Un relevo interino en el club de los ascensos. Chus Trujillo, el técnico de los ascensos de la UD Tamaraceite y tras ocho campañas en el club capitalino, anuncia que deja su cargo para iniciar un nuevo proyecto profesional. Tentado y con diferentes propuestas sobre la mesa, llega el turno ahora de su segundo, Pachi Castellano. De esta manera, el hijo de Paco Castellano -exjugador, entrenador y director deportivo de la UD, así expreparador del Universidad-, afronta el gran reto profesional de su carrera, tras ejercer como preparador del Juvenil A de División de Honor de la UD Las Palmas junto a José Ojeda.

Chus Trujillo comenzó la exposición agradeciendo "a su cuerpo técnico. "En rueda de prensa se me olvidó; al que empezó esto, a Iván y a Torres. Al actual [Pachi Castellano], porque me habrá aguantado tantos cabreos. Darles las gracias a la afición, si yo voy a apoyar al 'Támara', los demás carecen de excusas. Hay que apoyar al nuevo entrenador; hacerlo a muerte. Es un grandísimo profesional, pero sobre todo, buena gente. Dará lo mejor de sí para que el Támara esté en los puestos altos. Gracias y siempre les llevaré en mi corazón", determinó.