Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muay thai

Toni Romero conquista el cinturón dorado nacional

El luchador del Risco de San Nicolás vence a Ignasi Larios en la final del Campeonato de España del peso medio (72,5 kilogramos)

Toni Romero luce puños en alto el cinturón de campeón de España del peso medio de muay thai, que organiza la WBC. | | LP/DLP

No hay quien pueda con Toni Romero. El luchador grancanario se convierte en el emblema del Risco de San Nicolás después de vencer a Ignasi Larios en la pelea por el campeonato de España de peso medio (72,5 kilogramos) de muay thai. El cinturón de oro ya luce en los abdominales del grancanario y su sonrisa invade al mundo de las artes marciales.

Después de 20 minutos de pelea, donde Romero controló el combate a base de su técnica Muay Fimeu, el luchador catalán se rindió a la superioridad del grancanario. Una patada terminó por asfixiar al Niño del codo, que tras debatirse por su continuidad con el árbitro del combate, entregó las armas y chocó su guante con Toni para mostrarle su rendición. Ambos se arrodillaron ceremonialmente y el título ya fue de Romero.

El ring de Canovelles, localidad donde se disputó la velada, respondió a la victoria insular y los vítores aparecieron entre los aficionados que se trasladaron para apoyar a Romero. Su mentor, Mario Vega del Rosario, considerado uno de los mejores entrenadores de Europa en este arte marcial, saca pecho con su guerrero.

Dedicación recompensada

Pero para alcanzar este triunfo, anteriormente hubo un gran trabajo de trasfondo. Toni siempre va buscando huecos en su entorno laboral para poder sacar tiempo para forjarse junto a Mario en el gimnasio. El guerrero de la firma Marks and Spencer consigue el tiempo necesario para forjar la leyenda sobre el ring. La constancia ha sido recompensada.

Junto a su entrenador, que le arropa en todo momento, y al hijo de Vega, se trasladaron el pasado viernes a Barcelona «bien tempranito, a las 7 de la mañana», como explica Toni, para que doce horas después proceder al pesaje oficial. «Ambos dimos un kilo por debajo del peso permitido (72,5), así que nos portamos bien con la báscula», añade.

Una vez sacado el ticket en el peaje de la pesa, el guerrero de San Nicolás se fue «a descansar para preparar mentalmente el combate» del día siguiente. Una paz que encontró y le abrió el camino a la victoria al día siguiente.

El cinturón del título de la WBC empezó a caerle en los abdominales de Toni desde que la campana del combate por el peso medio que le medía ante Larios sonó a las 20.00 horas del sábado. Desde el primer puño que soltó Romero contra el cuerpo de su rival, la emoción se palpó en Canovelles.

Su próximo reto, el 24 de julio en el Muay Thai Grand Prix ante el italiano Lorenzo Di Vara

decoration

La pelea transcurrió tal y como se había imaginado Toni en su mente mientras descansaba la noche anterior. «Veníamos trabajando esta pelea desde hace meses y ya sabíamos cómo podíamos contrarrestar sus puntos fuertes», comenta el grancanario.

«Sabía que él era muy duro, muy resistente y que no me iba a poner las cosas fáciles, así que tenía que imponer mi estilo (Muay Fimeu). Sabíamos que iba mucho con las manos y con los codos y es algo que ya lo teníamos más que estudiado y lo conseguí anular», desvela el titán insular.

¿El secreto de la victoria? «En el quinto asalto conseguí hacerle una cuenta atrás después de que le diera una patada en el muslo. Después terminamos a los puntos y los árbitros me dieron campeón del combate», resalta.

Con el campeonato de España conseguido, el siguiente reto de Toni le espera el próximo día 24 de julio en el Muay Thai Grand Prix, donde se enfrentará al italiano Lorenzo Di Vara. Una cita reservada para los mejores peleadores de Europa.

Compartir el artículo

stats