Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

PSJM traspasa la virtualidad en el CAAM

La Exposición ‘022 en la SaladeArteSocial.COM es una iniciativa entre PSJM y el CAAM | La muestra conecta lo tecnológico y artístico

El colectivo Visoria desarrolló el proyecto 'Musée Déjà vu', parte de la exposición en la que colaboran el CAAM y el colectivo artístico PSJM. LP/DLP

La virtualidad abre las fronteras de territorios inexplorados, tan amplios como inhóspitos, pues están ocultos, esperando a que un ente programe las especificidades que necesita para su nacimiento. PSJM vuelve a inocular su imperativo creativo con la inauguración de La Exposición '022 en la SaladeArteSocial.COM, la cual se convierte en una extensión digital del espacio físico del CAAM para ampliar su incursión en el Net Art, un campo en el que las producciones artísticas están hechas para la red. Los colectivos Accionalcubo, Visionaria e Hyphae proponen tres visiones híbridas en el que invitan al espectador a experimentar con cuestiones medioambientales, futuristas, de memoria y género.

El colectivo Hyphae desarrolló el proyecto 'ETRA', parte de la exposición en la que colaboran el CAAM y el colectivo artístico PSJM. LP/DLP

La colaboración surgió a raíz de la novela edición del taller PSJM•CAAM Workshop, en el que Cynthia Viera y Pablo San José, componentes del PSJM, dieron lecciones tanto teóricas y prácticas durante cuatro semanas a los nueve componentes del grupo de carácter internacional. Desde Santiago de Chile, La Plata, Córdoba, Málaga, Ecuador-Madrid, Italia-Tenerife y Gran Canaria se conectaron los equipos multidisciplinares con distintos perfiles, tanto de artes plásticas, cine experimental filosofía, diseño, trabajo social o gestión cultural, para confluir y proponer un proyecto que pusiera a la tecnología al servicio de la creación.

"En los talleres, hacemos una primera semana cargada de teoría y crítica, además de cuestiones prácticas que van sobre cómo funciona el mundo profesional", detalla Pablo San José. "Ha sido muy importante para nosotros comisariar unas instalaciones digitales que tengan la calidad suficiente como cualquier otro de lo espacios, las cuales tratan temas muy actuales y entroncan con nuestra línea donde prima el arte social". El visto bueno antes del gran día, el pasado viernes 8 de julio, contó con las apreciaciones de la comisaria Gemma Medina y el teórico José María Durán, en Eindhoven y Berlín, pero siempre cerca de las inquietudes sensibles.

Híbrido entre la naturaleza y la tecnología

El grupo Accionalcubo, formado por la canaria Obelinda Marrero, la argentina Cecilia Echevarría y el ecuatoriano Wilson Granada propone Rituales Híbridos, una revisión de las tradiciones ancestrales de cada una de sus culturas con el fin de involucrar al usuario entre las culturas, los cuerpos y las máquinas que deben, finalmente, cuidar al medioambiente y a la memoria colectiva. Wilson está en Madrid estudiando Bellas Artes tras convencerse del "poder que el arte tiene para transformar a las personas".

Captura del proyecto 'Rituales Híbridos' de Acciónalcubo. LP/DLP

Analizó junto a sus compañeras los pueblos aborígenes canarios y también los Cañari y los Kayambis de Sudamérica. "Queríamos con esta realización híbrida hacer este performance a la tierra, pues todos estos avances tecnológicos bien utilizados pueden mejorar la forma de producción y conservación de la tierra". Por ello, aglutinan imágenes y sonidos para conformar un "ritual a la carta" en la que una asistente virtual invita a seleccionar los elementos de cada una de las tribus que componen el trayecto desde el pasado a la contemporaneidad.

Como una lanzadera espacial, la italiana Gaia Fiorina y la chilena Costanza Lang conformaron Hyphae, en donde eclosiona la producción ETRA. Ambas, animadas por la ubicuidad de la enseñanza, conectaron al instante y han decidido proseguir en las distintas áreas que desarrollan. Fiorina vive en Tenerife, donde observa las olas y bajo un cielo despejado las estrellas que las inspiraron. "Nos unía esa fascinación por el género de ciencia ficción y sus potencialidades, no solo en una cuestión de recreación sino de creación en sí misma, ya que la función del arte da la capacidad de generar posibles futuros y explorarlos", destaca a través del teléfono.

Por último, Visoria, con Catalina Cabrera, Tony Lara, Cristina Peralta y Angharad Rojo, realizó el Musée Déjà Vu, una obra-museo de crítica institucional que "representa ocho obras de diferentes museos en los que hay abusos a la mujer y cuestiona lo expuesto", explica el integrante de PSJM. Así, la considera una composición "necesaria" que interpela al espectador debido a las imágenes sensibles que se han reunido. Por su parte, Catalina, animada a dar el paso al proceso creativo y entrar a formar parte de ese ejercicio de solidaridad, escucha y diálogo con el equipo, recapacita sobre la importancia de la tecnología para ampliar y descubrir el arte.

Compartir el artículo

stats