Artes escénicas

Galdós opina sobre el siglo XXI

Yul Ballesteros Trío y la compañía La República escenificaron este miércoles, en la Plaza de la Música, ‘El alma de Galdós’, donde el escritor regresa a su ciudad en el año 2024

Un instante de la representación anoche del montaje ‘El alma de Galdós’, con el Yul Ballesteros Trío y la compañía La República, en la Plaza de la Música.

Un instante de la representación anoche del montaje ‘El alma de Galdós’, con el Yul Ballesteros Trío y la compañía La República, en la Plaza de la Música. / José Carlos Guerra

El escritor canario más universal regresa al año 2024 en el montaje ‘El alma de Galdós’, una colaboración entre el Yul Ballesteros Trío y la compañía La República que anoche se representó en la Plaza de la Música, dentro del 28ª festival Temudas. El novelista reflexiona sobre su obra, su vida y los cambios políticos y sociales desde el siglo XIX hasta ahora mientras visita Las Palmas de Gran Canaria y revive sus personajes.  

Benito Pérez Galdós regresó anoche a Las Palmas de Gran Canaria para recorrer sus calles emblemáticas y opinar sobre el siglo XXI. Más concretamente sobre cómo era su ciudad hace más de cien años y cómo la veía ahora en 2024. Fue durante el espectáculo que, dentro de la programación del actual 28ª Festival de Teatro, Música y Danza, Temudas, se celebró en la Plaza de la Música por medio de una colaboración entre la compañía La República con la banda del músico Yul Ballesteros.

Con el título de El alma de Galdós, el montaje resultó ser de lo más versátil al incluir música, teatro, literatura y videocreación en una misma obra. Por un lado, el trío, formado por Yul Ballesteros (guitarra), Tana Santana (contrabajo) y Akior García (batería). Y por el otro las actuaciones de la actriz y cantante Carla Vega y el actor Tony Báez en el rol del escritor grancanario, bajo dirección de Nacho Cabrera. Y en el centro una pantalla en la que se iban proyectando todo tipo de imágenes y pinturas sugerentes sobre los distintos pasajes que iban transcurriendo. La conclusión del protagonista fue que, desgraciadamente, no habían cambiado muchas cosas, tanto en el ámbito político como social. «La idea parte de mi disco Alma», señala Yul Ballesteros. Una obra «que va de sentimientos, en donde cada canción está inspirada en una sensación diferente», y a las que ha añadido algún otro tema del resto de su repertorio. No obstante, el disco, publicado en mayo de 2022 estaba marcado por su reciente paternidad. «Este montaje se me ocurrió, un día, hablando con Nacho Cabrera, el director de La República, sobre la posibilidad de utilizar esos sentimientos como un vehículo para tratar sobre personajes de Galdós y construir una obra en la cual él volviera a Gran Canaria dos siglos después, viera cómo se encuentra la ciudad, y reflexionase sobre muchas cosas de las que él veía, lo que ocurría en su época, y lo que ocurre ahora», aclara. 

Personajes

Todo ocurre a través de personajes de Galdós entrelazando escenas de algunas de sus novelas más emblemáticas como Fortunata y Jacinta, Misericordia o Tristana. «Lo hemos hecho de una forma bastante moderna», asegura el guitarrista. «Jugamos con la parte antigua y la actual. Los vídeos con pinturas evocan un paseo de la ciudad con un equipo técnico de primera calidad» De este modo, los temas del sexto disco del guitarrista grancanario fueron transcurriendo de forma sutil durante el espectáculo. Desde el recogimiento intimista del inicial The day you said you car o la canción que titula el álbum, hasta los ritmos cálidos y compactos de Resilence y Talipe; pasando por el swing contagioso de The best thing for me is you y More, o las estructuras perfectas de Environmental awareness y Monkprints. Mientras, los espectadores vivirán algunos de sus mejores dramas: el de la mujer de una humanidad admirable que sirve en una casa de la burguesía en decadencia y se ve obligada a mendigar para ayudar económicamente a sus amos. 

También se recrea la vida de aquella que no puede rebelarse contra las injusticias de una sórdida o represiva sociedad. O el ambiente hostil de la mujer del pueblo, instintiva y víctima de su propia fortaleza y la hembra sensible hasta la obsesión y finalmente salvada por su instinto maternal frente al acoso de su propia clase.

Mientras Galdos recorre los lugares más emblemáticos de la ciudad y, por medio, de estos personajes, va contando cómo se siente en su regreso a Gran Canaria. «En el recorrido de Galdós por la ciudad va hablando de los sentimientos», reconoce el guitarrista. «Hablamos con galdosianos expertos, para ver si nos podían ayudar. Y nos mandaban personajes suyos que tuvieran esas características. Y nos decían que ‘este personaje, en este justo momento de la obra, está sintiendo eso mismo que expresa tal o cual canción’. Galdós hace una lectura de ese personaje cuando tocamos esa situación». Al tiempo que Galdós recorre la cuidad va recibiendo sentimiento que pasan por el amor, la resilencia, el miedo. y la soledad. 

«Él mismo va hablando de eso y recuerda su obra aludiendo al personaje que en ese momento sentía eso». La idea era una mezcla entre música y teatro, «intentar fusionarlas y que emane de los dos el mismo sentimiento».

Así Galdós vuelve a la ciudad y se encuentra Las Canteras, Vegueta o el puerto «y le choca las diferencias con la ciudad que conocía, porque el mundo ha evolucionado, con problemas que antes no existían como los medioambientales». Sin embargo, ve muchas cosas que siguen igual como la violencia de género, el maltrato a la mujer, la corrupción política, etc.». Cosas que, en definitiva, afectan al mundo en general. «Todo esto te asombra», señala el músico. La política no ha cambiado, cambian los partidos, las formas, los métodos, pero estamos muy parecidos a cuando él vivía.

«Es como un sueño, como si Galdós se volvieses a despertar, y todo lo que pasa hoy en día está relacionado con lo que él escribía. Y él reflexiona sobre todo eso», subraya el músico. «Y es que», continúa el guitarrista, «al releer sus obras, siempre descubres cosas nuevas. Y para eso nos sirvió la experiencia de los galdosianos», afirma. «Y lo que me impresiona es la actualidad de todo».