Literatura

Los pintores y pintoras de 'Mujeres en la Isla': el nuevo libro de Chicha Reina

La escritora canaria presenta su obra el próximo jueves 27 de junio a las 19.00 horas en el Museo Canario

En las portadas del suplemento escrito por mujeres estuvieron presentes artistas como Felo Monzón o Jane Millares

La escritora canaria Chicha Reina.

La escritora canaria Chicha Reina. / LP/DLP

Martina Andrés

Martina Andrés

Cuando el poeta Pedro Perdomo Acedo dirigía el Diario de Las Palmas a mitad del siglo pasado, le plantó a la dramaturga María Teresa Prats si quería tener espacio en una página del periódico junto a un «grupo de mujeres inquietas que también escribía», tal y como lo relata la escritora María del Carmen Reina Jiménez, más conocida como Chicha Reina. Estos fueron los inicios de lo que pronto se convertiría en la revista Mujeres en la Isla, una iniciativa pionera en España que desde 1955 a 1964 acogió en sus páginas las voces y la visión de escritoras y artistas de todo tipo de ideologías.

Reina ha investigado esta publicación durante años y conoce en profundidad tanto a las escritoras que escribían en su interior como a los artistas que le dieron forma a su exterior elaborando las portadas. A estos últimos dedica su nuevo libro, Pintoras y pintores en las portadas de Mujeres en la Isla, obra que se presenta el próximo jueves 27 de junio a las 19.00 horas en el Museo Canario.

Entre estos artistas destacan nombres como el de Jane Millares Sall, Yolanda Graziani, Pepita Maynadé, Virginia Solalinde, Felo Monzón, Carlos Morón, Miró Mainou, Antonio Padrón, Plácido Fleitas, Jesús Arencibia, Santiago Santana o Pepe Dámaso, pintoras y pintores que aportaron su creatividad para hacer brillar más aún esta iniciativa transgesora y rompedora que fue Mujeres en la Isla.

Pepe Dámaso, tal y como puntualiza Reina, «es el único que está vivo» y va a estar acompañando a la escritora canaria en la mesa el día de la presentación. «Va a ser un lujo, porque Pepe tiene una memoria prodigiosa y participó muchísimo en Mujeres en la Isla, fue amigo de todas ellas. Yo conocí a Pepe cuando yo tenía 11 años porque mi madre era colaboradora de Mujeres en la Isla y vivía enfrente de María Teresa Prats, eran íntimas amigas. Yo estuve metida desde chiquitita en ese mundo cultural, lo cual me ha enriquecido mucho, porque fueron mujeres rompedoras», recuerda con cariño. Acompañando a Dámaso y a Reina también estará en la presentación del nuevo libro de la escritora canaria el presidente del Museo Canario, Diego López Díaz.

Variedad de temas y de ideologías

Mujeres en la Isla fue una publicación pionera porque, en palabras de Reina, «fue la primera revista escrita y dirigida por mujeres y, sobre todo, porque cambió la forma de escribir que hasta entonces a las mujeres se les enseñaba, que era sobre cocina, cuidado de niños, etcétera. Ellas rompen con esa forma de escribir y escriben sobre literatura, sobre filosofía, sobre arte, sobre música», reivindica la escritora canaria.

Además de en la variedad temática, Reina también hace hincapié en la variedad de ideologías y pareceres que se daban el encuentro en las páginas de la publicación: «En Mujeres en la Isla escribieron mujeres de todas las tendencias políticas: comunistas, como Mercedes González de Linares, que perteneció a la redacción y venía del Partido Comunista, o socialistas, como Natalia Sosa. También había mujeres de derechas. Y entre ellas nunca hubo ningún conflicto sobre temas políticos. Así consiguieron tener una neutralidad que hoy en día sería un ejemplo, dado los guirigáis que vemos en el Congreso de los Diputados», reflexiona la escritora canaria.

Y también recuerda las dificultades del contexto en el que se publicaba la revista: «En el año 55 estamos en plena dictadura franquista y ellas escribían de todo. Claro, tuvieron problemas con la censura y María Teresa Prats, que era una mujer encantadora, era una mujer de derechas pero antifascista. Odiaba el fascismo como lo demuestra en su obra de teatro El proceso al siglo XX. María Teresa, siendo una mujer católica, apostólica y romana, tuvo problemas con la Iglesia. Aún así, siguieron escribiendo, siguieron publicando durante doce años. Hasta el año 1964, cuando que se publica el último número».

¿Qué pasó para que Mujeres en la Isla se dejara de publicar privando con ello al público de la riqueza de sus textos y del arte de sus portadas? «Porque ellas estaban ya muy cansadas en esa época, dado que habían escrito a Fraga Iribarne una carta en contra de la masificación del turismo, etc. Fraga dijo entonces: 'Y esas mujeres ¿quiénes son?' Y les obligó a que tuvieran el carnet de periodistas. Sí había una periodista pero no estaba en la redacción, porque ellas eran escritoras. María Teresa había publicado ya seis libros, pero no tenía el carnet de periodista. Ocurrió que ya entonces tuvieron problemas y decidieron no seguir escribiendo», explica Reina. Y añade a modo de colofón: «Fue una pena, porque en sus páginas hay historias preciosas».