Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Isla de Gyeongdo, un nuevo destino de turismo y ocio en Corea del Sur

Inspirado en los jardines coreanos, el equipo holandés UNStudio crea tres barrios distintos que conectan a las personas con las zonas verdes

Zona ajardinada en Gyeongdo inspirada en los jardines tradicionales coreanos.

No sé si es comparable con Canarias, y con el debate que estamos teniendo este verano sobre el proyecto para el Puertito de Adeje, pero este proyecto coreano parece más cuidadoso con la costa que otros. Porque la costa hay que intervenirla. No tenemos otro material valioso en Canarias que nuestro clima y paisaje, mezclado con la seguridad que da el ser europeos, pero para vivir de esos valores hay que atraer turismo de calidad y el turismo de calidad requiere infraestructuras de calidad.

La cuestión no es si se puede o no alterar la costa, sino cómo se interviene. No hace falta más que un ejemplo para saber que es posible hacerlo respetuosa y sosteniblemente: Cesar Manrique.

En Corea del Sur hay 3.358 islas, la mayoría situadas a lo largo de las costas oeste y sur. De estas, solo unas pocas son explotadas turísticamente, siendo algunas muy populares también en otros países, como la más grande y famosa de las islas coreanas sobre la que hemos escrito en esta serie dedicada a Islas del Mundo, Jeju.

En el caso de la Isla de Gyeongdo, aún está en ejecución y habrá que esperar a los resultados finales, pero el equipo de arquitectos elegido es muy bueno, con un interesante currículum. Creo que su planteamiento inicial tal vez podría servir de ejemplo para otros territorios insulares del mundo, incluido Canarias, porque pone el foco en la naturaleza preexistente.

El equipo de arquitectura holandés UNStudio, inspirado en los jardines coreanos tradicionales ha creado un Master Plan para la mencionada isla de Corea del sur, que pone el corazón en la naturaleza.

La isla de Gyeongdo

La isla de Gyeongdo se encuentra en la parte sur de la península de Corea, a 2 km de la costa de la ciudad de Yeosu, principal centro turístico de la región de Namhae. Namhae, que significa mar del sur en coreano, es una región famosa por sus islas verdes y sus vistas al océano. La isla ofrece ya un excelente acceso a sus ecosistemas acuáticos y terrestres, maravillosas vistas al océano y a las pequeñas islas vecinas deshabitadas que salpican el horizonte, un terreno montañoso rico biológicamente y un bosque protegido.

UNStudio persigue crear, como dicen los propios arquitectos, “un nuevo destino de ocio sostenible en Corea del Sur”. El proyecto comprende tres barrios distintos que se extienden a lo largo de la isla, aprovechando al máximo las vistas y la proximidad a la naturaleza, con la idea de conectar a las personas con zonas verdes, herramienta vital todo nuevo diseño que se precie, y que la pandemia del Covid_19 ha puesto de relieve.

Un lugar para vivir.

Con esto en mente, UNStudio ha diseñado teniendo en cuenta el entorno natural de la isla y sus cualidades verdes inherentes. Este concepto rector, crear un lugar más saludable y verde para vivir, es visible a través de los diversos jardines y la abundancia de árboles, flores y vegetación que se diseñan los barrios del proyecto, utilizados como herramientas naturales de orientación. El plan también deja espacio para el frondoso bosque que ya existe y lo incrementa en número de especies vegetales.

El segundo objetivo de este Master Plan de Gyeongdo es establecer la isla como el destino turístico costero y marino número uno de Asia. Esto se logrará construyendo, sobre los ecosistemas acuáticos y terrestres existentes en la isla, nuevas infraestructuras: un hotel exclusivo, villas privadas, apartamentos vacaionales, un complejo de parques acuáticos, un centro comercial, puertos deportivos y un teleférico, aquí no es el qué lo novedoso, sino el cómo, el diseño.

Al menos en los planos, en este proyecto la sostenibilidad es parte integral y fundamental, proyectándose edificios optimizados para la eficiencia energética, centrados en el biodiseño. Los edificios están incrustados en el paisaje y siguen su morfología natural. Los espacios públicos están diseñados a la escala humana. Esa escala es la que no deberíamos perder nunca.

Dulce Xerach Pérez. Abogada y doctora en Arquitectura. Investigadora de la Universidad Europea

Compartir el artículo

stats