Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

Manolo Millares pervive en el CAAM

El centro de arte inaugura la muestra 'Homenaje a Manolo Millares' por el 50º aniversario de su fallecimiento con la selección de 25 piezas

30

Homenaje a Manolo Millares en el CAAM Andrés Cruz

Manolo Millares vuelve a la isla que lo vio nacer en las múltiples formas de sus creaciones. A raíz del 50º aniversario de fallecimiento, el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) se suma a los distintos tributos que se están realizando en su honor con la exposición Homenaje a Manolo Millares, la cual se inaugura hoy a las 20.00 horas y permanecerá abierta al público hasta el 18 de septiembre. Un recorrido iluminado por las 25 piezas, obtenidas tanto del fondo del museo como cedidas por la artista y viuda Elvireta Escobio, que traza cronológicamente la evolución de un artista multidisciplinar cuya firma vanguardista, aún siendo del siglo pasado, posee una actualidad inherente, como recordó durante la presentación su hija, Coro Millares Escobio.

La apertura se tiñe también de un motivo especial puesto que Millares reabre la planta -1 del CAAM después de las distintas reformas que se han realizado en los últimos meses. Como un imán, el Cuadro 111 se erige entre los dibujos, pinturas y grabados que los fondos del Cabildo expone mostrando la evolución de aquel joven que estudiaba y perfeccionaba la técnica a través de ídolos como Picasso o Dalí. Más tarde, descubriría cuál era su misión dentro de la abstracción que lo indujo a experimentar sobre la arpillera y matizando los colores en los negros, blancos, rojos y ocres que caracterizan su obra. Destacan los retratos a Alonso Quesada (1951) y a su padre con El primer mutilado de paz que conocí (1953), a la vez que la serie Antropofauna, cinco grabados de la década de los 70, o la carpeta El Paso.

La Fundación Millares, una aspiración

Durante la presentación, Coro Millares, agradecida por esta nueva retrospectiva que ofrece el CAAM, recordó el "vínculo inquebrantable" que Millares poseía con su tierra, a pesar de alzar el vuelo a causa del imperativo por aprehender y conocer el arte con el que se experimentaba en el exterior, del que sabía mediante a sus "amigos sin caras", como llamaba cariñosamente a los críticos e intelectuales del momento con quienes mantenía correspondencia. Además, no dudó de la representatividad tanto a nivel nacional como internacional de la que goza su padre en la actualidad, pues su obra está adquirida tanto en museos como el MoMa o el propio Museo Reina Sofía. "El lenguaje directo que empleaba y la emoción que había en su obra tiene vigencia", matizó, refiriéndose a los temas que, como la guerra, la hambruna o penurias, que pasaron en la posguerra siguen permaneciendo hoy día.

La idea de una fundación que atraiga, como fue en su momento la dedicada a Chirino, la extensa obra de Millares, todavía está por reflexionar en la familia. "Siempre ha estado flotando esta idea", reveló, "no sabemos si sería una fundación o museo, en todo caso, es algo que se agradecería, ya que sabemos de la deuda histórica que tiene con la ciudad". No obstante, la experta añadió que la continua demanda de la producción en otras partes de la península hace inviable este traslado por el momento puesto que temen que quedara fijada en un sitio a causa de los costes económicos, si bien es cierto que hay tanto colecciones privadas como públicos donde se guardan estos tesoros.

Por tanto, en el camino por perseguir esta visibilización de la obra de Millares, el CAAM trae nuevamente a las salas las pinturas que fueron, y siguen siendo, rompedoras contra el inmovilismo, como destacó Orlando Britto, director del CAAM. Asimismo, resaltó el compromiso por parte de la institución de reconstruir y ampliar el estado de las vanguardias en Canarias, como ocurría hace poco con Juan Hernández, puesto que su función es dar visibilidad a un legado "imprescindible". En este sentido, Guacimara Medina, consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, resaltó el apoyo que realiza la administración pública por trazar un catálogo que esté disponible para la ciudadanía.

El diálogo entre Millares y Felo Monzón es otro de los protagonistas de la exposición debido a la próxima publicación del libro Correspondencia Manolo Millares - Felo Monzón, a cargo del profesor José Luis de la Nuez Santana. Un texto que mostrará el intercambio intelectual entre ambos artistas que se nutrían de conocimiento y que, en cierta manera, se influenciaron, como muestra el cuadro de corte indigenista que ha cedido Escobio para la ocasión.

Actos alrededor de Millares

Antes de la inauguración, Juan Manuel Bonet, escritor, crítico de arte y uno de los más reputados especialistas en la producción de Millares, impartirá a las 18.00 horas una conferencia sobre su obra y, desde las 19.00 horas, comienza una mesa diálogo en compañía de Coro Millares, Fernando Castro Borrego y el propio Bonet.

Además, el CAAM recordó durante la rueda de prensa la colaboración con el Museo Canario para esta retrospectiva, la cual se estrena una semana antes de que lo haga lo propio la institución científica el próximo 14 de julio. Este acto se añade, además, al emprendido por la Fundación La Caja de Canarias al renombrar la galería de arte del CICCA como Salas Manolo Millares/Elvireta Escobio.

Compartir el artículo

stats