Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carla cierra 16 años en la élite con ovación en Nueva York

La grancanaria, ganadora de dos títulos y exnúmero seis del mundo, cede ante Collins y dice adiós al circuito | Con 516 victorias, alcanzó siete veces los cuartos de los Grandes

Carla Suárez, esta tarde, en su adiós del tenis profesional en Nueva York.

El adiós de una jugadora irrepetible. Eterna ‘Carlita’. Carla Suárez Navarro (Las Palmas de Gran Canaria, 32 años) sucumbió ayer en la primera ronda del US Open y cierra su periplo de profesional en el circuito WTA tras 16 años de furia y magia (6-2 y 6-4) en la pista 5. La tenista grancanaria, tras despedirse de Roland Garros, Wimbledon y de los Juegos Olímpicos en la edición de Tokio 2020, completa el círculo de los Grandes como el de Estados Unidos, donde ha conquistado dos cuartos de final (en las ediciones de 2013 y 2018). 

«Me siento llena por mis éxitos y en especial de volver a esta ciudad. Es un ciclo mágico»

Carla Suárez - Exnúmero 6 del mundo

decoration

Collins, de 29 años y 26 del ranking mundial de la WTA, no tuvo piedad de la isleña, que trató de resucitar en la segunda manga para terminar siendo ovacionada por la afición norteamericana. La misma estampa que aconteció en la Central de Wimbledon, el pasado 29 de junio. A Carla solo le queda la opción de disputar la fase final de la Billie Jean King Cup -antigua Copa Federación- del 1 al 6 de noviembre si es citada por la capitana Anabel Medina. Representaría a España en su última contienda, ya fuera del circuito WTA. 

2008 y la arcilla de París   

Ante la tenista local, Carla trató de contener el juego directo con un excelso trabajo defensivo, pero careció de oportunidades en el primer set. Poco importan los diez aces de Collins, la grancanaria cierra un 2021 tremendamente emotivo tras superar el parón de la pandemia y un cáncer. ‘Siempre cuesta despedirse de los lugares especiales. Nueva York me ha dado momentos mágicos durante mi carrera. Poner aquí el punto final será muy especial. ¡Preparada para disfrutarlo!’, detalló la tenista en su cuenta de red social antes del punto y final en la élite. 

Le faltó un Grand Slam y le sobró sentimiento y furia a una carrera en la que patentó el revés a una mano ‘made in Carlita’. Participó hasta en trece ocasiones en el Abierto de Nueva York, y en su expediente dos títulos -los conquistados en Doha y en Portugal-. Besó los cuartos de final de todos los Grandes,salvo en la hierba de Londres. En total, hasta en siete ocasiones alcanzó la antepenúltima ronda en un Grande desde que lo hiciese en 2008 en su estreno en París. Una carta al mundo.

La victoria de Carla fue volver a empuñar una raqueta tras superar el linfoma de Hodgkin que se le detectó hace un año. Con el hándicap de no tener rodaje de competición, Collins aprovechó su buen momento de juego para adelantarse con un cómodo 4-0. La norteamericana venía de imponerse en San José. La isleña quiso retirarse jugando los Grandes y lo hizo desde la humildad. Bajo el silencio de la arcilla de Roland Garros, la hierba de Wimbledon y el cemento neoyorquino. Se marcha con 516 victorias por 345 perdidos, y los dos títulos citados en Oeiras (2014) y Doha (2016).

«Es el momento de pensar en el futuro y marcharme así me llena de felicidad»

decoration

En el ITF de Las Palmas de 2003 firmó su primera alegría ante Daniela Klemenschits.Dentro del circuito de la WTA, el primer triunfo fue ante la estadounidense Bethanie Mattek-Sands en tierra y en la Copa Colsanitas 2008. Pero fue en París donde se hizo inmortal hasta alcanzar los cuartos de final. Por el camino, trituró a la gran heroína local Amelie Mauresmo. Solo Jankovic pudo frenar el vuelo de una adolescente que se haría eterna.

Un adiós de cine

Nueve veces finalista en el circuito individual -reseñar la épica final con Sharapova en Roma-, Carla conquistó tres títulos en dobles. «Me siento feliz por todo lo que he logrado en mis participaciones en el Abierto y sobre todo de haber tenido la oportunidad de volver a Nueva York y vivir un ambiente tan especial. Es el momento de pensar en el futuro e irme en los términos que deseaba me hace sentir muy bien», declaró ayer.

Participó en cuatro ediciones de los Juegos y se destapó como la mejor embajadora de la solidaridad tras sonreír al cáncer. Icono de coraje y talento, mereció un adiós de más pedigrí. Solo la majestuosa Flushing Meadows estaba a la altura de un rostro que es historia. 

El día que tumbó a Mauresmo

516 victorias 

Expediente 

  • Carla Suárez completó ayer su último partido profesional en el circuito de la WTA. Alcanzó el número 6 del ranking mundial en febrero del 2016. Ganadora de dos títulos (Oeiras y Doha), fue finalista en nueve ocasiones. 516 victorias en su carrera y 342 derrotas. En la modalidad de dobles, contabilizó 137 triunfos y 120 derrotas -tres coronas-. 

86 triunfos  

En los ‘Grandes’ 

  • En los Grand Slam, Carla Suárez contabiliza 86 victorias y 48 derrotas con el tope de los cuartos de final en siete de ellos -dos en la arcilla de París (2008 y 2014), tres en Australia (2009, 2016 y 2018) y dos en Nueva York (2013 y 2018). Su presentación al mundo fue la victoria ante la tenista gala y exnúmero uno Amelie Mauresmo. Lo hizo con 19 años en 2008 y pasó del puesto 132 al ‘top ten’ de la raqueta.  

Icono de superación  

Ronda de despedidas

  • Carla ha logrado emocionar a todo un país. Tras superar un linfoma de Hodgkin -abril del 2021-, comenzó su ronda de despedidas en plena competición en la arcilla de París y en la hierba de Londres. La central del All England Lawn Tennis se puso en pie para despedir a la isleña.

Compartir el artículo

stats