Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol

El Guaguas, a ritmo de salsa

El opuesto cubano Yosvany Hernández, que consigue anotar 30 puntos, resulta clave en la trabajada victoria por 1-3 del conjunto grancanario en el feudo del Vóley Palma

Yosvany Hernández realiza un remate ante el bloqueo de Lladó. | | CV PALMA

Yosvany Henández llevó en volandas al Guaguas hacia su segunda victoria consecutiva en la Superliga Masculina de voleibol. El jugador cubano, tras lograr anotar 30 puntos, resultó fundamental en la victoria por 1-3 que conquistó el equipo grancanario en la pista del Vóley Palma, otro de los aspirantes al título liguero al que los amarillos le tienen comida la moral tras derrotarle otra vez después de que hace unas semana lo hiciesen en la Supercopa.

Los visitantes arrancaban con las mejores sensaciones ante un rival que no se encontraba cómodo, y que sufría para mantener el ritmo de los canarios. Estos no tardaban en provocar el primer tiempo muerto con un 3-9. Aunque los locales intentaban reaccionar, se topaban con Moisés Cézar en la red y con un Yosvany Hernández que comenzaba a aparecer en escena sacando a pasear su mortífero látigo (8-16). El acierto de Almansa y de Borja Ruiz servía para cerrar el primer set (15-25).

El Palma tomó ventaja enla segunda manga (4-1 y 9-7). El Guaguas conseguía igualar la contienda, pero los baleres volvían a tomar la cabecera(14-10). Otro nuevo arreón visitante permitió llegar a la fase decisiva con empate a 24. Sin embargo, un gran remate de Pernambuco y un bloqueo de Manu servían al Palma para instalar el 1-1 ( 26-24).

Yosvany Hernández y Hage ponían la directa y el Guaguas ponía tierra de por medio en el arranque del tercer set (3-7). Los amarillos ya no dejaron nunca escapar la ventaja para firmar el 1-2 (18-25).

El Palma recobraba la delantera en el electrónico en los albores del tercer set. Los hombres de Sergio Miguel Camarero igualaron (8-8), aunque de nuevo se vieron abajo (11-8). Entonces, los visitantes tiraban de pico y pala y encontraban, una vez más, en la voracidad de Yosvany Hernández en ataque el remedio para ponerse arriba en el electrónico (16-1).

Pernambuco daba el do de pecho para mantener al Palma en el partido, pero Yosvany Hernández se mostraba intratable machacando una y otra vez la defensa del rival. Con 19-22, el cuarto asalto entraba en la recta final.

El cuadro balear lo seguía intentando. Esto no le bastó ante la solidez de un Guaguas que no hacía concesiones y que cerraba la manga con un 20-25 que le daba la segunda victoria consecutiva de la temporada (1-3).

Compartir el artículo

stats