Homenaje al indigenismo canario en la Escuela Luján Pérez

La emblemática escuela grancanaria exhibe las obras creadas en el marco de sus talleres infantiles

Una obra de Eire Lourdes en la muestra infantil de la Escuela Luján Pérez.

Una obra de Eire Lourdes en la muestra infantil de la Escuela Luján Pérez. / LP

Los artistas noveles de la prestigiosa Escuela Luján Pérez rinden homenaje al indigenismo canario a través de la creación de obras inspiradas en los grandes referentes de esta corriente estética, que el centro exhibe en su galería de arte desde el 5 de febrero al 4 de marzo. Esta iniciativa se enmarca en "una actividad formativa y a la vez emotiva", indican desde la Escuela, cuyo propósito fundamental es el de conectar a las nuevas generaciones con el legado artístico y cultural de los artistas canarios formados en la Luján Pérez.

Esta serie de muestras resultan de los talleres impartidos en la escuela grancanaria, entre los que también se encuentran talleres en torno a la talla en madera y acuarela o las artes plásticas. Se trata de un programa de gran relevancia pedagógica, pues no sólo es un espacio que muestra las creaciones de los jóvenes, sino que también actúa como un punto de encuentro intergeneracional donde el conocimiento y las experiencias se transmiten de los mayores a los jóvenes y viceversa.

Obra de Amelia Almeida.

Obra de Amelia Almeida. / LP

Métodos

En el caso de los talleres sobre indigenismo, los participantes aprenden sobre los métodos artísticos, los símbolos y la cosmovisión de los pueblos originarios de Canarias, así como la influencia de los indigenistas en la valoración y preservación de dicha herencia. Este acercamiento a la cultura indígena a través del arte permite a los niños una comprensión más profunda de su propia identidad cultural en el contexto canario y universal.

Las obras creadas dentro del taller son también reflejo de la personalidad de cada joven y de su interpretación individual del legado indigenista. Se promueve la libertad en la elección de colores, formas y motivos. Esta diversidad de enfoques y resultados es un claro homenaje a la rica variedad cultural de las Islas Canarias, reconocida por la coexistencia de múltiples capas de historia y patrimonio.

Obra de Elena Blanco.

Obra de Elena Blanco. / LP

Historia

La Escuela Luján Pérez, fundada en 1918 en Las Palmas Gran Canaria, fue un centro fundamental para el desarrollo del arte en las Islas Canarias. Esta institución, más que una escuela, se transformó en un movimiento artístico que fomentó la identidad canaria impulsando una búsqueda de raíces y la valoración del patrimonio natural y cultural del Archipiélago.

Dentro de sus características más destacadas, este movimiento se centró en la representación de temáticas locales, empleando para ello técnicas y estilos que variaban desde el realismo hasta los aspectos más vanguardistas del siglo XX. Por su parte, los artistas indigenistas canarios pusieron especial énfasis en temas como los paisajes nativos, la vida rural, las costumbres; además, otorgaron una importancia capital a los elementos prehispánicos de Canarias.

Obra de Néstor Sánchez.

Obra de Néstor Sánchez. / LP

Legado

El mensaje más poderoso que se puede extraer de esta muestra es que los jóvenes tienen la capacidad y la responsabilidad de seguir construyendo la narrativa cultural de Canarias. A su manera, con pinceladas de inocencia, pero también con trazos de consciente admiración, los niños se convierten en embajadores de un legado que continúa vivo y en constante evolución, garantizando que el espíritu de los indigenistas perdure a través de las nuevas generaciones.

Los artistas más jóvenes, por su parte, apelan a esta herencia artística con el propósito de incentivar la imaginación y la creatividad. A través de diversas actividades, desde la pintura hasta la escultura, los jóvenes artistas exploran los mismos temas que cautivaron a los indigenistas. Así, crean obras que no solo rinden homenaje a estos precursores del arte canario, sino que también buscan despertar un interés por la historia y las tradiciones insulares.

Obra de Martina Arbelo.

Obra de Martina Arbelo. / LP

En el transcurso del taller, los niños tienen la oportunidad de aprender sobre las técnicas tradicionales de los artistas de la Escuela Luján Pérez. Se estimula su contacto con materiales y herramientas que, aunque pueden considerarse clásicos, son adaptados para su uso en un contexto contemporáneo. La finalidad es desarrollar una apreciación por el arte manual en una época dominada por lo digital.

Exposición

La exposición resultante es un colorido y vibrante tributo, donde las obras infantiles dialogan con la historia artística de Canarias. Es, sin duda, una celebración de la continuidad cultural y un eco del pasado que resuena en las creaciones del futuro.

La muestra se podrá visitar desde el 5 de febrero hasta el 4 de marzo, en la Galería de Escuela Luján Pérez, en horario de 18.00 a 20.00 horas.