La agrupación canaria Las Hespérides estrenará este domingo en Barcelona la ópera perdida de San Ignacio de Loyola. 

Este ensemble, especializado en el repertorio de la música antigua y que aúna la experiencia musical de intérpretes de los mejores conjuntos musicales del país, tendrá su puesta de largo en el Festival Espurnes Barroques. En concreto, en la iglesia del Sagrado Corazón de los jesuitas del Eixample de Barcelona coincidiendo con el 500º aniversario de la estancia de San Ignacio de Loyola en Manresa. 

Se trata de la ópera sacra sobre el santo que, entre 1717 y 1726, compuso el jesuita misionero italiano en Argentina Domenico Zipoli con el propósito de componer en castellano un libreto eminentemente pedagógico cuyo fin era evangelizar Sudamérica. Dos copias de la obra, que se interpretará en versión de concierto en este ciclo, fueron halladas a principios de la década de 1990.

Este repertorio busca convertirse en un imprescindible para los amantes de la música antigua y consolida la reaparición de Las Hespérides tras la pandemia.

Su actividad musical siempre ha proporcionado una visión y enfoque diferentes de la música logrando un resultado natural y poco artificioso que se impone como la base en común de todos sus proyectos. 

Para esta ocasión, el papel de San Ignacio de Loyola correrá a cargo de la soprano Magdalena Padilla, mientras que Isabel Álvarez hará las veces de San Francisco Javier. Por su parte, el contratenor Víctor Ramirez será el Demonio. A estos se les sumará Giovanni Déniz y Laura Díaz (violines), Diego Pérez (violonchelo barroco) y Carlos Oramas (tiorba).