Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tenis

La primera semana sin Carla Suárez

La tenista grancanaria empieza una nueva vida fuera del circuito profesional, al que llegó en 2007, tras su retirada en la Billie Jean King Cup - Dos títulos de la WTA alumbran su palmarés

Carla Suárez, en Praga, tras el homenaje que recibió por parte del equipo nacional y de la Billie Jean King Cup. | | RFET

«Es imposible que me eche atrás, tengo las cosas muy claras y muy meditadas. Voy a poner punto y final a mi carrera, eso es seguro. Poder compartir con mis compañeras una semana más y poder disfrutarlo por última vez para mí es muy positivo».

La carretera que llevó a Carla Suárez Navarro hasta su retirada ha sido más sinuosa de lo que nunca imaginó. Desde el 3 de diciembre de 2019, el día que anunció que 2020 sería su curso final, hasta el 3 de noviembre de 2021, el último día que pisó una pista de tenis, pasaron casi dos años. En total, un año y once meses, 701 días, donde Carla Suárez se topó con una pandemia y se enfrentó a un linfoma de Hodgkin para volver a las pistas y despedirse del tenis con la raqueta en la mano, el deporte que la encumbró.

Porque Carla Suárez eligió el tenis pero pudo escoger cualquier otra disciplina que habría destacado. Lo suyo era el deporte: baloncesto, fútbol, tenis o lo que le pusieran por delante. Ahora, tras toda una vida con la raqueta entre manos, Carla Suárez vive su primera semana de retiro.

Todo después de estar 14 años dentro del circuito profesional del tenis femenino en una carrera que Carla Suárez empezó a apuntalar mucho antes. En 2007 empezó su despegue definitivo, con su primera participación en la ronda previa del US Open, el último Grand Slam que visitó como profesional para cerrar un círculo perfecto. Y es que desde 2003 el nombre de Carla Suárez empezó a sonar cuando se presentó con solo 14 años en su primer torneo serio: el ITF Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

A partir de ahí su carrera despegó. Apenas un año después, con solo 16 años, ganó su primer torneo ITF en Mallorca. En total, seis títulos en el circuito antes de dar el salto al mundo profesional en 2007, en una travesía que se ha alargado hasta 2021. Toda una vida en la élite del tenis mundial femenino que le coloca en el olimpo del deporte canario.

La carrera de Carla Suárez tiene en sus vitrinas dos títulos individuales WTA: Oeiras en 2014 y Doha en 2016. Además fue finalista en nueve ocasiones New Haven (2018), Antwerp, Miami, Roma (2015), Acapulco, Oeiras (2013), Oeiras (2012); y Marbella (2010 y 2009). En dobles, las cosas tampoco le fueron mal con tres títulos, todos junto a su amiga Garbiñe Muguruza en Birmingham, Tokyo(2015) y Stanford (2014). A eso hay que sumarle otras seis finales más en su currículo.

El camino de Carla Suárez en los Grand Slam tiene también letras mayúsculas con siete presencias en los cuartos de final: tres veces en Australia, dos en Roland Garros y otras dos en el US Open. En Wimbledon, alcanzó los octavos en tres ocasiones. Los cuartos fueron una barrera insuperable para la grancanaria, que pudo decirle adiós en el año de su retirada a los torneos de Nueva York, Londres y París.

Espíritu olímpico

Algo que tenía entre ceja y ceja Carla Suárez desde el momento en el que decidió colgar la raqueta era participar en sus cuartos Juegos Olímpicos. Solo Arancha Sánchez Vicario llegó a enlazar cuatro citas olímpicas en el tenis femenino nacional. Un hito que logró este verano, con un partido emocionante frente a la tunecina Ons Jabeur, ya que Carla Suárez volvió a ganar un partido individual tras superar el cáncer.

Su final volvió a ser con la camiseta de España en la Billie Jean King Cup. Un torneo donde el equipo nacional se quedó sin Garbiñe Muguruza y Paula Badosa por culpa de un calendario apretadísimo. Todo antes de encarar la primera semana sin Carla Suárez, leyenda ya del deporte canario.

Compartir el artículo

stats