El golfista grancanario Rafa Cabrera Bello se erigió en una de las notas positivas de la jornada inaugural del US Open, tercer grande de la temporadaque se juega en Torrey Pines, a las afueras de San Diego, California. Al término de la primera ronda, el del RC de Golf de Las Palmas figuraba en la segunda posición del ránking igualado con varios jugadores.

Al cierre de esta edición, el profesional isleño comenzaba su segundo recorrido, y todo apuntaba a que no iba a tener problemas para superar el corte del torneo.

«Estoy muy contento. Creo que ha funcionado todo. Ha habido un par de swings malos, pero la inmensa mayoría han sido buenos. He jugado agresivo desde el tee, pero con un poquito más de cuidado en los tiros a green», dijo Cabrera Bello tras la jornada inaugural, que terminaba en la madrugada del jueves al viernes. Acabó con -3, a un solo golpe del líder provisional, el estadounidense Russell Henley (-4).

«Los putts largos que he tenido los he dejado muy cerca y no he sufrido, y he metido los comprometidos para par. En general, ha habido muy buen juego y hacer eagle es un subidón. En un US Open, ya hacer un birdie sabe a gloria», dijo.