Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sueño olímpico de Astou, Maite y Leonor llega hasta cuartos de final al caer con Francia (64-67)

Ndour con 16 puntos y 11 rebotes, la mejor de España junto a Cazorla, con 12, hicieron creer en el pase a semis con un parcial 12-2 con sabor grancanario en el último cuarto

Maite Cazorla en una acción ante Alexia Cherterau en el partido entre España y Francia de cuartos de los Juegos de Tokio

Maite Cazorla en una acción ante Alexia Cherterau en el partido entre España y Francia de cuartos de los Juegos de Tokio

Se acabó el sueño olímpico de Astou, Maite y Leonor en Tokio. La última esperanza del baloncesto español tras la eliminación del combinado masculino en cuartos, tuvo igual desenlace en el femenino al caer ante Francia por 64-67 en un encuentro en el que la selección de Lucas Mondelo tiró de orgullo en el último cuarto consiguiendo remontar el marcador, pero que finalmente el desacierto en el tiro condenó al combinado nacional.

Un día más Ndour fue la mejor jugadora de España con 16 puntos y 11 rebotes. La jugadora formada en las filas del CB Islas Canarias se juntó con Cazorla para encadenar un parcial 12-2 a falta de 3 minutos y medio y poner el tanteador del 48-55 al 60-57 gracias a los triples de Maite. En ese momento Mondelo sentó a Astou para darle respiro y Francia aprovechó para volver a coger la delantera hasta el final del encuentro.

Digna mención para el partido de Cazorla, que no se arrugó en ningún momento para tirar del carro de la selección hasta alcanzar los 12 puntos. La base grancanaria del Perfumerías Avenida sufrió una torcedura en su tobillo que la mandó al banquillo en el segundo cuarto y reapareció tras el descanso para dar esperanzas a sus compañeras. Asumió responsabilidades y lo intentó hasta el final, lanzando un triple final para intentar igualar la contienda. Tiene todo el futuro por delante Maite para hacerse con las riendas del equipo nacional.

El planteamiento físico de la selección francesa se impuso a España durante los tres primeros cuartos. Golpes y golpes a las nacionales que los árbitros no consideraban sancionar. Tanto como para que Laia Palau sufriera un manotazo en la cara en una jugada en la que Sandrine Gruda se llevó por delante también a Astou Ndour. Agresividad sin llegar a la violencia que terminó por decantar la balanza para las galas.

Marine Johannes estuvo espléndida para la selección francesa y se convirtió en la verduga de España al anotar un canastón a falta de medio minuto para la conclusión del partido cuando le restaba una décima de la posesión gala y firmar el 62-65 que llevó el encuentro a la secuencia de tiros libres por parte de los dos equipos en los segundos finales.

La escolta francesa sumó 18 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias para llevar a las suyas a la semifinal olímpica, donde las bleus se medirán a Japón el viernes después de que las niponas vencieran esta mañana a Bélgica por 86-85.

El otro lado del cuadro cita a Serbia con Estados Unidos en un duelo por todo lo alto entre la defensora de la medalla de oro de Río y máxima favorita a reeditar el campeonato junto con la reciente campeona del Eurobasket, que pondrá toda la carne en el asador en los últimos partidos de Sonja Vasic, autora de 16 puntos y 10 rebotes en la victoria de las balcánicas ante China (70-77).

Compartir el artículo

stats