Historia

El legado de Juan Negrín en Londres

La organización Basque Children 37 Association proyecta colocar una placa en el edificio que albergó el Hogar Español y otra en la sede del Instituto Español

El legado de Juan Negrín en Londres.

El legado de Juan Negrín en Londres. / LP/DLP

Los descendientes de los niños de la guerra evacuados al Reino Unido intentan desde hace años colocar una placa conmemorativa en el edificio que albergó el hogar Español en Londres, una entidad cultural creada por Juan Negrín López -entonces jefe de gobierno de la República en el exilio- en 1941, que tuvo entonces una extraordinaria importancia para los exiliados en la capital británica.

Después de esta primera placa, el objetivo es colocar otra más en la antigua sede londinense del Instituto Español, fundado también por Negrín -y sostenido como el anterior por el gobierno de la República en el exilio- para impartir clases de lengua e historia españolas.

Y es que, tras el bombardeo de Guernica en 1937, aproximadamente 4.000 niños y niñas vascas fueron evacuados al Reino Unido a bordo del buque Habana, con el objetivo de ponerlos a salvo de la guerra que entonces se libraba en España contra el fascismo. Aquellos niños y niñas corrieron distinta suerte, algunos regresaron, otros harían su vida en Inglaterra.

Sus descendientes, organizados en torno a la Basque Children 37 Association (www.basquechildren.org) desde 2002, están empeñados en que no se borre su memoria. Películas, libros, charlas, al menos una decena de placas conmemorativas colocadas ya en lugares que sirvieron de primer refugio a los niños y niñas recién llegados de España, además de la abundante información que recoge la propia página web de la organización son los frutos de dos décadas de trabajo.

Mirilla

En la mirilla de Basque Children 37 Association están ahora: el Hogar Español, el Instituto Español y la fundación escolar Juan Luis Vives (The Juan Luis Vives Scholarship Trust). El Hogar Español de Londres fue fundado por el doctor Negrín en octubre de 1941, según recoge el historiador Enrique Moradiellos en su biografía. El hogar estuvo en el número 22 de Inverness Terrace, en Westminster, en un inmueble que hoy alberga dependencias de una delegación diplomática.

El legado de Juan Negrín en Londres

El legado de Juan Negrín en Londres / LP/DLP

La Fundación Juan Negrín conserva en su archivo una carta fechada el 12 de octubre de 1942 y firmada por el secretario del Hogar Español, Ángel Moreno, en la que la junta directiva de la entidad invita al doctor Negrín a decir unas palabras con motivo de la entrega de una bandera.

Negrín, entonces jefe de gobierno en el exilio, asegura su asistencia pero declina la invitación a pronunciar un discurso. No hacer manifestaciones públicas fue una de las condiciones que le había impuesto el Gobierno británico para concederle el asilo, una vez que Hitler ocupa Francia -donde se había exiliado- y Negrín elige refugiarse en Inglaterra porque no quiere alejarse de Europa.

Basque Children 37 Association ya recoge fondos para costear la placa después de que tras años de gestiones infructuosas una pirueta de la historia colocara al frente del departamento municipal responsable de esta área en Westminster al hijo de un republicano español, Tim Roca, concejal laborista. Manuel Moreno cuenta que fue a visitar al concejal para hablarle de su proyecto y al entrar en su despacho vio que sobre la mesa había una bandera republicana.

«Tim Roca tenía en su oficina una banderita de la República Española. Increíble. No le conocía. Me dijo que su padre era republicano antes de emigrar a Inglaterra y que él había nacido en Londres, como yo, mucho después de la segunda guerra mundial. Fue un gran encuentro, le expliqué quiénes somos los del Basque Children 37. Él quiere ayudarnos».

Uno de los niños del Habana, Herminio Martínez Verguizas (Vizcaya, 1930- Londres, 2020), que tenía siete años cuando fue evacuado, explicó en una entrevista realizada poco antes de su muerte lo que significó para él esta institución: «Yo vivía en una colonia de niños vascos, en la última que se mantuvo abierta por Navidad. Tendría 12 años, Negrín venía a vernos y nos traía regalos. Pero yo lo recuerdo más porque en una casa enorme de Londres estableció lo que llegaría a ser el hogar español para todos los republicanos. Allí se hicieron obras de cultura fantásticas».

La segunda creación de Negrín para los españoles refugiados en Inglaterra es el Instituto Español, una suerte de precedente del actual Instituto Cervantes, donde se enseñaba lengua e historia españolas, además de impulsar actividades relacionadas como conferencias, conciertos, exposiciones.

La tercera es la fundación escolar Juan Luis Vives, destinada a proporcionar becas de estudios a los jóvenes exiliados. Koque Martínez (1926-2009), el mejor amigo de Herminio Martínez, fue uno de lo becados: «Koque tuvo suerte, porque era mayor que nosotros y pudo conseguir una de las becas Luis Vives que Juan Negrín junto con Azcárate (embajador de la República en Londres) establecieron para los jóvenes que quisieron estudiar. Koque consiguió una beca para estudiar arte en la escuela de Croyden».