Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Literatura
Elio Quiroga Escritor y cineasta

«La ciencia ficción es una advertencia sobre lo que nos podría esperar»

El escritor y cineasta grancanario Elio Quiroga. La Provincia

Elio Quiroga (Las Palmas de Gran Canaria, 1969) se define como un optimista por encima de todo. Quizás por ello es capaz de escribir una novela negra y de ciencia ficción sobre una catástrofe que diezma a la humanidad, con asesinato múltiple, y, aun así, lograr el reconocimiento de «los buenos». Su última novela, ‘Tiempo sucio’, ha ganado el Premio Policía Nacional 2021.

Abril, 2022. Pandemia, precariedad, guerra en Europa, inflación, carburantes, huelgas, migraciones… ¿Ha llegado el verdadero Tiempo sucio?

Vivimos unos tiempos inciertos, eso es así. No sé si «sucios», pero, al menos, altamente preocupantes. Espero que aprendamos algo de lo que está ocurriendo; parece que es difícil, pero soy optimista.

Presenta una novela de ciencia ficción, género que sube puntos conforme la actualidad eleva cada día sus propios niveles de surrealismo. ¿Se trata de un intento desesperado de que nuestra realidad no nos supere?

En cierta medida, los géneros como la ciencia ficción nos ayudan a reflexionar sobre nosotros mismos y sobre nuestro presente, examinando un probable futuro, generalmente, no deseable. En ese sentido, entiendo el género como una forma de advertencia sobre lo que nos podría esperar. Eso creo que es lo más atrayente de la ciencia ficción, y más aún en el caso de esta novela que se mezcla con el género negro. En este caso, quise crear un futuro positivo, en el que ocurren cosas que rompen los esquemas de una sociedad que cree haber arreglado todos sus problemas.

Nuestro temor constante al incremento en las cotas de poder de la inteligencia artificial contrasta con la obsesión que sentimos por ella. ¿Lograremos el equilibrio o terminaremos devorados por la tecnología?

Justo en estos tiempos vivimos en una especie de ‘ley de la selva’ tecnológica, en la que parece que hasta nuestros derechos ciudadanos son secundarios para alimentar a monstruos como las redes sociales. Confío en que, como civilización, seamos lo suficientemente sabios para comprender que el problema no son las herramientas tecnológicas, sino quienes las manejan. Actualmente, entregamos nuestros datos personales, o íntimos en ocasiones a multinacionales que no aceptan las legislaciones de los países en los que se afincan, y que trafican con ellos, literalmente. Es algo a arreglar urgentemente.

Tiempo sucio es también una novela negra con la que ha ganado el Premio Policía Nacional 2021. ¿Cómo lleva que sean «los buenos» los que le premien cuando a usted los que le fascinan son «los malos»?

Me sentí realmente muy honrado por el premio. La historia precisamente la protagoniza una policía, en un mundo futuro en el que el crimen ya no existe. De repente, empiezan a ocurrir asesinatos violentos en serie. Nadie sabe cómo reaccionar, y se inicia una búsqueda desesperada para intentar detenerlos. Como no podría ser de otra manera, el papel de la policía protagonista es positivo en la novela, y vivimos la historia a través de sus ojos. Creo, volviendo al momento presente, que es una gran noticia que estén ahí para cuando les necesitamos.

¿Se ve dirigiendo en el cine una historia futurista como ésta, ambientada en Las Palmas de Gran Canaria, tal como hizo en La estrategia del pequinés (2019)?

Claro que sí, o adaptándola al cine. Animo a algún productor que esté interesado en adquirir los derechos. Es una historia universal y puede ser entendida en cualquier lugar del mundo.

Si pudiera rescatar a los mejores actores de cine noir para una producción cinematográfica, ¿a quién elegiría?

Si me prestaran una máquina para viajar en el tiempo, para el papel de Bea, la protagonista de la novela, me traería a alguien como la Ida Lupino de los años 40, una maravillosa actriz que, además, fue directora. También, abusando de esa máquina del tiempo prestada, pensaría como opción en Barbara Stanwyck. Y si fuera una actriz española actual, se me ocurriría alguien como Bárbara Lennie, por ejemplo.

Y en la ciencia ficción… ¿quiénes son sus referentes?

Muchos, desde Frederick Pohl a Isaac Asimov, pasando por Poul Anderson, Larry Niven o J. G Ballard. No quisiera olvidar a Ray Bradbury, que es un mago de la prosa, un poeta de la narración. Con todo, mi preferido siempre fue el polaco Stanislaw Lem.

¿Y el cine patrio? ¿Cuál es su radiografía en 2022?

Actualmente sufrimos como industria el momento de caos (de nuevo la jungla) de la aparición de los operadores de VOD (vídeo bajo demanda), que condicionan lo que se crea y lo que se produce. Es un momento importantísimo para que se luche por respetar el talento creativo, las voces distintas y originales, porque esta es una industria muy acomodaticia. En ese sentido, abrir paso a nuevas directoras y creadoras de cine es no ya fundamental sino de la máxima urgencia.

Actualmente ejerce la docencia en la Universidad del Atlántico Medio. También impulsa varios cinefórums. ¿Qué visión tiene de la posición estratégica de Canarias como plató natural de superproducciones?

Tenemos una gran suerte, estamos en un lugar privilegiado, y hay mucho talento en las islas para hacer cine y audiovisual. Es realmente estupendo que vengan a rodar producciones, así nos mantenemos en el mapa y nos conocen más y más. Es algo que nos beneficia a todos, transversalmente. Pero que no se olviden las instituciones del talento isleño. Es fundamental apoyarlo por encima de todo.

Compartir el artículo

stats