Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ópera

La pasión de 'Los cuentos de Hoffman' marca el final de temporada de la ópera

La cita musical cuenta con el tenor Arturo Chacón-Cruz y la soprano Jessica Pratt los días 21, 23 y 25 de junio a las 20.00 horas

Yves Abel, Olga Syniakova, Ulises Jaén, Arturo Chacón-Cruz, Óscar Muñoz, Carolina López, Tilman Kuttenkeuler, Rubén Amoretti y Daniele Piscopo durante la rueda de prensa de esta mañana presentando 'Los cuentos de Hoffmann'. Pedro Reyes

Un poeta recuerda entre las lágrimas de alcohol y los sueños que han quedado al fondo de su copa. Él es el poeta Hoffmann y este escenario es el cristal que desnuda su alma. El quinto y último título de la 55º temporada de Ópera de Las Palmas de Gran Canaria - Alfredo Kraus 2022 dice adiós con la gran producción de Jacques Offebach que pone a prueba la versatilidad y la belleza de la escena el martes 21, el jueves 23 y el sábado 25 de junio a las 20.00 horas con la imaginación de quien vive enraizado en su ensoñación.

La obra Los cuentos de Hoffmann vio su estreno por primera vez en 1975 dentro de la producción canaria y contó en 1987 con la última actuación escenificada de Alfredo Kraus, por lo que sus representaciones anteriores son una buena muestra del nivel que se espera del montaje que, en esta ocasión, cuenta con el tenor mexicano Arturo Chacón-Cruz como protagonista, la soprano Jessica Pratt en el papel de Olympia, Carolina López Moreno debutando tanto en la temporada como en la piel de Antonia, también, la mezzosoprano Olga Syniakova en la compleja tesitura de Giulietta y un Rubén Amoretti que vuelve a dotar de una risa maléfica del antagonista Lindorf. Con la presencia de los cantantes junto a Óscar Muñoz, presidente de Los Amigos Canarios de la Ópera, Tilman Kuttenkeuler, director de la Fundación Auditorio y Teatro, Yves Abel, director musical, y Daniele Piscopo, director de escena; Ulises Jaén, director general y artístico, se refirió a esta como "el título más complicado".

La cita musical, enmarcada en el romanticismo alemán, tiene duración total de tres horas y diez minutos con descansos incluidos, pequeños recesos en los que el equipo técnico ha de cambiar con celeridad la escenografía a cargo de ACO y diseño de Carlos Santos entre Nüremberg, París, Munich y Venecia. Hoffmann recrea en cada texto tres amores que suman y representan a su gran amor la cantante Stella: Olympia, una figura mecánica; Antonia, la diva maldecida por su voz; y Giulietta, una cortesana que roba reflejos. La comedia, lo estrambótico, la fantasía y los pesares descubren la complejidad de una realización que invita al divertimento.

La soprano Jessica Pratt, quien interpretará a Olympia en 'Los cuentos de Hoffmann'. Alessandro Moggi

El hechizo del cuento

El tenor Chacón-Cruz revela el amor inmenso que siente a la hora de representar a un personaje que lo acompaña desde 2008. De aquellas tabernas mexicanas donde el son del mariachi lo guio hacia la ópera, queda la tragedia y la alegría con la que se le canta a la pasión, "aquí sabremos decirle al público por qué es importante amar y por qué es importante sufrir", indica tras haberse él mismo transformado en los últimos años con una paternidad que le ha dado el don de la narración de los cuentos para no dejar escapar la atención de su hijo ni del público que espera expectante en las sillas.

A este reclamo responde la soprano Jessica Pratt, que prefiere desoír las grabaciones previas y se embarcó en la musicología histórica para encontrar la esencia de Offenbach. "¡Es siempre tan maravilloso descubrir nuevos mundos musicales! La primera vez que me acerqué a esta ópera me sentí completamente enamorada del romanticismo de esta música, tanto que se ha convertido en una de mis óperas favoritas para interpretar y estará presente en mi calendario una o dos veces al año". Fiel a la partitura, sin que la interpretación pueda arruinar la línea vocal, busca la contemporaneidad del texto y lo encuentra en "un hombre que idealiza diferentes aspectos de las mujeres, pero que realmente nunca ama a la persona por lo que es: un hombre así siempre acabará solo".

Encuentra sorprendente la despedida de Stella, "creo que fue algo muy moderno por parte de Offenbach, el darle a la mujer la última palabra cuando estaba siendo cosificada por ese hombre durante toda la noche, además de que habla de las consecuencias de ser superficial". En un espacio contemporáneo dado a las irrealidades, aprecia el teatro como un punto de encuentro entre el arte y la comunidad donde se respira la magia de la creación y sirve como antídoto al aislamiento, "la parte más emocionante para mí durante la ópera es cuando hay un silencio absoluto y puedes sentir que todos están manteniendo la respiración contigo esperando la próxima frase musical".

A ella la han llevado a ser una de las cantantes más destacadas del momento la "perseverancia, no ofenderse fácilmente y una ética de trabajo fuerte", pero no deja de reflexionar sobre la profesión a la que ha decidido dar su vida. "No hay nada más moderno que la verdad. No creo que la ópera necesite que la cambien, puede ser transportada a otras eras mientras sea de manera inteligente y retratada en la época actual. La Ópera podría aprender mucho de Broadway en cuanto a cómo hacer un buen show, ya que tenemos la voz humana sin interferencia mecánica alguna, la energía de una actuación acústica en directo no tiene comparación y eso necesita ser valorado y más publicitado". El equilibrio entre la exigencia técnica y las innovaciones en el campo artístico han de ir de la mano para lograr una "experiencia increíble e inolvidable".

La ópera que "ha superado las expectativas"



Sin contar con la sustitución de la soprano María José Siri por Martina Serafín en el título Manon Lescaut, la 55º temporada ha llegado a su fin sorteando las dificultades de una vuelta a la normalidad marcada por la Covid-19 a pesar de la reducción de los intérpretes en la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y el mantenimiento de la mascarilla por parte de los miembros del coro. El director general y artístico Ulises Jaén considera que la valoración es «100% positiva». «Los títulos han superado las expectativas, tanto en taquilla como en nivel, con cuatro óperas fantásticas y difíciles con gran éxito», subrayó ayer durante la rueda de prensa. La presencia de Ramón Vargas, Claudia Pavone, Roberto Scandiuzzi, Murat Karahan, Judit Kutasi y maestros de destacado prestigio internacional han insuflado ánimos a la producción operística. A su manifiesto se sumaron las felicitaciones de los intérpretes y los directores de escena y musical.

La combinación entre un ambiente europeo y la alegría de las calles atrajeron una vez más a Arturo Chacón-Cruz a esta tierra mientras que Olga Syniakova reseñó la fama que posee la agudeza de Jaén para elegir a un reparto de primer nivel. Ella misma se mostró sorprendida al ser elegida después de ganar el Concurso Alfredo Kraus y su compañera Carolina López Moreno tras ser vista en una audición publicada en YouTube. «Felicito a todo el equipo y estoy muy contento de este final», agradeció Jaén, al igual que los demás participantes de la producción que cierra por todo lo alto. | C.R.

Compartir el artículo

stats