Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rosalía saca el videoclip de ‘Despechá’, entre bolsas de hielo y aires domingueros

La grabación se realizó el 30 de julio en una playa de Mallorca | El tema sigue imparable

Captura del arranque del videoclip de ‘Despechá’. | | LP/DLP

El fenómeno musical del verano ya tiene videoclip. A las 17.00 horas de ayer, Rosalía colgaba en su perfil de Youtube la grabación de Despechá, realizada el pasado 30 de julio en la playa mallorquina de Portixol.

El arranque del vídeo, con unos menores jugando en la orilla y un hombre refrescándose en una ducha de la playa, arranca con la cantante catalana tumbada sobre una montaña de bolsas de hielo especiales para vasos de tubo, de ahí la escasez que existe en toda la Península.

Vestida con un short vaquero y la parte superior de un biquini rojo rodeada de amantes de la playa con aires de domingueros.

No falta la mesa repleta de comida como berberechos, tortilla y alguna papa frita de bolsa y hasta un parchís con el que llega a jugar tímidamente. La gente tumbada al sol, la pareja de señoras de mediana edad abanico en mano o imágenes de niños corriendo y jugando en la orilla. Todo alternado con imágenes de ella en una lancha surcando el mar o bailando con un grupo de jóvenes.

En resumen, una típica estampa veraniega a pie de playa. Y es que la cantante, en plena gira por la Península con el tour Motomami, ha convertido este tema en todo un fenómeno del verano, eclipsando a otro de los grandes singles del estío como es Quédate de Quevedo y Bizarrap.

De hecho, solo el teaser de anuncio del videoclip superó las 500.000 visualizaciones en Youtube en 18 horas, un ejemplo de lo que ha conseguido la artista en pleno verano.

Ahora solo falta comprobar si las cifras astronómicas que está consiguiendo Despechá en las principales plataformas de streaming musical se replican en el visionado del videoclip.

Lo que está claro es que Rosalía se ha adueñado de la escena musical internacional y no piensa soltar a su presa.

Compartir el artículo

stats