Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Una faraónica ‘Aída’ inicia la temporada de la Filarmónica con tres grandes voces

Chichon dirige a la Orquesta en el Auditorio junto a los cantantes Garanca, Moore y Baek

Un momento de la actuación del concierto de ‘Aída’ anoche n el Auditorio con los cantantes Graranca, Costea y Baek. | | S. CEBALLOS

Una selección en formato concierto de la faranoica Aída inició ayer la nueva temporada 2022-2023 de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria en el Auditorio Alfredo Kraus bajo la batura del maestro Karel Mark Chichon. El reparto estelar incluía a la mezzosoprano letona Elina Garanca en su debut mundial en el papel de Amneris y a la soprano rumana Cellia Costea en el papel de Aída, que sustityó a la inicialmente prevista Latonia Moore, que había cancelado su actuación por problemas de salud. Junto a ellas como Radamés uno de los más destacados tenores actuales, SeokJong Baek, figura emergente que ha alcanzado recientemente un enorme éxito en el Covent Garden de Londres en Sansón y Dalila con Garanca y dirección de Pappano.

Completaban el reparto el barítono Rajiv Cerezo como Amonasro y los bajos Krisjanis Norvelis y Rihards Macanovskis, en los papeles respectivos del rey de Egipto y Ramfis. Tal y como señalaba el Maestro Karel Mark Chichon en la presentación de la temporada 22-23 de la OFGC, se trataba de una Aida de referencia que contó con la cooperación de ACO al proporcionar al Coro del Festival de Ópera de Las Palmas, junto al Coro de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, con Josep Gil como maestro de ambas formaciones.

Con dos de los momentos musicales más conocidos de la historia de la música como son la llamada Marcia trionfale / Marcha triunfal y la Gloria all’Egitto ad Iside / Gloria al Egipto, a Isis, el concierto comenzó con la famosa escena Si, corre voce I’Etiope ardisca/ Sí, se rumorea que Etiopía se atreve de nuevo a desafiar nuestro poder,al que siguieron dos actos con las más famosas romanzas, duetos, tercetos o rotativos de la ópera. Así, fue muy poderoso el momento de pasión entre Anmeris y Radamés Quale insolita gioia nel tuo sguardo / En tu mirada veo una alegría insólita. O las oraciones en la que el coro y los cantantes ejecutan O tu che sei d’Osiride/ Oh tú que perteneces a Osiris en la víspera del matrimonio entre Amneris y Radamés en el Templo de Isis. Así como el dueto final La fatal pietra.. en el que Aída y Ramadés se despiden de la vida.

Compartir el artículo

stats