de confort pero gracias a ese parón y a tener tiempo libre para pensar, me decidí a realizar este proyecto maravilloso que cada día me enseña algo nuevo. No es fácil cuando eres la productora, guionista, supervisas la música, eliges el reparto... Es entonces cuando realmente te das cuenta de que, aunque tengas mucha gente a tu alrededor, tienes que estar como Dios, en todas partes.

¿Cuándo dio el salto a América y por qué?

Pues en 2010. ¿El por qué? Porque el cuerpo me pedía un cambio y no soy muy apegada a las cosas materiales, pero sí a mi familia y amigos. Y aunque en 11 años he hecho una familia en Miami, la tierra tira. Viví en Santo Domingo un tiempo y los canarios somos muy latinos. Me sentí como en casa. Por eso, porque tengo amigos que son familia en República Dominicana y por el increíble desarrollo que ha tenido el cine allá en los últimos años, decidí que mi primera película fuese coproducción española-dominicana. La historia transcurre en Gran Canaria, menos la trama que protagoniza mi abuela y un viaje que hacen los actores, que nos sitúa en Santo Domingo. El resto tenía que suceder en mi tierra. Eso me lo pedía el corazón y aunque hay actores de diferentes países Kira Miró (María), que hace de la mejor amiga de mi personaje; Jesús Lemes, que trabaja en México pero es conejero; yo misma y muchos otros artistas que participan en pequeños papeles de Vienes o voy? tenemos en común que hablamos todos y todas con acento canario.

¿Qué le animó a embarcarse como guionista y productora de Vienes o voy?

Pues varios factores externos y sobre todo el querer crear algo mío. Ver cómo ha ido creciendo día a día es muy gratificante. Nunca se rueda la primera versión del guion, de hecho nosotros grabamos la décimo primera. No podía ser número par. Soy un poco supersticiosa con algunas cosas y una de ellas es con los números. Siempre impares y el once es mi número de la suerte. Ha sido un reto, pero ya esto comenzando a escribir un nuevo largometraje.

«El resto de España y en otros países cada vez son más las empresas que ayudan a la cultura»

decoration

¿Cuánto tiempo lleva vinculada a este proyecto?

Solo un año. Comencé a escribir la primera versión de Vienes o voy? en diciembre 2020.

¿Cuándo comenzó a rodar?

Rodamos en Santo Domingo del 22 de noviembre al 18 de diciembre 2021.

¿Qué fechas tienen previstas para concluir el rodaje y cuándo estiman el estreno?

Se suponía que la parte canaria del rodaje iba a filmarse en enero pero lo tuvimos que mover, aunque esperamos poder estar grabando en Las Palmas de GC entre marzo y abril de este año.

¿Es su primer papel protagonista?

Sí. Y debo reconocer que, aunque el personaje de Diana tiene muchísimas similitudes conmigo, no lo escribí pensando en interpretarlo yo. Es otra de las tantas cosas que le agradezco al director de Vienes o voy?, el cineasta Jaime Botella.

¿Fue sencillo vincular al proyecto nombres tan destacados como Kira Miró, Jesús Olmedo, Pastora Vega, Jorge Perugorría y Jorge Sanz, entre otros?

Es obvio que los comienzos son difíciles y nada en esta producción ha sido sencillo. Yo comencé sola en el salón de mi casa de Miami a contactar con los representantes de las actrices y actores españols explicándoles el proyecto, las características de cada personaje... Les mandé el guion porque muchas veces son los mánager de los artistas quienes abren o cierran la puerta de acceso de sus representados. Lo peor siempre es conseguir al primero pero la verdad es que se leyeron el guion y les gusto la historia.

¿Qué aporta un profesional de la talla del director Jaime Botella al rodaje?

Seguridad, disciplina, tranquilidad y un constante aprendizaje. Y con mi director de fotografía, Paco Sánchez, me sucede lo mismo.

¿Y tener a Juan Botella como director de arte?

Juan siempre dice: yo solo soy el de los floreros. Pero sabes que con él, aún en circunstancias de presión por el reducido tiempo que ha tenido para trabajar o porque surgen imprevistos, al final siempre todo sale perfecto. Son profesionales con muchísima experiencia y me siento muy arropada por ellos.

¿Quién produce Vienes o voy?’

DVega Films y Lune Films Productions. Mi director de producción es Félix Rodríguez Rodríguez, al que adoro y admiro porque ha sido productor de los mejores directores de este país, y ahora de esta humilde canariona.

¿Cree que Canarias en general y Gran Canaria en particular viven un buen momento en lo que respecta a acoger rodajes internacionales?

Por supuesto. Primero porque tenemos un clima y unos paisajes muy variados, que funcionan como platós naturales. Además, cada vez hay más ayudas para rodar aquí, sobre todo por los incentivos fiscales. Los mejores de España. Lo malo es que no son muchos los empresarios canarios que quieran ayudar pese a los apoyos fiscales. Parece que no entienden cómo sus marcas se pueden beneficiar patrocinando producciones cinematográficas. En cambio, en el resto de España y en muchos países como República Dominicana, cada vez son más las empresas que ayudan y promueven la cultura. Creo que en eso deberían trabajar las instituciones canarias para conseguir demostrar y convencer al sector empresarial de las Islas sobre las oportunidades que les abriría su implicación. Y no hablo únicamente de las grandes empresas.

Compartir el artículo

stats