Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regional

Cuatro años de sanción para el futbolista que cabeceó a un árbitro

La agresión del jugador del San Antonio fracturó el tabique nasal del colegiado, que está pendiente de saber si debe pasar por el quirófano

El colegiado agredido, Alejandro Yadriel Moreno Robaina

Cuatro años sin fútbol. El jugador del San Antonio que propinó un cabezazo a un colegiado en un partido de Regional Preferente de Las Palmas ha sido castigado con cuatro años de sanción por el Comité de Competición de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas.

Los hechos se remontan al pasado viernes 11 de junio. En el último minuto del partido entre el San Antonio y el San Pedro Mártir, el futbolista agredió con un cabezazo al colegiado Alejandro Yadriel Moreno Robaina. Con 1-2 en el marcador, el árbitro iba a mostrarle la cartulina roja al jugador, que le propinó un golpe con la cabeza que tumbó de inmediato al colegiado. «Me empujó y acto seguido me dio un cabezazo en la cara, y no recuerdo mucho más. Caí al suelo y de repente vi mucha gente alrededor, entre ellos a los compañeros y a un médico», comentó Moreno Robaina días más tarde.

Ahora, el Comité de Competición se ha pronunciado con el articulo 48 del Reglamento de Régimen Disciplinario de la Federación Canaria de fútbol, que castiga de «dos a cuatro años al que agrediese a otro llevando a cabo la acción con inequívoco propósito de causar daño y originando el hecho lesión de especial gravedad». sin embargo, si el agredido es el árbitro o sus asistentes, la pena se eleva entre «tres años y un día a ocho años», aunque si el ejecutor fuera «reincidente» o los daños de «extraordinaria gravedad» se podría inhabilitar a perpetuidad.

El colegiado, natural de Firgas, sufrió una fractura del tabique nasal y fue trasladado a un hospital. Ahora se encuentra a la espera de su evolución para saber si tiene que ser sometido a alguna cirugía. Tras recibir esta agresión, el mundo del arbitraje se solidarizó con él y le hicieron llegar decenas de mensajes para que no abandora el silbato a pesar de esta agresión.

Por su parte, el futbolista del San Antonio, que fue apartado por su club, pidió perdón a través de las redes sociales. «Pido disculpas a todo el mundo del fútbol y del deporte en general. Esto no debería suceder porque lo daña todo. No hay excusas ni justificación para lo que hice. Estoy muy arrepentido y disgustado conmigo mismo», escribió en su muro de Facebook.

Ascensos a Tercera

Por otro lado, los árbitro Nemrod Mengíbar Déniz (Las Palmas de Gran Canaria), Juan Francisco Pérez García (Sureste), Javier Guillán Mateo (Las Palmas de Gran Canaria) y Javier Tabares Ramírez (Lanzarote) han sido promocionados por el Comité Técnico de Árbitros a Tercera División.

Compartir el artículo

stats