50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marc Gili Voz y guitarra de Dorian

«Los éxitos los crea el público, los artistas siempre ponemos el mismo cariño»

Dorian, con Marc Gili el segundo por la izquierda. | | SERGI MARGALEF

¿Cómo ha vivido Dorian este verano de vuelta a los escenarios tras lo más duro de la pandemia?

Está siendo un verano magnífico con festivales todos los fines de semana y lo más bonito y destacable, con públicos entregados a la causa festivalera, con ganas de vivir cosas extraordinarias. Se ha notado que estamos saliendo del trauma social que ha sido la pandemia y que la gente tenía ganas de disfrutar de la vida. Eso el músico lo nota mucho encima del escenario, y cada noche es diferente. En los conciertos de este verano, no solo para nosotros, sino para otros muchos artistas que lo podrían corroborar, se ha notado esta alegría de vivir y las ganas de vivir el momento y disfrutarlo. Seguro que Canarias no será un excepción en ese sentido.

La pandemia causó una crisis no solo para los artistas sino para todo ese sector que trabaja detrás del escenario. ¿Se recuperan todos de esta herida o han quedado muchos cadáveres por el camino?

El sector de la música en directo se ha recuperado rápidamente pero es cierto que gran parte del staff técnico lo paso muy mal durante la pandemia porque cobran por día trabajado y no hubo trabajo durante dos años. El sector de la música en sí se ha recuperado porque los conciertos están llenos, pero hay carencia de profesionales porque un porcentaje significativo de todo ellos dejaron el sector para dedicarse a otros trabajos más estables debido a lo mal que lo estaban pasando. Ahora mismo existe una carencia de personal, sobre todo a principio de verano. Muchos artistas, no solo nacionales sino de todo el mundo, no encontraban equipo para sus conciertos. Esta es la cruz de la crisis. El sector se ha recuperado muy rápidamente pero la cruz es que por el camino se han quedado muchos profesionales y no pocos artistas también.

¿Qué propuesta traerá Dorian a Canarias?

Mostraremos nuestra cara más bailable y festivalera con un concierto muy intenso que se centrará en nuestros discos Ritual, Justicia universal, La ciudad subterránea y La velocidad del vacío. Que se prepare el público porque estamos haciendo unos conciertos en los que se encuentran muy a menudo emoción, melancolía y baile. Nos gusta mezclar esos sentimientos aparentemente opuestos en nuestra música. Alguien dijo alguna vez que Dorian es música para bailar la melancolía y a lo mejor tiene razón.

Ritual es su último trabajo y supone una evolución del grupo. ¿Se trata de un viaje que ya rondaba en la mente del grupo o que se ha visto influenciado por le momento convulso que se vive desde la pandemia?

Dorian es una banda en constante evolución, estamos continuamente escuchando toda clase de música, y era cuestión de tiempo que nuestras giras en América Latina acabaran influenciando el sonido del grupo. Ritual es un salto hacia delante creativamente hablando. Planteamos un diálogo musical entre el sonido clásico de Dorian que tiene que ver con el pop electrónico, la new wave y el indie con ritmos latinos, afrocaribeños y producciones de voz y de sintetizadores a veces más cercanas a la música urbana. En ese crossover hemos plantado la bandera de este sonido de Dorian para Ritual y estamos orgullosos de poder ofrecer nuevos estímulos y caras artísticas y musicales diferentes. Además, estamos felices de ver lo bien que funcionan.

Dorian siempre da pasos hacia delante y su público también, que se deja llevar por las variadas propuestas musicales que le presentan.

Tenemos un público mentalmente abierto que tiene ganas de que le ofrezcan cosas diferentes. También es verdad que el artista crea su público. Dorian no se ha encerrado en una sola fórmula musical, no hemos clonado las canciones disco tras disco por muy bien que nos hayan funcionado, sino que hemos empujado a nuestro público para que se sorprenda con la propuesta de cada álbum. Es un flujo y un reflujo, le enviamos a nuestro público sorpresas y, si le gusta, nos demuestra su cariño.

Ustedes ya trabajan con el aliciente de saber que en cada nuevo álbum surgirá un auténtico himno musical para su público.

Los éxitos los crea el público. El artista crea todas sus canciones con el mismo cariño y es el público el que termina decidiendo su éxito. Pero sí hemos tenido la suerte de ir creando a lo largo de los años canciones relevantes en prácticamente todos nuestros discos. Es bonito ver que se va produciendo el milagro. Nosotros siempre decimos que las canciones nuevas de hoy son las clásicas de mañana, así que lo que hay que hacer es mostrárselas mucho al público para que las termine queriendo igual que las antiguas. Nosotros somos muy de defender nuestros nuevos discos para que el público vea que somos un grupo con credibilidad.

En el nuevo disco también han contado con numerosas colaboraciones y no se cierran a ningún estilo. ¿Son reflejo de sus gustos personales?

Totalmente. Escuchamos toda clase de música porque tenemos un gusto muy abierto. Una de las cosas de las que cosas que me hace estar más orgulloso de este disco es que hemos colaborado con artistas que no pertenecen a nuestra escena musical y eso ha sido una de las claves de este álbum, de lo que más enriquece el disco. Las colaboraciones que están en él proceden de otros estilos musicales y eso hace que las canciones cojan otros colores, otros fraseos y otra manera de escribir y enriquecen el disco de manera exponencial. Tenemos a Pimp Flaco, de Cupido, que es uno de los cantantes de trap más reconocidos actualmente; Ana Mena, la chica de oro del pop español; Lido Pimienta, una de las grandes renovadoras de la cumbia y el indigienismo y muy admirada por artistas como Bomba Estéreo o Shakira; y Alizzz, productor de C. Tangana y Rosalía. Qué más se puede pedir. Todo esto es fruto de que el grupo tiene la mentalidad abierta y quiere dejarse sorprender por sus invitados.

Compartir el artículo

stats