Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

Todas quieren ser Astou Ndour

La canterana de SPAR Gran Canaria, flamante campeona de la WNBA, recibe el cariño de su club, al que espera volver algún día para volver a jugar y cerrar el círculo

Algunas de las jugadoras más jóvenes de la familia del SPAR Gran Canaria, ayer, junto a Astou Ndour, durante su homenaje. | | JUAN CASTRO

Hay aplausos y aplausos. Hay aplausos que suenan a compromiso, sobre todo cuando los actos y discursos se alargan, y hay otros que suenan a corazón. En el Pabellón de La Paterna retumbaron un par de ovaciones a lo grande en la tarde de ayer. Hubo más, pero el primero y el último del día eran de admiración, respeto y gratitud.

Cuando Astou Ndour entró por el recinto deportivo, escoltada por las más jóvenes del SPAR Gran Canaria, los decibelios subieron. Fue un túnel de palmadas, una melodía completa entre rostros de asombro de las más pequeñas. Al final, cuando la pívot tomó el micrófono para firmar el epílogo de su homenaje, la ovación tapó su discurso. «No tengo palabras. Gran Canaria es mi casa, lo saben. Me encantaría volver a jugar en esta cancha donde empezó todo», soltó la pívot hispanosenegalesa, campeona de la WNBA con Chicago Sky. Todas quieren ser Astou.

Astou Ndour no paró de hacerse fotos y dedicar sonrisas. | | JUAN CASTRO

Todo en el día en el que su club, el SPAR Gran Canaria le rindió un tributo que no olvidará. Arropada por sus dos grandes familias, la genética, que llegó desde Senegal para el acto, y la deportiva, con Domingo Díaz y Begoña Santana, el matrimonio que modeló su carrera para que iniciara una trayectoria que le ha llevado a ser campeona de la mejor liga del mundo. Casi nada.

Aquella niña que llegó con 14 años desde Senegal para intentar hacerse un hueco en el deporte profesional es hoy un referente en La Paterna. Su foto luce junto a las de Leticia Romero y Leo Rodríguez –ambas familias acompañaron a Ndour en el acto– como medallistas olímpicas del club. «Es un ejemplo para nosotras, un gran espejo donde vernos todas. Nosotros nos miramos en ella. Ha trabajado durísimo y ver lo que ha logrado con su esfuerzo nos hace trabajar muy duro. Es un ejemplo para África y para Gran Canaria», decía Sika Koné, pívot maliense del primer equipo amarillo.

Todas quieren ser Astou Ndour | JUAN CASTRO

Ganas de mejorar

Astou Ndour repasó junto a Begoña Santana algunos de los momentos que marcaron aquellos primeros días de entrenamiento, de sus ansias por aprender y querer mejorar. «Cogió la disciplina. Me acuerdo de un día en el que le tuve que decir a Domingo que le dejara entrenar más porque lo pedía casi llorando», contó Begoña Santana.

Mujer, africana y referente, no solo del deporte sino también de la integración. Eso fue lo que destacó Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria, que aprovechó para atacar los discursos que se mueven en la xenofobia y la aporofobia. «Ha vencido los obstáculos que se le han puesto por delante. Es una gran historia de superación. La inmigración no es un problema de inseguridad, la inmigración supone un valor extraordinario para defender la riqueza de un país. Es importante frente a los que utilizan el odio», sentenció Morales.

Todas quieren ser Astou Ndour

Ángel Medina, presidente de SPAR Gran Canaria, explicó por qué su entidad apuesta por mantener año tras año el patrocinio al equipo: las mujeres necesitan este apoyo. «Constancia trabajo y sacrificio. Nada es gratis, nada es fácil. El trabajo que ha hecho este club durante 42 años es un referente. Nunca se podrá pagar el trabajo de este matrimonio. Siempre vamos a estar al lado de ellos porque sabemos de la importancia que tiene apoyar el deporte, pero sobre todo al deporte femenino. Hay que implicarse más, apoyarles, tienen muchas necesidades que el deporte masculino, que ya camina por sí solo», sentenció. Fue otra de las grandes ovaciones de la tarde.

Francisco Castellano, consejero de Deportes del Cabildo, hizo un llamamiento a las «nuevas generaciones» que se asoman a La Paterna. «Seguiremos apoyando el deporte femenino y el baloncesto femenino. Y apoyar el baloncesto femenino es hacerlo al Islas Canarias, que tiene embajadoras como Astou Ndour», apuntó.

Todas quieren ser Astou Ndour

Y de embajadoras a cónsules. Katia Van Bockel, cónsul honoraria de Senegal en Canarias, recordó los problemas de visados para que Astou y otras de sus compañeras pudieran dejar su país para empezar su aventura en las islas. «Eres un dolor de cabeza, pero bendito dolo de cabeza, cuando Domingo acudió a mi padre por primera vez para intentar traerte. Ahora muchas quieren seguirte como hiciste tú: llegar a un club sencillo, que te acogieron como en casa», desveló la diplomática.

Una fiesta para Astou Ndour donde estuvo representada gran parte del baloncesto grancanario. Enrique Moreno, Juanra Marrero, Willy Villar o su compatriota Ilimane Diop acudieron por parte del Gran Canaria. «Es un orgullo, la verdad es que estoy muy contenta por ella. Se merece todo lo bueno que le pase», decía Diop, cuya historia se asemeja a la de Astou. Después llegó el sinfín de fotos, selfies y autógrafos. Y es que no todos los días hay una campeona de la WNBA a tu lado. Un espejo para todas en La Paterna.

Compartir el artículo

stats