Voleibol

El Guaguas logra despertar a tiempo para remontar

El conjunto grancanario arranca la segunda vuelta liguera con un triunfo en la cancha del Boiro, donde empieza perdiendo (1-3)

Los amarillos Yadrián Escobar -izquierda- y Matt Knigge siguen con la mirada el balón en un ataque del Boiro, ayer. | | CV BOIRO

Los amarillos Yadrián Escobar -izquierda- y Matt Knigge siguen con la mirada el balón en un ataque del Boiro, ayer. | | CV BOIRO / V.P.

V.P.

El Guaguas despidió ayer el año reencontrándose con el triunfo en la Superliga Masculina de voleibol. Tras su tropiezo de la pasada jornada en la pista del Melilla, el cuadro amarillo inició la segunda vuelta del torneo liguero en la pista del Boiro gallego (1-3). La escuadra isleñase repusode su mal inicio de partido para remontar.

Gran puesta en escena de los locales (6-2). Ni el tiempo muerto del técnico grancanario Sergio Miguel Camarero cambió la dinámica ante un rival que no bajó el ritmo en ningún momento y mantuvo la distancia conseguida al comienzo (25-17, 1-0).

Declaración de intenciones del Guaguas en el arranque del segundo set: 0-5. Punto a punto, el conjunto amarillo seguía ampliando distancias hasta el 5-12, con un Yadrián Escobar rompiéndola en el ataque insular. Un gran remate del cubano cerraba el parcial con un 15-25 para el 1-1.

La dinámica positiva de los isleños siguió en los inicios de la tercera manga, aunque el Boiro logró apretar el marcador e incluso ponerse por delante (10-9). El tiempo muerto visitante tuvo el efectoy el Guaguas volvía a controlar el choque. Sin embargo, cuando parecía que se iba en el marcador, aparecía Felipe Benavidez para voltear el tanteador (16-17).

Momento clave y 1-2

En ese momento importante del set, surgió la figura de Borja Ruiz en los amarillos, que con un parcial de 0-4 ponían el 16-20. Los hombres de Sergio Miguel Camarero siguieron apretaron, pero el Boiro no tiró la toalla. El parcial de 3-0 dejaba el 23-24. Tras el tiempo muerto del Guaguas, un error local otorgó la manga al cuadro isleño por 23-24 (1-2).

El cuarto periodo con mucha igualdad y ambos equipos atacando con mucha efectividad. Pero con empate en el marcador, el Guaguas encontró a Knigge y Almansa para abrier distancias en el luminoso (6-9). Después del tiempo muerto del Boiro, la pared de amarilla en la red marcaba la diferencia. Además, Escobar aparecía con su potente remate en ataque (9-14). La reacción gallega no puso nerviosos a su rival. Con 16-20, el técnico local paró el duelo y su equipo se puso a un punto, pero volvía a aparecer el mejor del partido, Yadrián Escobar, para sentenciar: 21-24 y 1-3.