La selección española de fútbol Sub 21 visita esta tarde a Lituania (16.30 horas) en la segunda jornada de la fase de clasificación para el Europeo de la categoría, que afronta impulsada por el gran debut de la nueva hornada frente a Rusia que le colocó en el liderato de su grupo.

Con sendos dobletes de Fer Niño y Yéremi Pino, la Rojita abrió su nueva era en Almendrajo con una contundente goleada frente a Rusia (4-1) y ahora llega al LFF Stadium de Vilnius preparada para extender su gran comienzo.

El seleccionador español Luis de la Fuente podría introducir cambios para refrescar al equipo, aunque se espera que mantenga la columna vertebral con Arnau Tenas en portería, Alejandro Francés y Hugo Guillamón como pareja de centrales, Unai Vencedor en el eje y el tridente ofensivo que completa el capitán del equipo, Bryan Gil.

En el estadio lituano le espera un rival que, por contra, empezó esta fase de clasificación con derrota a domicilio frente a Eslovaquia (3-1) y que está obligado a reaccionar si no quiere ver cómo sus opciones empiezan a esfumarse demasiado pronto.

Tras esta jornada, que España espera cerrar con pleno de puntos, el equipo descansará hasta el mes que viene, cuando encadenará dos partidos en casa frente a Eslovaquia (8 octubre) e Irlanda del Norte (12 octubre).

Por otro lado, el seleccionador Luis de la Fuente valoró la figura de Yéremy Pino, el futbolista más destacado del estreno contra Rusia, gracias a sus dos goles y dos asistencias; jugando primero escorado a banda derecha y en la segunda parte como mediapunta.

«Yeremy, teniendo esa versatilidad de la que hablaba, es un claro exponente de ello. En su club ha jugado también de segundo delantero, tiene muchas posibilidades y vamos a intentar sacar el máximo rendimiento. Siempre con la participación y la colaboración de otros compañeros. Rindió muy bien porque tuvo a asistentes que le dieron balones en ventaja, además de su capacidad para definir jugada», concluyó.

Al mismo tiempo, se refirió se refirió al choque: «Espero un partido muy disputado que puede estar condicionado por el terreno de juego, que es de césped artificial y de dimensiones muy reducidas. Eso va a hacer que sea un partido de máxima exigencia y concentración. Además, contra un equipo muy motivado jugando contra España. Tenemos que mantener la misma tensión del primer partido para seguir encadenando buenos resultados», dijo el seleccionador español sub 21.