Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asociacionismo cultural

Nace el primer Ateneo Científico y Cultural de Las Palmas, participativo e intergeneracional

La Asociación Científico y Cultural aglutina a expertos y noveles de la sociedad canaria, cuyo acto de inauguración será el lunes 27, a las 19.30 horas, en el Museo Castillo de Mata

Asociación Ateneo Científico y Cultural de Las Palmas. En la imagen, Beatriz Morales Fernández, presidenta ejecutiva del Ateneo de Las Palmas, y Adrián Santana, director del Ateneo de Las Palmas. ANDRES CRUZ

Nuevos vientos sacuden la ciudad. Un brío de energía refuerza el pulso que históricamente ha marcado a la capital grancanaria al fundarse por primera vez el Ateneo Científico y Cultural de Las Palmas. Una asociación cultural que nace con un código en el que la digitalización, la interacción, el diálogo, la interdisciplinariedad y el compromiso son sus estándares. «En nuestra ciudad faltaba una asociación transversal que uniera a varias personas de diferentes ramas y experiencias bajo un paraguas cultural y científico, un ateneo de debate y reflexión en una suerte de rebeldía en un tiempo de eslóganes y desinformación», adelantan Beatriz Morales y Adrián Santana, presidenta ejecutiva y director, respectivamente, del recién anunciado colectivo. El acto fundacional será mañana, a las 19.30 horas, en el Castillo de Mata, en el cual anunciarán las primeras actividades con que pretenden acercar la actividad sociocultural a cada rincón imaginable.  

Todo comenzó hace poco, es más, el pasado febrero fue cuando Santana llegó a la conclusión de que faltaba esta iniciativa que bombea cultura a los cuatro costados. Invitó a Morales a unir sus inquietudes y, de ahí, han hablado, escuchado y reflexionado sobre la mejor manera de concebir esta transformación paulatina de las inquietudes comunitarias. 

Son jóvenes, pero su currículum habla por sí solo. Beatriz Morales es profesora de Lengua Castellana y Literatura y doctoranda en Estudios Lingüísticos y Literarios en sus Contextos Socioculturales, ¡y poeta!, mientras que Adrián Santana es historiador y doctorando del programa Islas Atlánticas: Historia, Patrimonio y Marco Jurídico Institucional, ambos por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. El plantel que les rodea hace que esta promesa tenga un mayor calado y beba de la trayectoria de quienes han fomentado el espíritu crítico desde las distintas esferas culturales de la cuna atlántica. A nivel formal, el Ateneo estará compuesto por una junta directiva formada por Jerónimo Saavedra, presidente honorífico, la escritora Mayte Martín, vicepresidenta, el cronista Juan José Laforet, como secretario, y Mariola Marrero, la tesorera del equipo. 

Experiencia y juventud

En cuanto a las secciones que habrá dentro de la organización, serán divididas y dirigidas en el siguiente orden: José Gilberto Moreno, director del Museo Elder, estará en Ciencia y Salud; Roberto Moreno Díaz, gerente de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, coordinará Innovación y Economía; luego, Dania Dévora, recientemente nombrada Hija Predilecta del municipio, organizará Música, Teatro y Danza; también, Daniel Montesdeoca, director del Museo Néstor, desarrollará Bellas Artes; José Aguiar, coordinador general del Museo Castillo de Mata, estará al frente de Patrimonio; el psicólogo Blas Rodríguez llevará Psicología y Filosofía; la profesora y activista cultural Yolanda Ortega encarrilará Solidaridad; la fundadora de Tertulia y Arte, Nira Cabrera, impulsará Comunicación; el divulgador cultural y activista José Godoy contribuirá en Acción Social; y Francisca Quintana, directora de la Escuela de Ingeniería Informática de la ULPGC, lanzará Educación; nombres de peso que dan la mano a nuevas personalidades como los egresados Noelia Gil, en Geografía e Historia, Alejandro Betancor, encargado de la Sociedad de Debate e Ideas, y Luis Carrascosa, quien será responsable de Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas. 

Al estilo de otras asociaciones culturales jóvenes, su apertura es sin ánimo de lucro y podrá participar cualquier persona a partir de los 16 años sin la necesidad de pagar una cuota mínima superando las barreras económicas o estructurales a los que se enfrenten los individuos interesados. La intención es llegar a todos los barrios, municipios e islas de la provincia tratando las temáticas que sean más interesantes, aparte de necesarias, en cada ocasión con dos actividades como mínimo programadas al mes.

Quedan a la espera de anunciar cuáles serán sus iniciales incursiones y, después, en septiembre comenzarán el curso con una batería de estructurales. «Los debates que abramos tendrán que ver con el desarrollo urbano, la participación ciudadana y la presencia de la cultura, que ha de acercarse a todos los niveles y conforma nuestra propia cosmovisión, sobre todo sabiendo que hay muchas personas alejadas de estos escenarios». Ya fuera Schamann, Escaleritas, Moya, Agaete, La Oliva, Caleta del Sebo o Yaiza, hay movimiento y ganas en su quehacer

Implicación de los centros educativos

Además de contar con los perfiles en redes sociales y su propia página web para informar de su quehacer diario, dispondrán de la colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y otros locales que se sumen al proyecto para desarrollar las ideas que en estos meses comiencen su periplo dentro de cada ámbito especializado. «Somos un espacio itinerante debido a que queremos alcanzar el nivel provincial y que, quien lo desee, se acerque a las secciones que lo atraigan y aporte su granito de arena. Realizaremos alianzas con otros ateneos, asociaciones y, sobre todo, centros educativos», resaltan. Incluso, hablan del apoyo que realizará a la concurrencia a capital europea de la Cultura en 2031 después de que el consorcio lo intentara en 2016, aunque eso es uno de los tantos puntos a tratar en el crecimiento de la iniciativa ciudadana.

Una base fundamental para el despliegue del Ateneo es la participación del estudiantado de secundaria, ciclos medios y de grado superior y universitario, por lo que ya cuentan con profesorado que participará en la asociación científico y cultural mediante la implementación de dinámicas que despierten la curiosidad y apego de los escolares a su entorno y legado circundante. «Lo primero es acercarse a los institutos, donde están los jóvenes la mayor parte de su tiempo, y también a las asociaciones juveniles que puedan sumarse para hablar con su mismo idioma y preocupaciones, ya que ellos son el verdadero vector de cambio como ciudadanía no solo del futuro, sino del presente», subrayan.

«Para hacer frente a los retos de ahora no es necesario hacerlo de forma sectorial sino de manera conjunta con un pacto intergeneracional donde se alían experiencia, innovación y ganas con el fin de dar respuesta a estos desafíos. Beatriz Morales habla de su alumnado, al que conoce e intuye después de tantas jornadas como mentes inquietas, «los percibo con muchísimo talento oculto porque creen que no se les va a dar espacio ni voz para poder desarrollar su talento, por eso, el Ateneo será el canal para expresar su inquietud y creatividad». Una voluntad que ya es realidad.

Innovación y tradición en los ateneos

Los ateneos surgen en el marco del siglo XIX como centros culturales donde las élites daban respuesta a las iniciativas artísticas que la burguesía proponía entre sus semejantes. Como comenta Adrián Santana, en Las Palmas de Gran Canaria el Gabinete Literario, fundado en 1844, serviría como un análogo en aquel tiempo donde el Puerto de la Luz abrió sus diques al mundo. La apertura y la influencia de las corrientes tricontinentales enriquecían el acervo y desarrollo de la urbe que, poco a poco, se transformaba en el epicentro del Archipiélago con un intercambio de mercancías y personalidades más que destacable. En la actualidad, el Ateneo de La Laguna, el Ateneo de Madrid o el Málaga, entre otros muchos que recorren el litoral español, cogen el testigo de aquellos enclaves intelectuales. «El ateneo del siglo XXI tiene esa raigambre de sabiduría, cultura, calidad, pero tiene que acercarse a todas las realidades y escenarios para ser espacio de encuentro en una sociedad crispada y responde a esa necesidad de reflexión conjunta y encuentro». | C.R.

Compartir el artículo

stats