Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda RFEF

San Mateo ya saborea su ‘Copa’

La Vega vive con ilusión el enfrentamiento histórico del miércoles ante la Real Sociedad en el Gran Canaria | La cita acapara muchas conversaciones en los bares y en la calle

San Mateo ya saborea su ‘Copa’ |

En San Mateo no se habla de otra cosa que de un partido antes de jugarse ya es histórico, justo desde el momento en que el sorteo de la primera eliminatoria de la Copa del Rey emparejo al equipo del pueblo, de unos 3.000 habitantes, con la Real Sociedad de Fútbol. Un Primera por primera vez. Que no subirá a la Vega, porque el duelo se disputará en el Estadio de Gran Canaria el miércoles (20.00 horas, DAZN), pero que ha despertado una ilusión tremenda prácticamente en toda la localidad.

Pasan las 12.00 del mediodía y cae la mundial sobre San Mateo. Ha llovido durante buena parte de la noche y también de la mañana, pero la vida no para. El mercadillo, con algo menos de gente de lo habitual, está a pleno rendimiento. La famosa Panadería Pulido, la fundadora del club, ve entrar y salir personas que buscan pan, pastas, turrones o dulces. Y el campo municipal vive partidos, primero del benjamín, luego del infantil.

En la cantina, casi repleta entre los que piden y los que se refugian del agua, se concentran varios de los seguidores que dentro de tres días bajarán a la capital. «Esto está a la orden del día. Es el tema de actualidad. Yo creo que hasta el covid desapareció con esto. Todo el mundo está hablando de las entradas, diciendo que el miércoles vamos para abajo... ¡Pues para abajo todo el mundo!», comenta Octavio Santana, vecino del pueblo.

«Se habla bastante. De hecho, tengo un chat de grupo con antiguos compañeros y todos están ilusionados y entusiasmados. También se oyen murmullos por el pueblo, los taxistas... Todo el mundo está deseando que llegue el día», corrobora Manolo Rodríguez, dueño de una ferretería de la avenida principal.

Todavía no tiene claro si podrá acudir el Gran Canaria, porque «lo primero es el negocio, eso es evidente», pero no lo descarta: «Si me puedo escapar un poco antes para poder bajar al Estadio, seguramente lo haré». Porque puede que el Panadería Pulido San Mateo, equipo humilde que milita en la cuarta categoría nacional –nueva– por primera vez, nunca vuelva a enfrentarse a uno de la máxima.

San Mateo ya saborea su ‘Copa’

«No es un partido más. Es un partido histórico para el club que sucede una vez en la vida. Ojalá se repita, pero en principio es una vez en la vida y hay que aprovecharlo y vivirlo con ilusión con los chiquillos», defiende Jaime Entrena frente a uno de los almendros que adornan los alrededores del campo municipal.

Optimismo

Allí, Octavio Santana traslada el mismo pensamiento: «Está claro que es un hecho histórico ir al Estadio de Gran Canaria con el Panadería Pulido a ver jugar a un equipo de Primera. Todo puede pasar. La ilusión es lo que no vamos a perder». Su hijo Ismael, al lado, no tiene problemas en confesar que el miércoles quizá cambie su rutina. «Yo creo que no voy a ir al instituto. Estaremos todos los amigos juntos y apoyaremos al equipo en todo momento», revela.

Todo el mundo tiene ya más o menos trazado un plan para el día más glamuroso para el Panadería Pulido. Unos, más discretos. «Siendo miércoles laborable, de especial tiene poco. Eso sí, lo celebraremos pase lo que pase y tomarlo con ganas», comenta Entrena. Otros, más festivos. «Seguro que quedaremos en algún sitio para echarnos un par de ron miel, que la noche estará fría seguro», garantiza Octavio Santana.

En esa misma línea se muestra Alexander Ramírez, que disfruta junto a dos amigos de la primera cerveza del día uno de los bares de la localidad tras una dura semana de trabajo. «Con ganarles 1-0 tenemos, no hay que meterles muchos porque es a partido único. Yo esto no me lo pierdo. Vamos por lo menos siete u ocho amigos para abajo en la guagua para poder echarnos un par de copas [se ríe]. Me crié aquí, jugué en toda la cadena, desde benjamines hasta juveniles, y no puedo faltar», dice.

La gran mayoría de los que asistirán al duelo de la primera eliminatoria de Copa ante la Real lo harán en guagua, seguramente en un servicio especial que la entidad ya ha solicitado. Al final del sábado ya había vendidas más de 1.500 entradas, a 15 euros para el público en general, a 10 para cualquiera que esté abonado a un club de fútbol de Gran Canaria, y gratis para los jugadores federados menores de 14 años. La previsión, tal y como revela Arturo Martínez, tesorero del club, es alcanzar los 3.000 espectadores.

San Mateo ya saborea su ‘Copa’

Como uno más, también aparece por una de las aceras de la travesía, mientras la lluvia da un respiro. «Todo el municipio lleva con la comidilla desde que salió la bomba de la Real Sociedad con nosotros en el sorteo. Conozco varias peñas de aficionados que han quedado ya para bajar más temprano a Las Palmas y que se han tomado el día libre», revela.

Al mismo tiempo, apunta que una comitiva del club vasco, encabezada por su presidente, Jokin Aperribay, subirá hasta San Mateo para celebrar la comida protocolaria y actuar como anfitriones en el pueblo aunque el partido de juegue en el Gran Canaria. Como él mismo y otros vecinos aseguran, la Real, que durmió anoche como segundo clasificado de Primera, es «lo mejor que podía tocar».

Nadie duda de que «lo importante» para el Panadería Pulido San Mateo es la Liga, en la que se encuentra penúltimo antes de su visita hoy al Antequera de Málaga. «No vamos bien y hay que poner empeño en mantener la categoría, pero ilusión, toda la del mundo», señala Jaime Entrena.

Se acerca la hora de comer mientras la lluvia vuelve a aparecer con fuerza y las calles se vacían. Pepe Silva, el que ha hecho de cicerone, garantiza que la gente volverá a salir un poco más tarde. La Panadería Pulido ve cómo el goteo de personas disminuye. Es tiempo de echar la tarde.

Los partidos en el campo municipal también se toman un descanso. Allí, como muchos del pueblo, jugó Manolo Rodríguez, que resume lo que significa el partido ante la Real. «Un equipo que ha salido de la nada y llegar a donde está ahora, pues imagínate lo que es para el pueblo, la afición y los que hemos pasado por el club. Es un día grandioso». San Mateo ya degusta su Copa.

Compartir el artículo

stats