Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Relato de vida, muerte y familia

El dramaturgo francés Alexis Michalik estrena ‘Una historia de amor’, protagonizada por Félix Gómez y Almudena Cid, en el Teatro Cuyás

Almudena Cid y Félix Gómez en la obra.

El Teatro Cuyás acoge los próximos 27 y 28 de mayo, a las 19.30 horas, el montaje ‘Una historia de amor’, un melodrama con dosis de comedia sobre la relación de pareja de dos mujeres escrito por Alexis Michalik. Las entradas se pueden adquirir en la taquilla del recinto o en la página web del espacio. La propuesta llega a la Isla tras su paso por Madrid y Tenerife.

Amor y humor se dan la mano en Una historia de amor, la obra con la que el niño maravilla de la escena francesa, Alexis Michalik, se estrena en España. Protagonizada por Loreto Mauleón en el papel de Katia, y Aura Garrido y Silma López como Inés, la obra –que ya ha cosechado importantes éxitos en Madrid– también cuenta con las exquisitas interpretaciones de Félix Gómez (William) y Almudena Cid (Clara), que los próximos días 27 y 28 de mayo subirán al escenario del Teatro Cuyás esta historia que lleva al espectador de la comedia al drama a lo largo de una hora y media de puro teatro.

En Una historia de amor, Michalik reflexiona sobre la relación de Katia, una periodista lesbiana, e Inés, quien ha terminado recientemente la relación con su novio y acaba enamorándose de la primera. Katia queda embarazada por inseminación artificial, y en mitad de la gestación Inés decide abandonarla. La trama se enriquece con William, el hermano de Katia y escritor de éxito que se atormenta tras perder a su mujer, Clara, en un accidente con el coche que él mismo conducía. Completa la historia Sol, la hija nacida del amor entre Inés y Katia, que después de 12 años de aquel encuentro tendrá que vivir con William porque su madre padece una enfermedad terminal.

«En algún momento el público conecta y eso permite entender qué mueve al personaje»

Félix Gómez - Actor

decoration

Tras varios meses de gran éxito en el Teatro Infanta Isabel de Madrid, Una historia de amor realiza ahora una gira por la geografía española que hace que recala en la capital grancanaria tras su paso por Tenerife. Los actores Félix Gómez y Almudena Cid reconocen que para todo el equipo supone «una gran alegría» poder mostrar esta historia ante un nuevo público. «Nos produce una gran satisfacción que el cuento que contamos conecte tan bien con la gente y que el público se conmueva, desde la risa hasta el llanto», comenta el actor que interpreta a William en esta adaptación del libro francés.

Y esa buena recepción se debe, en opinión de dos de sus protagonistas, a que «esta obra conecta con el público». Son cinco los actores que sobre el escenario interpretan, cada uno de ellos, a varios personajes, por lo que, ante tantas historias diferentes, «en algún momento el público acaba conectando y eso permite comprender qué mueve a cada personaje», explica Félix Gómez quien reconoce que, aunque hay personajes en esta obra que «nos pueden parecer detestables, al final acabamos entendiendo qué les hace actuar de esa forma».

Fue eso precisamente lo que le sucedió a él cuando leyó el guion de Una historia de amor por primera vez: «Interpreto a un alcohólico que está encerrado en casa, es cínico y sarcástico, justo lo contrario a mí». Y, aunque él no se encuentra identificado con esa oscuridad de su personaje, «cuando termina la función creo que lo podemos entender un poco mejor porque nuestros caminos están llenos de oscuridad, de fallos y tropiezos, porque somos humanos».

Almudena Cid también celebra que el papel de Clara recayera en ella: «Me viene como anillo al dedo». No solo porque esa mujer sea bailarina –como ella lo ha sido durante buena parte de su vida– sino porque «es una obra de teatro que habla de la vida, que trata la muerte, las separaciones y las segundas oportunidades, que me parece lo más interesante. Estas no siempre llegan cuando queremos sino en otro momento y de forma muy distinta a como lo habíamos imaginado». Por todo ello, afirma, «esta historia me ha ayudado a reflexionar y a entender mucho sobre la vida».

Al igual que sus compañeros, Almudena Cid interpreta a otros cuatro personajes además del papel de Clara. En su caso, la obstetra, dos camareras y una joven que trabaja en una clínica de congelación de óvulos presentan un punto de comedia, «lo que me permite ir transformándome a lo largo de la función hasta llegar a mi personaje principal, y ese es un juego maravilloso», dice.

«La transición del deporte de élite a la vida normal es difícil y el teatro me salvó»

Almudena Cid - Actriz

decoration

Ambos actores reconocen que es un placer poder trabajar con el resto de sus compañeros. Mientras que Gómez tiene una amplia trayectoria en el mundo de la interpretación, Cid se estrena sobre las tablas tras años como bailarina olímpica. «Aunque a veces suene a tópico, en esta ocasión es verdad, hemos logrado convertirnos en una familia muy bonita», afirma el actor, quien no para de trabajar y compagina las funciones de esta obra de teatro con la grabación de diferentes series de televisión. No en vano, tiene pendiente de estrenar la tercera temporada de La Caza. Guadiana, Fuerza de paz y Señor, dame paciencia. Por su parte, Almudena Cid indica que «echaba mucho de menos trabajar en equipo porque a lo largo de mi carrera profesional he estado siempre sola y el teatro me permite ahora salir a escena junto a mis compañeros».

Refugio

De este modo, tras estos primeros trabajos actorales, la que fuera gimnasta rítmica olímpica sentencia que «la interpretación me ha salvado porque la transición del deporte de élite a la vida normal es a veces complicada». Así, la alavesa explica que se ha refugiado en el teatro y agradece haber recibido «el apoyo de la profesión, que me ha hecho sentirme competente». Por todo ello, afirma que, sobre el escenario, «es el lugar en el que necesitaba estar».

Félix Gómez adelanta que el público que acuda mañana al Teatro Guimerá podrá «pasar del llanto a la risa en tan solo un segundo» y asegura que no se van a arrepentir de participar en esta única función, aunque prefiere no adelantar demasiado sobre ella porque «yo, como espectador, lo que quiero es que se levante el telón y me sorprendan» así que solo anuncia que «con Una historia de amor, el espectador va a poder volar».

Compartir el artículo

stats