Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fred Vergnoux Nuevo director técnico del CN Metropole

«Con el trabajo y la paciencia los resultados llegan»

El director técnico Fred Vergnoux, ayer, en las instalaciones del Club Natación Metropole.  | | LP/DLP

El director técnico Fred Vergnoux, ayer, en las instalaciones del Club Natación Metropole. | | LP/DLP

Fred Vergnoux inicia un nuevo ciclo en su trayectoria deportiva. Tras los Juegos de Tokio, el francés dejaba su cargo como entrenador jefe de la Federación Española de Natación, y máximo responsable de la preparación de Mireia Belmonte, para convertirse en el nuevo director técnico del Metropole. Ayer, empezó a ejercer como tal.

Comienza una nueva aventura en su ya dilatada y exitosa carrera como entrenador. ¿Ilusionado con el reto que ahora le propone el Metropole?

La ilusión no falta. Ver esta cantidad de gente en el club, los pequeños de la escuela de natación, otros haciendo saltos y otros practicando waterpolo, es algo brutal. Muy contento, la verdad. Tenemos que trabajar con mucha paciencia en el inicio, aunque yo no tengo mucha, para organizar bien la cosas, los grupos y ponerse ya manos a la obra.

¿Cuál es el planteamiento inicial en esta etapa?

El primer ciclo, que nos llevará hasta diciembre, es el reorganizar los grupos y pedir algo más de eficiencia en el trabajo de técnica pura, no solo en los absolutos sino en cualquier categoría. Luego hay que ver cómo enfocamos el trabajo con los nadadores internacionales y nacionales adscritos al club, el cuidar a esa gente que tiene exigencias altas en el día a día. También quiero estar con los entrenadores de base. Una de las primeras reuniones que voy a tener es con la gente de la escuela de natación, que es muy grande y potente, y trabajar sobre los contenidos y el desarrollo del programa. También quiero conocer el club, compartir con la gente del resto de deportes, con los socios, ayudar a los másters y hacer algún clinic. La lista de ideas es larga.

¿Qué le llevó a decantarse por el Metropole y dejar su labor en la Federación Española?

Me atrajo porque el Metropole es un club histórico en España. Quería dar un golpe para, no sé si reiniciar, pero sí motivar y dar otra vez ilusión a todo el mundo. Todo eso pasa por los técnicos, porque son la clave de todo eso. El entrenador que está a pie de piscina tienen en su mano el motivar a los jóvenes, pero también de animarlos, y a los directivos, a los padres, a los que vienen de fuera... Que la gente se de cuenta del potencial que tienen un sitio como este, porque no hay muchos. La normalidad de estar en este club la debemos replantear y decirle a la gente que lo que tenemos no es normal y debemos aprovecharlo mucho más.

«Cualquier club con una piscina de 50 metros puede hacer cosas importantes; y en el Metropole hay dos»

decoration

¿Le ha sorprendido el parón de la natación canaria, históricamente una de las más potentes de España y ahora sin referencias en la élite?

Sí. Estoy al día de lo que ha sido la natación canaria. Pero creo que está pasando lo mismo que en el resto del mundo, no solo aquí. Pasa en todos los sitios, en todos los clubes. Ahora todo es mucho más fácil. Se quiere todo al instante y la gente vive de eso. Y la natación es todo lo contrario. Son adaptaciones, transformaciones que funcionan a largo plazo. Siempre uso el ejemplo de Mireia Belmonte. Con ella hacíamos ciclos de dos años, de 2010 a 2012 para Londres, luego de 2012 a 2014... Pero ya Mireia era un producto bien hecho. Para hacer algo de un niño o niña que empieza en la escuela y luego va pasando por las distintas categorías hasta llegar a la absoluta, son mínimo 10 o 12 años. Y ahora la gente parece que no quiere entender eso, quiere conseguir resultados ya mañana mismo, quiere inmediatez. Eso es un peligro importante. Nosotros tenemos mucho tiempo de entrenamiento, de sacrificio, en vacaciones en festivos... Eso no va a cambiar. Los campeones salen de esta forma de trabajar. Eso lo tenemos que volver a replantear y para eso estoy aquí. Para convencer a todos de que con el trabajo y la paciencia acaban llegando los resultados. Es importante asegurarse de que el deportista está progresando, que está mejorando en el aspecto técnico, que él note que va dando pasos hacia delante. Cuando eso funciona, la suma de esos pequeños pasos hace que pueda soñar con conseguir cosas importantes.

¿Considera que hay mimbres en el Metropole para volver a brillar en la élite?

Cualquier club que tenga una piscina de 50 metros, y aquí tenemos dos, se puede conseguir cosas importantes. He obtenido resultados importantes al más alto nivel entrenado en piscinas de 25 metros; no teníamos acceso a las de 50, teníamos que irnos de concentraciones y todo se hacía mucho más complicado. El Metropole, en cuanto a instalaciones, es un oro. Las tenemos que manejar bien, tenemos que organizarnos para compartir el espacio entre todos los deportes y los socios. Pienso que con una buena organización podemos trabajar perfectamente. Luego, asegurarse de que cada entreno lo estamos haciendo bien para preparar la competición, que es lo importante. Al final, es lo que queremos. Un entreno es una preparación de la competición; y si cuando el entreno acaba estamos seguros de que el nadador está mejor preparado para competir, pues damos un pequeño paso hacia delante; sumando esos pequeños pasos tendremos más opciones en la competición.

El Metropole es, según usted, oro en instalaciones, y también en cuanto a número de deportistas en sus filas...

Por su puesto. Si nos fijamos en las cualidades físicas de Mireia, no tiene nada que ver con la competición de alto nivel. Pero ha logrado todo, incluido lo más grande, un oro olímpico. No digo que cualquiera lo pueda conseguir, porque es muy difícil, pero si lo intentamos al menos ya es un mérito.

«En España se valora poco la figura del entrenador, y no sé de ningún deportista que ganara sin ellos»

decoration

Ahora que se refiere a un oro olímpico, lo más grande para usted que puede conseguir un deportista. Viene de los Juegos de Tokio. ¿Cómo valora el papel de la natación española en esta cita japonesa?

Creo que tener a dos jóvenes como Hugo González y Nico García en finales olímpicas ha sido una cosa muy positiva. Ejemplifican un poco la transición que se está viviendo en la natación española entre gente veterana como por ejemplo Mireia Belmonte y Jessica Vall, que cuentan con mucha experiencia y que no sé si van a seguir o no, y ellos. Para ellos estar en una final olímpica supone un paso muy importante para sus carreras deportivas. En el caso de Mireia, fue un poco frustrante el quedarse a solo 23 centésimas del bronce en los 400 metros estilos. Da rabia, pero siempre digo que el deporte termina por ponerte en su sitio, y ese resultado dice que igual le ha faltado un par de semanas o un mes de trabajo, tuvo problemas de lesiones, llegamos un poco cortos.

De cara a París queda mucho, pero el presidente del Gobierno ha anunciado una inversión de mil millones de cara a este próximo ciclo olímpico.

Es importante invertir en el deporte. Muchas veces en el deporte esa inversión no tiene retorno en cuanto a medallas o títulos... Pero es lo que hay. Existen países que tienen cultura del deporte, cultura de la medalla, del orgullo de competir por su país. Quizás eso en España nos falta un poco. Es positivo que se invierta en deporte. Creo que sería muy interesante que ese dinero llegue a los técnicos. En España se valora muy poco la figura del entrenador y no conozco a ningún deportista ganar sin ellos.

Compartir el artículo

stats